Baldomero Fernández, “Ferla”: ejecutado por el franquismo, purgado por el PCE

En el 75 aniversario de su asesinato, una iniciativa ciudadana pide que sea homenajeado por el Ayuntamiento de Ribera de Arriba, su localidad natal.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

El 15 de noviembre de 1947, en la cárcel de Oviedo/Uviéu era ejecutado en el garrote vil el guerrillero antifranquista Baldomero Fernández Ladreda, “Ferla”. Llevaba desde 1937 “fugao” en los montes asturianos, combatiendo al franquismo con las armas. Una década de clandestinidad y persecución a la que se había sumado en 1946 su expulsión del Partido Comunista de España.

Nacido en 1906 en Soto de Ribera, en las inmediaciones del concejo de Oviedo/Uviéu, Fernández trabajó en la fábrica de cemento de Tudela Veguín, donde destacó como dirigente sindical de la UGT. En la huelga general revolucionaria de 1934 capitaneó la toma de la fábrica que la Unión de Explosivos Riotinto tenía en La Manjoya. Tras el fracaso del movimiento revolucionario fue represaliado, y en la cárcel, en contacto con los presos comunistas se pasó a las filas de un PCE que comenzaba a despuntar como vector emergente del movimiento obrero español. Liberado con el triunfo del Frente Popular, ya como militante comunista juega un papel destacado en la resistencia al golpe de Estado. El historiador Ramón García Piñeiro, autor de “Ladreda y la guerrilla en Asturias (1937-1947” destaca que durante la Guerra Civil en Asturies “por su valentía y determinación, experimentó un ascenso fulgurante en el escalafón del Ejército Popular, pasando en menos de tres meses de anónimo miliciano a mayor de Brigada, grado asimilado al de general”. “Organizó en milicias a los militantes de las Juventudes Socialistas Unificadas de Ribera de Arriba, conformó una unidad de combate con más de medio millar de efectivos denominada Batallón Ladreda y, desde el 21 de octubre de 1936, ya como mayor de Brigada, acreditó sus dotes como estratega, su carisma personal y su capacidad de liderazgo en las principales contiendas libradas en el norte de España, desde el cerco y asalto a Oviedo hasta la batalla del Oriente de Asturias, pasando por el frente de Bilbao” destaca el autor de su única biografía, basada en el archivo personal que el militante fue formando durante su corta vida.

El grupo guerrillero “Los Caxigales”. Foto: Constantino Suárez/Museu del Pueblu d´Asturies.

Refugiado en el monte tras la caída de Asturies en manos franquistas, con los socialistas Arístides Llaneza y José Fernández Peón funda en agosto de 1943 el Comité de Milicias Antifascistas de Asturias, la segunda organización regional surgida en la España de posguerra de esta naturaleza. Según Piñeiro este organismo, que reunía a antifranquistas de todas las tendencias, logó evitar que los fugaos se comportaran como bandoleros preocupados solo por su supervivencia. “Ferla”, como sería conocido, “se encargó de asignarles objetivos políticos y dotarlos de la condición de guerrilleros para vertebrar un movimiento de resistencia armada al franquismo en Asturias” resume su biógrafo.

Si la marcha favorable de la Segunda Guerra Mundial mantuvo la esperanza en una intervención exterior que combinada con las guerrillas del interior propiciase la caída del franquismo repitiendo los modelos de la liberación de Francia o Italia, el curso de los acontecimientos fue disipando estas ilusiones. En 1946 socialistas y comunistas caminan ya cada uno por su lado. Mientras el PSOE da por perdida la batalla y usa los armas solo para la autodefensa, la dirección del PCE, exiliada en Francia, sigue alimentando la esperanza en la lucha guerrillera. En 1946 los comunistas asturianos organizan su propia Agrupación Guerrillera con un planteamiento todavía a la ofensiva. Para dirigirla el partido envía a hombres curtidos en la Resistencia francesa. La relación entre los guerrilleros venidos de Francia y los que llevan en el monte desde 1937 no siempre será buena. En Asturies saltan chispas y “Ferla” va a perder en el choque de trenes. Discrepa con el planteamiento de la dirección, que considera desconoce la realidad española, aboga por colaborar con militantes de otras organizaciones, y plantea, en la línea del PSOE, no quemar a los guerrilleros en acciones suicidas. Acusado de traición, es expulsado del PCE, y se plantean todo tipo de dudas morales sobre él.

Su caso no es una excepción en un momento en el que Santiago Carrillo y Dolores Ibárruri, recién llegados a Francia, buscan reafirmar su autoridad tras haber pasado la Segunda Guerra Mundial en América y la URSS. Serán años duros para los dirigentes “excesivamente autónomos” que como Jesús Monzón acaban expulsados, o como Gabriel León Trilla, son directamente asesinados .

“Detenido en septiembre de 1947, no habrá clemencia con él a pesar de estar ya fuera del PCE”

Fuera del partido no durará mucho. Detenido en septiembre de 1947, no habrá clemencia con él a pesar de estar ya fuera del PCE. Es juzgado y condenado a muerte, sin por ello dejar de ser repudiado por su partido. Tan solo un año más tarde, Stalin planteará en Moscú a Santiago Carrillo y Dolores Ibárruri ir enterrando la lucha guerrillera y olvidar la posibilidad de un asalto frontal a la dictadura. Solo entonces el partido dará por muerta la vía armada.

Indalecio Prieto con los últimos guerrilleros socialistas evacuados a Francia en 1948.

En el 75 aniversario de su ejecución, diferentes personalidades asturianas relacionadas con la memoria histórica, como el ex director de la Fundación Juan Muñiz Zapico, Benjamín Gutiérrez, los cineastas Ramón Lluis Bande y Alberto Vázquez, o los historiadores Francisco Erice, Arantza Margolles, Ramón García Piñeiro y Carmen García, han pedido al Ayuntamiento de Ribera de Arriba que Baldomero Fernández sea reconocido por la corporación de su localidad natal como “destacado luchador por las libertades y contra el fascismo” mediante una resolución municipal y la colocación de una placa conmemorativa en un lugar representativo.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí