La comunidad universitaria reclama suspender los acuerdos con universidades y empresas israelíes

UniOvi por Palestina convocó un paro de diez minutos este miércoles en todas las facultades y escuelas de la Universidad de Oviedo/Uviéu.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

Mientras la revuelta universitaria por Palestina arrecia en las universidades norteamericanas, también en España los campus empiezan a moverse en defensa de una mayor presión sobre Israel.

En Asturies el colectivo UniOvi por Palestina, integrado por profesorado, personal técnico, de gestión, administración y servicios y estudiantes de las diferentes Facultades y Escuelas de la Universidad de Oviedo/Uviéu, convocó este miércoles al mediodía un paro de paro de diez minutos.

UniOvi por Palestina, que forma parte de la Red Universitaria por Palestina, pide a la comunidad académica que no permanezca impasible ante la masacre de Gaza y solicita a la institución académica asturiana que en coordinación con las universidades españolas acoja al profesorado y al alumnado palestino que esté en riesgo, igual que se hizo en su momento con el profesorado y alumnado ucraniano.

Asimismo, reclama apoyar a las universidades palestinas y ayudarlas a reconstruir su sistema de enseñanza superior así como no colaborar con el Estado de Israel mientras continúe ejecutando sus ataques a la población palestina, tanto en Gaza como en Cisjordania.

Foto: Kike Gallart
Foto: Kike Gallart
Foto: Kike Gallart

Desde el movimiento universitario también solicitan suspender los proyectos y convenios de colaboración con las universidades israelíes “tanto por su apoyo y legitimación al Estado de Israel como por el hecho de que muchas de ellas se asientan sobre territorios palestinos ocupados y de que aplican un sistema de educación segregada para la población de origen judío y la de origen árabe en detrimento de esta última”

Además, en el caso de la Universidad de Oviedo piden que suspenda su participación en el proyecto del Fondo Europeo de Defensa, TICHE, entre otras razones porque la tecnología que se desarrolle a través del mismo estará en manos de las empresa fabricantes de armas Israel Aerospace Industries.

Actualidad