Asturies a la cabeza en planes de igualdad, pero con significativas ausencias empresariales

Ni ArcelorMittal ni Alimerka, las dos empresas privadas más fuertes de la comunidad, cuentan con este documento de carácter obligatorio.

Recomendados

Redacción Nortes
Redacción Norteshttps://www.nortes.me
Te contamos lo ocurrido centradas en la periferia.

De 353 empresas obligadas, 174 ya cuentan con plan de igualdad. Asturies, con el 49,29%, se sitúa por delante de Navarra (46,54%), Castilla y León (45,68%) y País Valenciá (43,45%), en la elaboración de estos documentos, que definen las hojas de ruta pactadas por empresa y sindicatos a la hora de acabar con la brecha de género, prevenir el acoso o mejorar la conciliación.

Las empresas están obligadas a tener un plan de igualdad en tres supuestos: si cuentan con una plantilla de más de 50 personas, cuando su convenio colectivo así los establece y si la empresa ha sido sancionada precisamente por motivos relacionados con la falta de igualdad.

Según recoge el informe que acaba de elaborar la Confederación Sindical de CCOO, el año 2023 asistió a un crecimiento exponencial en el registro de los planes de igualdad, desde los 1.330 planes en el primer trimestre hasta los 3.644 en el último.

El número de empresas obligadas en España a tener plan de igualdad era de 31.435 a diciembre de 2023 (7.767.402 personas trabajadoras están empleadas en empresas que deben tener plan de igualdad). Están en activo 10.749 planes acordados, lo que supone que un 34,2% de las empresas obligadas a tener plan de igualdad lo tienen, pero no el 65,8% de las que deberían tenerlo.

Úrsula Szalata. Foto: David Aguilar Sánchez

La responsable de Igualdad de CCOO de Asturies atribuye este hito “al importantísimo trabajo que están haciendo las delegadas de igualdad en las empresas, figura pionera en España fruto de la concertación regional, y a la influencia sindical, ya que está constatada la relación directa entre la representación legal de las personas trabajadoras y el registro de planes de igualdad, como detalla el último informe del sindicato”. No obstante, Úrsula Szalata advierte de que “todavía queda mucho camino por recorrer -la mitad en el caso de Asturias- para llegar a la meta que perseguimos: el fin de la desigualdad y la democracia plena en las empresas”

En el mapa de los planes de igualdad asturianos hay sin embargo dos significativas ausencias: ni ArcelorMittal ni Alimerka, las dos empresas privadas más fuertes de la comunidad cuentan todavía con este documento, motivo por el que podrían ser objeto de sanción.

Actualidad