“Asturias puede ofrecer a los nómadas digitales una de las mejores calidades de vida de España”

Iván Aitor Lucas del Amo es Director General de Innovación y uno de los responsables de la campaña "Asturias Nomad Paradise".

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

La política y la tecnología son desde hace muchos años dos pasiones que guían la vida de Iván Aitor Lucas del Amo (Oviedo/Uviéu, 1979). Tras años compaginando la militancia en el PSOE con su trabajo en el sector privado, en el ámbito las TIC, Lucas del Amo es desde la pasada legislatura Director general de innovación, investigación y transformación digital en la Consejería de Ciencia, Empresas, Formación y Empleo que dirige Borja Sánchez. Al frente de su departamento está impulsando la campaña de atracción de nómadas digitales: Asturias Nomad Paradise.

¿Explíqueme qué es un nómada digital?

Es una persona que no tiene residencia fija y trabaja en ámbitos tecnológicos o en sectores que le permiten desarrollar su actividad en remoto, desde cualquier lugar del mundo. Es un tipo de trabajador que se está expandiendo desde la pandemia y que Asturias tiene muchas posibilidades de atraer.

¿Qué pueden aportar los nómadas digitales a Asturias?

Dinamización económica en las zonas en las que se establecen, sinergias con la economía local… El flujo de personas es siempre importante y Asturias necesita ese oxígeno que viene del exterior.

¿Qué podemos ofrecer como comunidad?

Una conectividad cada vez más extendida y una de las mejores calidades de vida de España: servicios públicos, paisaje, gastronomía, cultura. También un coste de la vida menor: el mismo sueldo en Asturias rinde un 20% más que en Madrid o Barcelona. Tenemos además un sector tecnológico interesante para conocer y relacionarse con él.

“El mismo sueldo en Asturias rinde un 20% más que en Madrid o Barcelona”

En muchas ciudades se está hablando de un problema de la vivienda vinculado a los nómadas digitales. No llega al nivel del turismo, pero también se les acusa de incrementar el precio de la vivienda de alquiler.

El problema de la vivienda es algo generalizado, y esto no es un alquiler turístico, sino para una temporada que puede ser de varios meses. En todo caso no queremos potenciar una ciudad concreta, sino toda Asturias. Tanto urbana como rural. Creemos que San Tirso de Abres, Ibias o Sobrescobio pueden ser lugares muy interesantes para atraer nómadas digitales que quieran disfrutar de la vida rural con los servicios que al mismo tiempo ofrecen los pueblos.

Del atractivo del mundo rural asturiano no hay duda, pero ¿tienen el mismo tirón las ciudades asturianas? ¿No falta una mayor apuesta cultural si se quiere atraer a ese tipo de perfil joven muy demandante de actividad?

La gran ciudad ofrece mucha oferta cultural, pero no siempre se puede disfrutar porque la gran ciudad también absorbe mucho tiempo en los recorridos. Yo creo que en Asturias tenemos una oferta cultural y social que puede ser muy atractiva, y seguramente muchas veces más accesible porque las distancias son menores.

Iván Aitor Lucas en La Vega. Foto: Kike Gallart

¿Tenemos alguna estimación de números?

No existen números porque tampoco hay una hoja de inscripción de nómadas digitales, pero se reconoce en la zona rural que está llegando gente con ese perfil. Nos lo han dicho alcaldes, y también algunos se han puesto en contacto con nosotros para pedirnos información y asesoramiento.

¿Faltan espacios para ese tipo de trabajador?

En la página web de Asturias Nomad Paradise hay un listado de de ayuntamientos y espacios públicos. Aunque muchos trabajan desde casa estamos fomentado una red de coworkings públicos y privados. Nos interesa que el nómada establezca relaciones con el tejido social autóctono.

¿Puede ser el inicio de un nuevo tipo de migración a Asturias?

Claro está que habrá gente que se encuentre bien y quiera pasar de nómada a sedentaria. Yo por ejemplo soy hijo de dos nómadas analógicos. Mi padre vino a trabajar seis meses en Alcatel, les gustó Asturias y al final se decidieron quedar. Hay nómadas que ya nos preguntan para comprar una casa.

Tengo la sensación de que las nuevas tecnologías están favoreciendo mucha repatriación de asturianos en la diáspora

Con el teletrabajo y las comunicaciones terrestres y aéreas muchos asturianos están retornando completa o parcialmente. A lo mejor trabajan algunas veces al mes fuera, pero ya empiezan a tener su residencia habitual aquí. Es difícil de captar porque mucha gente a lo mejor no se desempadronó, pero es algo que se nota. No tenemos números en todo caso para medir la magnitud del movimiento.

Actualidad