Barbón, el AVE y el principio de realidad

Isabel Pardo de Vera, Secretaria de Estado de Infraestructuras, garantiza el servicio de la Alta Velocidad este 2023

Recomendados

Víctor Guillot
Víctor Guillot
Víctor Guillot es periodista y adjunto a la dirección de Nortes. Ha trabajado en La Nueva España, Asturias 24, El Pueblo de Albacete y migijon.

En política, es importante estar de acuerdo con los hechos. Barbón no siempre lo ha estado y quizá eso explique que finalice su mandato sin un estatuto de autonomía, sin el vial de Jove, sin AVE antes del 28 de mayo. Las ensoñaciones son altamente positivas, siempre y cuando queden acotadas a los difusos lindes de la inspiración política. Y ya.

Aún así, la visita de la Secretaria de Estado de Infraestructuras al Principado, Isabel Pardo de Vera, ha significado una bomba de oxígeno para el gobierno de Barbón. Llegó a Asturias con el principio de realidad en su cartera, lo extendió sobre la mesa ante los sindicatos y la patronal y se llevó el respaldo de todos ellos después de anunciar que habrá AVE en el 2023. Recuerden la visita madrileña Barbón por distintos ministerios, hace más de seis meses. Entonces el Presidente del Gobierno asturiano regresó con un primer retraso en el bolsillo sobre el que trató de desviar la atención. En política, como en casi todo en la vida, es importante estar de acuerdo con los hechos.

“En política, como en casi todo en la vida, es importante estar de acuerdo con los hechos”

Pardo de Vera habla desde el conocimiento de los hechos. Es ingeniera y ha presidido Adif. Este martes ha garantizado desde unos postulados bastante realistas que “salvo que pase algo muy gordo”, el AVE llegará a Asturias. Distinguió entre la entrega de la obra y la puesta en marcha del servicio, en definitiva resultó convincente, a propios y extraños. La FADE aceptó sus explicaciones y OTEA también, lo que deja muy poco margen de maniobra a un PP que, en manos de Diego Canga, se presta a parecer perdido, abundando en una extraña conspiración que lo aleja del principio de realidad. El candidato comunitario del PP comete el dislate de convertir “el cálculo electoral” en la causa del retraso cuando, en realidad, el retraso sólo ha propiciado que “los cálculos electorales” fueran equivocados. En política, es importante estar de acuerdo con los hechos y Canga continúa en Bruselas aunque haga oposición desde Oviedo.

Raquel Sánchez y Adrián Barbón durante su visita al Ministerio de Transportes. Fuente: Twitter de Adrián Barbón

De un modo más comedido, pero sin dejar de ejercer la oposición, se ha expresado Adrián Pumares, candidato y portavoz parlamentario de FORO en Asturias, cuando ha afirmado este martes que ” los únicos responsables” del retraso en la puesta en servicio de la Variante de Pajares son los “gobiernos centrales, tanto del PSOE como del PP”. Pumares tendrá que hacerse cargo de los estudios técnicos que han imposibilitado la celeridad en las obras. Su argumento resulta más afortunado y, sobre todo, más sofisticado. La historia del AVE a Asturias está de su parte. Sigue ejerciendo una oposición más responsable, alejándose del PP, y mantiene la racionalidad de un buen candidato. Parecerse a Canga es perecer.

El respaldo que los sindicatos han hecho a las declaraciones y perdones de Pardo de Vera es oxígeno para Barbón, que tendrá que anunciar algo más material que los 25 puntos políticos que presentó los días pasados. Tanto UGT como CCOO han sabido sincronizarse con la realidad, manteniendo un dialogo de igual a igual con el Ministerio de Transportes. Especialmente crítico ha sido José Manuel Zapico que ha exigido plazos y compromisos ante la Secretaria de Estado y ha devuelto protagonismo a las cercanías, la gran olvidada, del sistema ferroviario asturiano.

Reunión con los agentes sociales. Foto: Principado de Asturias

Sea como fuere, la llegada del AVE en 2023 sellará uno de los periodos políticos más desalentadores de la historia política asturiana en materia de infraestructuras desde que Vicente Álvarez Areces clausuró su periplo en el gobierno del Principado. Pero también abre otro nuevo en el que las infraestructuras y las comunicaciones continuarán siendo el eje central de la agenda de cualquier partido. Lo ha explicado con rotunda claridad el coordinador de IU, Ovidio Zapico. El gobierno deberá impulsar la ampliación del corredor atlántico, deberá afianzar el vial de Jove y renovar las cercanías. Además, el próximo mandato será necesario pactar la garantía de las prestaciones y de los servicios públicos y afrontar la sostenibilidad ambiental de un modo inclusivo. Por cierto, este martes conocimos que Bruselas aprobaba las subvenciones para la descarbonización de sus factorías en Asturias. 450 millones de euros que suministrarán más futuro industrial a la región. Barbón necesitaba oxígeno y la Secretaria de Estado y Bruselas se lo han dado. La importancia política de los hechos.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí