ArcelorMittal inicia este jueves la construcción de su nuevo horno eléctrico de Xixón

Producirá acero con bajas emisiones de carbono, destinado al sector de productos largos y, más concretamente, a la fabricación de carril y alambrón.

Recomendados

Redacción Nortes
Redacción Norteshttps://www.nortes.me
Te contamos lo ocurrido centradas en la periferia.

La multinacional ArcelorMittal iniciará este jueves la construcción de su nuevo horno híbrido de arco eléctrico de Xixón, considerado por la firma un hito en su programa de descarbonización en España y el primer paso hacia una producción de acero con una baja huella de carbono en el Principado.

Este proyecto sitúa a la división de Productos Largos en Asturies a la vanguardia de la descarbonización, ya que se trata de la primera acería eléctrica que se construye en Europa con estas características.

ArcelorMittal suscribió a finales del pasado año un contrato con la empresa de ingeniería industrial Sarralle para la construcción del nuevo horno eléctrico que tendrá una capacidad de producción anual de 1,1 millones de toneladas.

Una vez que la instalación esté operativa, previsiblemente en el cuarto trimestre de 2025, la planta de Xixón estará en disposición de producir acero con bajas emisiones de carbono, destinado al sector de productos largos y, más concretamente, a la fabricación de carril y alambrón.

El inicio de las obras de construcción del nuevo horno se produce mientras la compañía continúa en conversaciones con el Gobierno Central para buscar un escenario de costes energéticos que permitan que la futura inversión de la planta de reducción directa de mineral de hierro (DRI) sea viable y las nuevas instalaciones sostenibles.

La multinacional presentó su plan de descarbonización en julio de 2021 con una inversión total prevista de unos 1.000 millones de euros en el Principado.

El Ministerio de Industria y Turismo mantiene desde hace meses la consignación presupuestaria de los 450 millones autorizados por la Comisión Europea como ayudas públicas para que la firma siderúrgica impulse el proceso de descarbonización de sus factorías de Gijón y Avilés, que generan unos 5.000 empleos directos y otros tantos inducidos en el Principado.

Por su parte, el Gobierno del Principado ha aprobado ya las autorizaciones ambientales necesarias para poner en marcha las inversiones de ArcelorMIttal y le ha concedido 36,4 millones de ayudas públicas que se suman a los 450 autorizados por Bruselas, la mayor ayuda a una empresa en la historia de España.

Actualidad