Rodrigo Cuevas promete cambiar les penes por allegríes en LABoral Centro de Arte

Ufre al visitante calzase les madreñes de l’axitación folclórica de Rodrigo Cuevas y vivir una esperiencia inmersiva na trayectoria del artista.

Recomendados

Arantza Margolles
Arantza Margolles
Es historiadora.

“Tomase menos en seriu a unu mesmu” y centrase na humanidá que, xunta, ye quién a “facer coses grandioses” ye l’oxetivu cabezaleru, pal so protagonista, de la exposición ‘Rodrigo Cuevas. La gracia de la axitación folklórica’, que dende mañana va poder vese en LABoral Centro de Arte y Creación Industrial, en Xixón. Magar que’l cantante, Premio Nacional de les Músiques Actuales 2023, quiso quitase méritos p’agradecer a los comisarios de l’amuesa, los artistes Llorián García y Ricardo Villoria, la figura del cantante uvieín y afincáu en Piloña ye’l filu conductor que’l visitante va alcontrase nes  instalaciones de la Laboral.

Remarquen los comisarios García y Villoria que yá nos años 70, el filósofu y sociólogu Herbert Macuse (1898-1979) entrugábase “cómo sedría una revolución del erotismu” y les posibilidáes que podía trayer “la nuesa capacidá pa imaxinar y sentir coleutivamente d’otra manera”. Nun llegó a tiempu pa conocer a Rodrigo Cuevas, bona amuesa de dambes coses, pero quiciás ehí tuviera de tener la rempuesta qu’agora materialízase nuna exposición que “nun ye una retrospectiva nin una colleición d’oxetos de Rodrigo”, sinon una invitación al visitante a descubrir de forma inmersiva “la vida rural de la que cada vegada tamos más lloñe” y “el mundu del show y del estilismu”, pasando por la posibilidá de conversar col artista y calzase unes madreñes.

Ricardo Villoria, Llorian García y Rodrigo Cuevas. Semeya: LABoral Centro de Arte
Semeya: LABoral Centro de Arte
Semeya: LABoral Centro de Arte

Tomando como puntu de partida la vida profesional y personal de Cuevas, desplica García, trata de facese una “investigación entre teoría y práctica”, constantemente comunicáes al traviés d’”elementos que mos paecíen idiosincráticos del universu de Rodrigo Cuevas” y qu’agora mecense nun espaciu nel que s’invita a “poner el cuerpo y a xugar”. “Nun buscamos canonizar a Rodrigo”, pero sí ye importante “cambiar la pena pola allegría común”, un sentir dafechu tresformador nun “procesu de tristeza social y munchu conflictu”.  

L’amuesa, que tará abierta hasta marzu de 2025, va inaugurase’l viernes, 17 de mayu, nun actu que más qu’eso ye, según García, Villoria y Cuevas, “una romería”. Entamará a les 19 hores y terminará a la una de la mañana y, pente medies, va haber un taller de baille ‘tradicuir asturianu y fantasía’ y les actuaciones de los DJ Fañagüeta, La Güeriata y La Viuda de Angelín. La allegría ta servida.

Actualidad