Un centro autogestionado con cultura y atención a la infancia, propuesta ciudadana para La Vega

"Fábrica de Ideas", un proyecto participativo en el Campus del Milán lanza alternativas al expolio de la Fábrica de Armas

Recomendados

Andrés Illescas
Andrés Illescas
Es periodista.

Hay alternativas a la conversión de la Fábrica de Armas de La Vega en viviendas, a pasar una autovía por su interior y a demoler buena parte del patrimonio industrial de la capital del Principado. Así lo han demostrado los jóvenes participantes en el Laboratorio de Experimentación Innovación y Producción Colaborativa. En esta actividad, desarrollada en el Campus del Milán, se presentó el prototipo “Fábrica de Ideas”, una exposición en la que los vecinos de Oviedo plantearon los usos que desearían para el recinto fabril. Destacaron la creación de una biblioteca comunitaria, un huerto ecológico, una guardería social, residencias artísticas y espacios para conciertos y exposiciones.

La idea de transformar La Vega en un Centro Social Autogestionado (CSA) se le ocurrió a Vanesa Álvarez Iglesias, estudiante de psicología, que se basó en un ejemplo de la capital de España: “Entré en contacto con lo que era un CSA en la Tabacalera de Lavapiés. Como vivía en Oviedo, pasaba todos los días por delante de la Fábrica de Armas y consideraba muy interesante poder traer un concepto similar”.

Espacio de trabajo en los proyectos en el campus de El Milán. Foto: David Aguilar

En el contexto del Laboratorio de Experimentación, los jóvenes tenían la posibilidad de presentar un prototipo innovador y colaborativo. Ahí fue cuando Álvarez Iglesias planteó lo que, de primeras, denominó “CSA La Armería”.

La necesidad de escalar y validar el proyecto, hizo que se decidieran a adaptar el concepto. “Nos reunimos con antiguos trabajadores que nos dijeron que la principal necesidad que tenían era establecer contacto con los políticos que intervienen en la toma de decisiones, pero que no cuentan con una propuesta alternativa”, explica.

Detalle de las propuestas de uso para distintos espacios de La Vega. Foto: David Aguilar

De ahí nace Fábrica de Ideas, con la participación también de la plataforma Salvemos La Vega. Una exposición participativa que se dividió en dos partes. “Primero una muestra fotográfica con la idea de sensibilizar, de que la gente pudiera ver como era La Vega a través de los ojos de los trabajadores”, resume Álvarez Iglesias.

La segunda fase consistió en varias mesas de votación, allí, sobre los mapas del recinto, más de 100 personas plantearon sus usos para cada uno de los espacios. “Se iban colocando post-it en cada una de las naves, algo que es importante porque permite reflexionar sobre la potencialidad de cada espacio”, subrayan los promotores.

Exposición fotográfica sobre la historia de La Vega. Foto: David Aguilar

Los resultados no podrían ser más claros. “Los chalets fueron el espacio que más interés generó, de cara a posibles usos, algo que contrasta con la intención de demolerlos”, confirma la joven. Asimismo, los vecinos de Oviedo defendieron la creación de biblioteca y huertos comunitarios, de una guardería social y de áreas culturales. En concreto, de residencias para artistas y de zonas para conciertos y exposiciones, entre otras.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí