Los sindicatos denuncian que Saint Gobain quiere deslocalizar producción fuera de la UE

La plantilla rechaza la propuesta de la empresa y plantea nuevas movilizaciones por el futuro de la factoría avilesina.

Recomendados

Redacción Nortes
Redacción Norteshttps://www.nortes.me
Te contamos lo ocurrido centradas en la periferia.

El secretario del SOMA FITAG UGT, José Luis Alperi, declaró este miércoles que los trabajadores de la planta avilesina de Saint-Gobain no se juegan únicamente el cierre de la división de fabricación de parabrisas (Sekurit) donde trabajan 160 personas, sino el futuro de todo el complejo industrial.

“Estamos hablando del cese cercano de la actividad de Sekurit y de otro frente a dos o tres años vista porque si no hay un plan de inversiones estaríamos hablando de que no habrá Saint-Gobain en Avilés”, ha declarado Alperi, que ha hablado de un “momento crucial” para el futuro de la fábrica.

De ese modo, tanto las movilizaciones como la protagonizada ente miércoles ante la fábrica como las negociaciones irán dirigidas a que la salida de la plantilla de Sekurit sea lo menos traumática posible y que la multinacional francesa ponga sobre la mesa un plan de inversiones que garantice la viabilidad de la fábrica de Avilés para los próximos años.

Un momento de la concentración.

Para ello, la empresa tiene que asegurar la continuidad del horno “que es el corazón de la fábrica” y eso requiere de una inversión seria que vaya más allá de los cinco millones de euros que se destinan a su mantenimiento.

En opinión del representante de UGT, lo que la multinacional francesa ha puesto sobre la mesa “es una deslocalización de la actividad hacia Rumanía, Polonia o Marruecos donde se van a seguir fabricando parabrisas porque a nadie se le escapa que se van a seguir vendiendo coches”.

Por su parte, el secretario general de CC OO de Industria en Asturies, Damián Manzano, ha puesto el acento en que no solamente son los 160 puestos de trabajo directo los que están en juego sino cerca de un centenar de puestos de la industria auxiliar para los que no se ofrecen alternativas frente a un inminente despido.

Manzano ha pedido a la multinacional del vidrio que retire la medida de cierre y que presente un plan industrial que permita la continuidad de la fábrica con garantías de futuro “en lugar de proponer despidos y cese de actividad”.

En su opinión las intenciones de Saint-Gobain son premeditadas y buscan desviar producción a terceros países “que compiten con unos costes salariales muy inferiores a los que hay en el marco de la Unión Europea”.

En la última reunión con la empresa, la propuesta de recolocaciones de Saint-Gobain, dentro y fuera del grupo, para los 160 componentes de la plantilla de la división de fabricación de parabrisas no satisfizo a la representación sindical por entender que no son muy diferentes a las ofrecidas en otras ocasiones.

La representación sindical y la dirección de la fábrica de Avilés mantuvieron el martes una nueva reunión para abordar el anuncio de cierre de Sekurit por parte de la multinacional francesa del vidrio con el argumento de que esta línea de producción arrastra pérdidas desde 2021 por las dificultades del mercado del que depende.

El encuentro mantenido con la representación social estaba enfocado a poner sobre la mesa las posibilidades de recolocación dentro y fuera del grupo Saint-Gobain.

Los trabajadores van a mantener un calendario de movilizaciones para seguir presionando a la empresa.

Actualidad