EMULSA: siga el rastro de la basura

Las relaciones del PP con la gestión de residuos es algo más que una relación política

Recomendados

Víctor Guillot
Víctor Guillot
Víctor Guillot es periodista y adjunto a la dirección de Nortes. Ha trabajado en La Nueva España, Asturias 24, El Pueblo de Albacete y migijon.

Desde la semana pasada, sobre los fondos de reserva de EMULSA que se dilapidaron entre los años 2011 y 2019 se ha establecido una extraña omertá, un silencio que ha enrarecido el ambiente político, más aún desde que algunos editoriales exigieron que se investigara a todos los gestores de los fondos y, sobre todo, desde que Rodrigo Pintueles, concejal del PP de Medio Ambiente, anunciara el traslado de una denuncia al Tribunal de Cuentas el pasado viernes. Hasta la fecha, sólo la empresa Riquirraque-Emaus, en la que participó durante ocho meses el actual secretario de la agrupación socialista de Gijón, Monchu García, ha sido mencionada como una de las empresas beneficiarias de algún contrato con EMULSA. Riqurraque-Emaus era, en 2020, una empresa dedicada a la inserción social cuya actividad se basaba en la recogida domiciliaria de enseres y su posterior venta como artículos reutilizados. Era conocida la participación de Monchu Álvarez en este proyecto que contrataba a personas con dificultades de acceso para el empleo normalizado. La noticia es que no había noticia.

La filtración y publicación de la información, sin embargo, no se compensaba con otras contrataciones que resultaban, incluso, más llamativas y sobradamente conocidas por todos los medios. En el menudeo de los contratos y los convenios, también estaba incluida Pumariega Gestión, empresa propiedad de Ángel Pumariega, padre de la actual Teniente de Alcalde de la ciudad, Ángela Pumariega, también concejal de Promoción Económica y Turismo del Partido Popular y regatista que llegó a estar patrocinada, en 2015, por Comunicalia S.L, empresa dedicada al servicio de telefonía móvil gerenciada por el concejal tránsfuga (ex-Vox), José Oliverio Suárez, hoy Oliver Suárez, presidente de Divertia. Comunicalia, como informamos desde NORTES, se declaró en quiebra en 2019 y dejó más de medio millón de euros en créditos incobrables.

Oliver Suárez, en el último pleno, durante su dimisión de Vox. Foto de David Sánchez Aguilar.

Pumariega Gestión se dedica a la recogida de aceites vegetales usados en 50 puntos ubicados en diferentes emplazamientos de la ciudad, mayormente supermercados. Notorio fue el acuerdo firmado con Alimerka, cuya presidente Luis Noe Fernández, fue un destacado afiliado del PP. Los aceites vegetales usados eran entonces procesados en la empresa de reciclaje, Bionorte, proyecto empresarial gestionado, a su vez, por ISASTUR, empresa en la que desempeñó su actividad profesional como ingeniero industrial desde 2016 a 2019, el actual candidato a la presidencia del PP, Álvaro Queipo.

En el periodo 2011-2015, la recogida de residuos experimentó un incremento significativo en Asturias. En ese último año, la Consejería de Medio Ambiente estimaba que la cantidad de residuos recogidos podía llegar alcanzar las 5,370 toneladas, según datos de su Plan Estratégico de Residuos del Principado de Asturias 2017-2024, basura recepcionada en un eje geográfico muy concreto: Oviedo, Llanera y Gijón, tres ayuntamientos que, entonces, estaban gobernados por el centro derecha asturiano y por tres alcaldes: Agustín Iglesias Caunedo, Avelino Sánchez y Carmen Moriyón. Para la recogida y transporte de la basura, por medio de empresas cualificadas, se cerraban acuerdos con transportistas de residuos autorizados por el Principado que iban en todos los casos a almacenamientos o a gestores encargados de su tratamiento final como era el caso de Bionorte. En Asturias no se disponía entonces ni tampoco ahora de incineradoras ni de ninguna instalación de tratamiento de residuos autorizada, por lo que todos ellos, bien de manera indirecta o a través de transportistas, acababan fuera del Principado.

Las relaciones del PP con la gestión de residuos es algo más que una relación política
Ángela Pumariega y Jesús Martínez Salvador, durante su comparecencia tras la dimisión de Oliver Súarez, en el Ayuntamiento de Gijón-

A diciembre de 2015, entre las empresas autorizadas para la recogida de residuos reutilizables estaban registradas COGERSA, Riquirraque-Emaus, Pumariega Gestión y Safety Klein, entre otras 11 empresas. Para esta última, Javier Brea, actual candidato a la presidencia del PP, emitía informes de impacto medioambiental, aún siendo diputado regional, con una liberación completa.

Una vez filtrado y reposado, el aceite vegetal se llevaba a la empresa Bionorte, radicada entonces en San Martín del Rey Aurelio y se transformaba en biodiésel. Este combustible mezclado con una pequeña parte de diésel normal puede servir de combustible a los más de doscientos vehículos de la flota de EMULSA. Según algunos analistas, de media, las empresas de reciclaje pagan entre 30 y 40 céntimos de euro por litro de aceite usado, y lo venden a alrededor de 70 céntimos a los fabricantes de biodiésel tras el correspondiente proceso de filtrado y decantación.

Pumariega Gestión no sólo cerró convenios con Cogersa o con Emulsa, también recibió ayudas para la reinserción laboral de personas con discapacidad y riesgo de exclusión del Ministerio de Trabajo y Economía Social, en 2013, y también fue sancionada por la Consejería de Trabajo, en 2011, por incumplimiento de las normas de prevención de riesgos laborales, tal y como aparece notificado en el BOPA el 6 de septiembre de 2011. En 2020, como consecuencia de la pandemia, además, envío al ERTE a 13 trabajadores al mes siguiente de haber cobrado subvenciones del Ayuntamiento de Gijón por el fomento del empleo en octubre de 2019 y en febrero de 2020.

En 2012, tras su regreso de las Olimpiadas de Londres, con el oro olímpico, Ángela Pumariega era responsable de la logística de la empresa de su padre, aunque posteriormente, en su declaración de actividades profesionales, tras ampliar su liberación en el grupo municipal popular del Ayuntamiento de Gijón, había declarado ser auxiliar administrativo entre los años 2011 y 2021. Sin embargo, en 2020, Pumariega era miembro de la Federación de Mujeres Empresarias y Directivas de Asturias.

Actualidad