Nuria Rodríguez, una puerta a la esperanza

La diputada autonómica de Podemos insta al consenso en la crisis más grave de la organización a escasos meses de las elecciones del 28 de mayo

Recomendados

Víctor Guillot
Víctor Guillot
Víctor Guillot es periodista y adjunto a la dirección de Nortes. Ha trabajado en La Nueva España, Asturias 24, El Pueblo de Albacete y migijon.

Puede decirse que las ha visto de todos los colores. La veterana activista y parlamentaria autonómica Nuria Rodríguez reconocía en una entrevista a La Nueva España el abismo al que se acerca día tras día Podemos en Asturias. Por primera vez, un diputado de su grupo afronta una realidad que, hasta la fecha, se esquivaba, si no tenemos en cuenta la comparación con el bolsonarismo que Rafael Palacios hacía del sector crítico, encabezado por Covadonga Tomé y Daniel Ripa, tras conocerse las nuevas sanciones. Desde luego, ese no fue su mejor día como parlamentario.

Víctor Guilot, adjunto a la dirección de NORTES.

Como decímos, Nuria Rodríguez abre una puerta a la esperanza porque propone definir fórmulas de consenso a una situación que empuja a la organización hacia la oscuridad política más absoluta. No hay peor situación para un partido que la indefinición. En Podemos, difícilmente pueden saber hasta dónde alcanza la avería que mantiene fracturada la organización.

Pero cuentan con una ventaja todavía: la posibilidad de que ambas partes se sienten para encontrar una solución. La solución debe partir del levantamiento de las sanciones que mantienen a Ripa y los suyos en estado de suspensión. No se puede negociar con aquel que ha sido castigado al rincón de pensar. Levantado el castigo, Covadonga Tomé y Rafael Palacios pueden discutir las fórmulas de cohabitación que hagan viable su proyecto político. En realidad, Nuria Rodríguez lo sabe muy bien, conoce mejor que nadie la anatomía de una crisis política. Ha vivido unas cuantas y ha sido lo suficientemente valiente para advertir que para salir de esta, la dirección debe sentarse, hablar y negociar.

Actualidad

1 COMENTARIO

  1. Un abrazo Nuria. Yo, y supongo que muchos/as más podemitas, estamos estupefactos por la situación. Nos cuesta creer que esta lucha por el “poder” en Podemos y, por supuesto, por la prebenda de los cargos, sea lo que predomina en el “debate” y no los problemas de la gente y el debate sobre nuestras propuestas y soluciones. Y, sobre todo también, los que vivimos en las “alas” de Asturias, oriente y occidente, ganadas en la primera legislatura y perdidas en la siguiente por la incompetencia de los electos, estamos fuera del debate, por minoritarios (no somos urbanitas). Algunos vamos a seguir peleando fuera del ruido interesado. pero nos embarga la tristeza y el desánimo por la situación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí