“El abono gratuito de tren está recuperando pasajeros y atrayendo gente nueva”

Francisco Barros, presidente del comité de empresa de Renfe, ve factible una recuperación de las cercanías en el corto plazo.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

Francisco Barros (Pola de Lena, 1968) es hijo, nieto y sobrino de ferroviarios. Trabajador en el centro de gestión, es sindicalista de UGT y presidente del comité de empresa de Renfe Operador. Apasionado de tren y convencido de sus posibilidades de futuro, califica de “éxito total” el abono gratuito implantado por el Gobierno, se muestra optimista con el plan de cercanías a pesar de los retrasos, y aboga por poner en marcha el metrotrén de Xixón.

¿Cómo se está valorando en el gremio ferroviario estos cuatro primeros meses de abono gratuito?

Como un éxito total. Está recuperando pasajeros que habían dejado de usar el tren y atrayendo a otra gente nueva a las cercanías. Hay un incremento espectacular, del 86%, en la ocupación en los trenes, y a mucha gente le está ahorrando hasta 80 euros mensuales por ir a trabajar. Está siendo una medida revolucionaria a nivel europeo.

¿Es sostenible en el largo plazo?

Quizá no nos podamos permitir mantener la gratuidad total del tren, pero es razonable pensar en un bono mensual de 30 euros y viajes ilimitados, como la tarjeta Conecta de Asturias. Creo que el abono gratuito está sirviendo de llamada al tren y ahora se tiene que consolidar esta afluencia de público a través de unas tarifas que sean sociales, porque la gente ya paga el transporte público cuando paga los impuestos.

La sociedad paga con los impuestos el AVE pero pocos se lo pueden permitir. Un ida y vuelta a Madrid sale por más de 100 euros.

El tren de larga distancia necesita una rentabilidad alta, pero hace falta otra política de precios y descuentos en las tarifas. Pagar más de 100 euros como pasa ahora es inviable para la mayoría de la gente.

“Gijón-Laviana puede ser el referente de una recuperación de los cercanías asturianos”

Por fin están en marcha las obras del tren Llaviana-Xixón

Soy optimista. Si se hace bien se puede reducir el viaje a menos de una hora y parando en todos los apeaderos. Si tenemos trenes nuevos, infraestructura moderna y buenos precios, por qué no vamos a pensar que la gente del Nalón recupere la costumbre de dejar el coche en casa, e ir en tren a la playa, a comer o a pasar el día en Gijón, como hacía en los 80 o 90. Esa obra puede ser el referente de una recuperación de los cercanías asturianos porque si Gijón-Laviana funciona bien ya no va a haber excusas para que no funcionen también bien Gijón-Pravia u Oviedo-Infiesto.

En el Oriente las quejas de los usuarios de FEVE son constantes

Vamos muy retrasados con las obras. Hay reivindicaciones nuestras de 2016 que todavía no se atendieron, obras que ya deberían estar terminando y que todavía están arrancando… Tener unas buenas cercanías puede contribuir a que la zona rural no se vacíe. Si puedes vivir en un pueblo y tienes una buena conexión en tren por qué no te vas a querer quedar a vivir o a formar una familia allí.

Los ferroviarios se quejan también de la falta de seguridad

En muchos trenes viaja poca gente y sin interventores hay un problema grande de seguridad. Ha habido agresiones, sobre todo de personas que no se quieren poner la mascarilla. Necesitamos más interventores para reforzar la seguridad de los pasajeros.

Francisco Barros. Foto: Alisa Guerrero

¿Qué hacemos con el tren en Xixón?

Gijón es el gran tapón ferroviario de Asturias. La doble vía Avilés-Gijón debería ser una obra prioritaria. Luego tenemos el problema de la estación. Sacar la estación del centro fue una puñalada a las cercanías. Se perdieron cientos de miles de viajeros. Fue una atrocidad.

¿Hay que poner en marcha el metrotren?

El túnel está hecho. Ponerlo en funcionamiento sería una revolución ferroviaria. Nos pondría al nivel del área metropolitana de Bilbao o del tren-tranvía de la bahía de Cádiz. Si la gente tiene un tren con varias paradas en Gijón lo cogería para ir a estudiar, a trabajar o para el ocio, para ir a un partido al Molinón, por ejemplo. Que no tengas que coger un tren y luego un autobús, esa comodidad de no cambiar de modo de transporte, es la clave para que dejes el coche en casa. Y luego está Cabueñes, con la Universidad, el Parque Tecnológico y el hospital. Tres puntos que mueven todos los días a miles de personas de toda Asturias. Me da igual que fuera una idea de Cascos. Hay que apostar por el metrotrén.

En ese sentido hay que recordar que el HUCA se construyó sin conexión ferroviaria

Es el punto que más movilidad diaria genera en Asturias, está a 500 metros de la vía de tren y a nadie se le ocurrió hacer una conexión ferroviaria. Pasa como con los polígonos. Deberíamos tener una línea circular Llanera-Viella-La Fresneda. Con respecto al HUCA las cosas se hicieron mal y ahora se podría tratar de salvar algo con una conexión permanente tren-autobús en la parada de La Corredoria. Hay que preguntarse qué queremos a medio y largo plazo en Asturias y planificar pensando en eso.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí