¿Qué nos está dejando sin pájaros en Europa?

Agricultura intensiva, urbanización y cambio climático han provocado la desaparición de una cuarta parte de las aves en 28 países.

Recomendados

Ismael Juárez Pérez
Ismael Juárez Pérez
Es periodista.

Que la intensificación de la agricultura está acabando con las aves era algo que ya se sabía, pero ahora ha sido confirmado. PNAS (Proceedings of the National Academy of Sciences), una de las revistas científicas más importantes del mundo, ha publicado esta semana un artículo con un título muy revelador: “Las prácticas agrícolas están impulsando el declive de la población de aves en toda Europa”. Los autores del estudio son Stanislas Rigal, Vasilis Dakos, Hany Alonso y Vincent Devictor quienes han realizado un análisis durante tres años basado en datos recopilados por miles de voluntarios que han monitoreado 170 especies de aves en 20.000 lugares de 28 países europeos durante 37 años.

El estudio concluye que la intensificación agrícola y el uso de pesticidas y fertilizantes es una de las principales causas para la disminución de aves en el continente. “El uso de los pesticidas y los fertilizantes, aunque el más notable, es solo uno de los aspectos”, refiere el biólogo conservacionista Stanislas Rigal, uno de los autores de la investigación que ha hablado con NORTES. “También está influyendo la urbanización, la explotación de los recursos de la biodiversidad y el cambio climático”. Aclara, además, que el declive de estos animales “no ocurre solo para las especies de tierra de cultivo, sino también en las especies que dependen de los insectos durante su ciclo de vida, es decir, en la mayoría de las aves”.

“También está influyendo la urbanización, la explotación de los recursos de la biodiversidad y el cambio climático”

El autor no duda en calificar la situación de “dramática” y ofrece datos incluidos en el estudio: en los últimos treinta y siete años ha desaparecido una cuarta parte de las aves de nuestro continente. “Algunas especies están disminuyendo drásticamente”, explica, “como el escribano hortelano que ha disminuido un 93%; o la alondra, que ha caído un 58%.”

Mapa sobre las principales amenazas para las aves. Fuente: PNAS

Alfredo Ojanguren, biólogo y profesor en la Universidad de Oviedo, no se sorprende. Cree que la importancia del artículo radica en que “cuantifica con números a nivel europeo algo que aquellos que han estudiado el fenómeno a nivel local o regional ya sabían. Incluso los aficionados a la ornitología seguro que no están sorprendidos de lo que cuenta este artículo”. Cree que el estudio realizado “solidifica más las impresiones personales”. Al mismo tiempo, Alfredo Ojanguren, pone en valor el método del estudio al haber utilizado miles de voluntarios durante décadas. “Es la denominada ‘ciencia ciudadana’, algo que se hace mucho en el Reino Unido, y que utiliza voluntarios para recabar datos y ofrecer muestreos muy amplios. Tú cuentas los pájaros de tu jardín y luego se lo cuentas a quien se encarga de recopilar esos datos de donde se harán estudios.”

De modo más específico, el estudio ha encontrado que la influencia de la temperatura ha sido en general positiva para aves de clima cálido que suelen habitar en sitios urbanos, pero negativa para aquellos que habitan en climas fríos, para las especies que migran largas distancias, además de las especies de tierra de cultivo o aquellas cuya dieta está basada en invertebrados o granívoros. “Hay especies que ganan y otras que pierden”, señala Ojanguren, “y, claro, mediante la mera observación, sin cuantificar, a lo mejor no te das cuenta de que en global esto se está yendo abajo.” Según él, la “uniformización” esconde muchas veces el problema: “Tú estás en Escocia y ves gorriones, palomas, gaviotas y urracas. Y luego, aquí en España, lo mismo. Y en Italia, lo mismo. Por eso habrá mucha gente que diga: ‘bah, sigue habiendo pájaros’. Ya, pero hay determinadas especies que se fueron abajo, a pesar de que hay algunas que se adaptan mejor a entornos humanos o alterados.”

Los científicos se dirigen a los políticos

El artículo publicado en PNAS no solo se dirige a la comunidad científica sino también, de forma explícita en su redactado, a los políticos y a la sociedad general. “Las diversas políticas nacionales y de la PAC (Política Agrícola Común de la Unión Europea) no han tenido en cuenta esta situación dramática de las aves”, lamenta Stanislas Rigal. Considera que “el papel de los grupos de presión en la simplificación de las ambiciones de las políticas europeas y nacionales va contra el interés público y la salud de la biodiversidad.” Por ello, no duda en reclamar que “quienes luchan por el interés público y la biodiversidad deben tener más peso en las discusiones con los políticos.”

Alfredo Ojanguren destaca unos datos proporcionados por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura: “De la superficie de la tierra que es habitable, el 50% se dedica a la agricultura. De ese 50%, el 77% se usa para dar de comer a los animales”.

Por su parte, Stanislas Rigal aclara que “los agricultores no tienen la culpa, sino el modelo productivo en el que están encerrados algunos de ellos”, un modelo que califica de “insostenible”, y con un patrón de consumo que, según él, “debemos cambiar rápidamente para no destruir más la biodiversidad”. En este sentido, en 2020, este científico publicó un artículo en el diario francés Le Monde donde afirmaba que “es un error pensar que el decrecimiento es sinónimo de recesión”, y denunciaba que “si hay un enemigo de la naturaleza, ese es el capitalismo extractivista y productivista”.

Actualidad

13 COMENTARIOS

  1. Veo como cada uno da su versión de los echos en cuanto a la merme de especies ,voy a dar mi punto de vista como agricultor y antigua cazador ,en este momento y desde hace tiempo no lo soy .
    La agricultura a evolucionado mucho en cuanto a tratamientos , insecticidas , pesticidas etc ,la agenda 2030 de la que los agricultores españoles no somos agenos ,llevaba nuestra agricultura a utilizar muy pocos insecticidas y de muy baja contaminación ,cosa que hace 20 años atrás no era así ,por entonces esos productos eran bastante agresivos para los animales y las personas que trabajabamos con ellos ,hoy nos dirigimos a una agricultura ecológica a medio largo plazo ,por lo que las aves entre otras especies son las grandes beneficiadas , así que por favor no acusen a los agricultores de la estimación de especies insectívoras .
    Por otro lado los cazadores cada vez son menos y por supuesto la caza de aves insectívoras está totalmente prohibida.
    Miremos para otro lado como puede ser la contaminación ambiental ,de la que todos somos partícipes cuando cogemos el coche o el transporte público y otros focos de contaminación y dejemos de mirar siempre a los mismos como los culpables de todos los males .

  2. Los cazadores no cazamos ni gorriones ni colorines ni jilgueros ni tórtolas ahora ni codornices y pronto ni perdices osea que sino se hechara tanto pesticida y mierda en los campos y se controlarán más las colonias de gatos, jabalíes y urracas igual habría más pájaros , menos hechar mierda a los cazadores y más hacer.

  3. Me estremezco cada vez que veo un jilguero en una pequeña jaula (en poder de un cazador furtivo), con su continuo zigzagueo, tratando de encontrar una salida para escapar, inútilmente. Pero…, ¿esto no estaba prohibido? ¿Por qué tadavía, en la periferia de mi ciudad se puede ver esa triste estampa?
    ¡Claro, por algo cada vez se escucha menos el canto de esta maravillosa avecilla en parques, pinares y jardines!
    Francisco

  4. En las dos zonas en las que más me muevo casa vez hay menos pájaros pequeños.
    En una de ellas, lo achaco al crecimiento desproporcionado de la colonia de urracas, que acaban con los pollos de los pájaros de mejor tamaño. He visto atacar a varios gorriones adultos hasta acabar con sus vidas.
    En la otra zona, los pájaros empezaron a escasear al poco de establecerse una colonia felina de gatos asilvestrados. También desaparecieron completamente las ardillas. Es curioso ver cómo los pájaros van marcando a los gatos merodeadores, siguiéndolos desde las copas de los árboles mientras gritan sus llamadas de alarma. Los gatos son predadores que solo deberían vivir en el interior de las casas, como animales de compañía.

  5. No puede considerarse estudio científico si no abarca todos los motivos.
    Las tórtolas invasoras reducen la cantidad de aves que se alimentan de semillas. Los gorriones es un claro ejemplo, se reproducen menos porque las tórtolas les reduce la cantidad de comida disponible.

    Los marranos jabalí también son un importante motivo de la reducción de aves, el jabalí con su gran voracidad y escelente olfato, se come todos los nidos a su alcance, en suelos, matas y árboles, incluso si no alcanza se hiza en vertical y come el nido.
    El jabalí es el gran responsable de la destrucción de fauna terrestre, destrulle cualquier madriguera y se los come
    Conclusión, un estudio que no valora la destrucción por parte de especies invasoras, más que un estudio científico es un comecocos político

  6. Las prácticas agrícolas , aplicacion de fitosanitarios por la noche
    La recolección mecánica en arboles plantados a marcos superintensivos , también de noche .
    La , pretendida caza científica , con Red , de especies insectivoras , que arrasa con miles de pequeños pajarillos, La caza intensiva, un solo cazador puede , según los cupos , matar en un solo día cientos de aves . El comercio sin trabas de artes de caza masiva , redes , en Internet, sin control de ninguna clase.
    El comercio , alentado por consumidores sin escrúpulos de esas mismas aves , La inexistencia de leyes más duras , que castigue la caza y el comercio ilícito de esas pequeñas aves , La presión del colectivo de cazadores, sobre los gobernantes de turno , a los que chantajear con movilizaciones, cuando se dicta alguna ley protectora y muchas razones más Si el cazador quiere cazar , yo quiero escuchar el melodioso canto de las aves en mi jardín , que cada vez es menor y más monótona Todos saben estas razones y nadie pone remedio por 600.000 votos , de los cazadores Recolectan votos a cambio de la extinción de especies No hay arreglo

  7. todos los productos fitosanitarios que se usan hoy día en la agricultura son los mayores culpables de este problema

    • Sin olvidar, que los incendios también fallecen muchos animalitos, tanto en tierra y árboles, huevos y pollitos, Afisiados o quemados,
      Son muchas hectáreas, las que se queman todos los veranos, cuando los animales son vulnerables.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

https://www.nortes.me/wp-content/uploads/2023/03/300x486.gif