Un estudio revela que más de la mitad de los jardineros de EMULSA creen que se producen situaciones de acoso sexual en su empresa

Un Informe de Evaluación de Riesgos y Factores Psicosociales destaca que el 96,1% de los encuestados percibe un ambiente laboral conflictivo

Recomendados

Víctor Guillot
Víctor Guillot
Víctor Guillot es periodista y adjunto a la dirección de Nortes. Ha trabajado en La Nueva España, Asturias 24, El Pueblo de Albacete y migijon.

Más de la mitad de los jardineros de EMULSA considera que en su empresa se producen situaciones de acoso sexual, según una encuesta que consta en el Ministerio de Trabajo y el Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Empleo, encargada por la Empresa Municipal a Valora Prevención. Según este trabajo, desarrollado entre finales del pasado mes de octubre y principios de noviembre, el 51,5% de la plantilla de jardineros que respondieron a las preguntas, percibieron como “raras” las veces que se han producido situaciones de acoso sexual en la empresa, al tiempo que un 1% cree que se dan “con frecuencia” y otro 1% afirma que son “constantes”. Por el contrario, el restante 46,5% de la plantilla que respondió al cuestionario respondió que no existen.

Detalle de cifras en términos totales de la encuesta. Fuente: Valora Prevención.

En octubre y noviembre de 2023, la empresa Valora Prevención desarrolló un estudio para la elaboración de un Informe de Evaluación de Riesgos y Factores Psicosociales entre los trabajadores de EMULSA. NORTES ha logrado hacerse con el trabajo donde se encuesta a todos los departamentos y se destaca, principalmente, el elevado índice de conflictividad del área de jardineros de EMULSA. El objeto del estudio pretende definir a qué factores psicosociales y estrés laboral están siendo sometidos y qué impacto podría tener sobre su salud. Por otra parte, concluye con una serie de medidas destinadas a eliminar el acoso sexual, la violencia física y psicológica en el trabajo.

El cuestionario, dividido en 20 bloques, incluye uno de cuatro preguntas referidas a los conflictos interpersonales, la violencia física, la violencia psicológica y el acoso sexual en el trabajo. Y los datos concluyen que el ambiente es realmente hostil en el departamento de jardineros.

A la pregunta 18a “Con qué frecuencia se producen en tu trabajo los conflictos interpersonales”, sólo un 3,9 de la plantilla de jardineros que accedió a responder entiende que “no existen”. En cambio, un 5,8% afirmó que se producen “constantemente”, mientras un 24,3% cree que “con frecuencia” y un 66% “raras veces”. Los datos concluyen que un 96,1% de la plantilla percibe un ambiente laboral conflictivo, bien sea rara vez, bien sea con frecuencia o de manera constante.

A la pregunta 18b “Con qué frecuencia se producen en tu trabajo situaciones de violencia física”, un 34% respondió que “raras veces”, un 1% valoró “con frecuencia y un 65% no percibe situaciones de violencia física en su empresa. Por otra parte, nadie cree que se produzcan constantemente. Aún así, llama alarmantemente la atención que un 35% crea que se dan situaciones físicamente violentas, si bien el estudio aclara en sus conclusiones que la violencia física no tiene por qué ceñirse a la producida entre personas de la propia empresa, pues “las contestaciones pueden ir también orientadas a situaciones de violencia física que puedan darse en el desarrollo de los trabajos con terceras personas ajenas a la empresa”.

Detalle del informe elaborado por Valora Prevención. Fuente: Valora Prevención.

La percepción de la violencia cambia cuando, a continuación, la encuesta pregunta por situaciones de violencia psicológica, incluyendo en esta categoría las amenazas, los insultos, las descalificaciones personales o el vacío. Menos de la mitad opina que no existen (un 46,5) mientras casi un 3% cree que se dan constantemente (2,9%), un 17,5 afirma que las amenazas, las vejaciones o los insultos son frecuentes y un 59,2% afirma que se producen “raras veces”. Del resultado de las respuestas se concluye que un 79,6% de los encuestados percibe algún tipo violencia psicológica en su entorno laboral.

Curiosamente, es el colectivo de hombres el que de una manera abultadamente superior respecto al de mujeres percibe la violencia psicológica: “En cuanto a la violencia psicológica, se obtienen 21 contestaciones como “constantemente” en el total de los servicios, exceptuando Colegios, con una mayor incidencia porcentual en los servicios de Arboricultura y Varios, Taller, RSU y Jefaturas y Mandos. De las 21 contestaciones 10 corresponden a mujeres y 11 al colectivo de hombres” indica el estudio. Del mismo modo, se obtienen 71 contestaciones “con frecuencia”, de las que 28 corresponden a mujeres y 43 a hombres. Y se trasladan 259 contestaciones como “raras veces”, de las que 137 son de hombres y 122 a mujeres. Porcentualmente, en los servicios en que se manifiestan en mayor medida estas contestaciones es en Arboricultura y Varios, Jefaturas y Mandos, Jardines y RSU”.

Camión EMULSA. Foto: Ayuntamiento de Gijón/Xixón.

El estudio viene a evaluar la situación de EMULSA después de que en octubre de 2022, el capataz de jardines fuese expulsado de la empresa tras ser investigado por acoso sexual a varias trabajadoras. Además, se propuso para sanción a a un encargado por haber tenido conocimiento de la situación y no haberlo comunicado a sus superiores. La Alcaldesa, entonces Ana González, reconoció que los hechos se remontaban, como mínimo, a 2014. “Que fuera conocido por bastante gente y que no llegara a donde tenía que llegar para que se actuara no indica una buena gestión” afirmó al diario El Comercio. El consejo de administración de Emulsa aprobó a finales de octubre de 2022, por mayoría, el cese del director gerente de la empresa, Alfonso Baragaño, alegando pérdida de confianza tras la gestión realizada con los casos de acoso sexual que fueron denunciados. Inmediatamente después fue sustituido por Esteban Lázaro Álvarez que desde entonces hasta su cese, el pasado mes de enero, ha llevado a cabo una tarea de control y mayor transparencia en la gestión de la empresa

CONCLUSIONES

El informe de Evaluación de Riesgos y Factores Psicosociales firmado por Valora Prevención señala que será necesario “profundizar en el análisis para confirmar o descartar posibles situaciones de acoso psicológico o acoso sexual que puedan darse en la empresa. O bien, que permita actuar en alguno de los otros factores de riesgo que puedan explicar estas contestaciones”.

El estudio recomienda “profundizar en el análisis de los aspectos relacionados con posibles situaciones de violencia física, psicológica, acoso sexual o discriminación en la empresa”. El método FPSICO que se ha empleado no evalúa el acoso laboral en sí, pero sirve para identificar factores de riesgo de violencia y posibles exposiciones al incorporar cuestiones relativas a estos ámbitos. Para completar la investigación, se indica también la necesidad llevar a cabo “técnicas cualitativas, como la realización de entrevistas personales, de carácter voluntario, para tratar de contrastar si la información aportada por el cuestionario confirma o no la presencia de estas situaciones en el momento actual”.

Por otra parte, entre las medidas que se proponen para evitar situaciones de acoso o violencia física, se ofrecen acciones de sensibilización y formación, la revisión de las funciones de los mandos y sus equipos de trabajo, la proporción de asistencia técnica y material o la incorporación de apoyo psicológico a las víctimas de carácter individual. Parece evidente que se hace necesario una investigación profunda, rigurosa e independiente, con la participación de los trabajadores y las trabajadoras, a la luz de unos datos que son los suficientemente graves como para pensar que la salud de EMULSA una de las empresas más relevantes para la ciudad, está en serio peligro. Se requiere un plan.

Actualidad