La “recompra” del Calatrava no convence a la izquierda ovetense

Desde el PSOE critican las "condiciones leoninas" y en IU definen la operación con el fondo Varia como "una hoja en blanco".

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

El Ayuntamiento de Oviedo/Uviéu volverá a comprar la galería del fallido centro comercial Calatrava asumiendo la deuda de 3,6 millones de euros traspasada al fondo Varia por los anteriores propietarios del Modoo. El Ayuntamiento pagará además una cantidad nada despreciable a los intermediarios: Varia se embolsará 1,2 millones de euros después de haber adquirido una ruina económica. Detrás del fondo, ligado a Stoneweg, está Jaume Sabater, hijo de Jaume Sabater Rovira, el que fuera conocido como “el banquero del clan Pujol”, y hombre ligado a múltiples y polémicas operaciones inmobiliarias en Madrid, Barcelona y la Costa Brava.

El objetivo de la operación, cuya legalidad llegó a ser cuestionada en el anterior mandato por ex concejal de Economía del PP, Javier Cuesta, no está del todo clara, ya que no existe ningún proyecto claramente definido sobre el espacio. Desde IU-Convocatoria por Oviedo/Uviéu Alejandro Suárez ha señalado que no se oponen a la transformación del Calatrava en un equipamiento “para un barrio castigado, que necesita inversión pública”, pero matizan que para dar su apoyo “necesitamos saber a qué fin va a ir destinado”.

También Carlos Fernández Llaneza, del PSOE, ha destacado que “nadie ha aclarado” qué piensa hacer el equipo de gobierno local tras la compra de estos 63.000 metros cuadrados de sótanos.

Condiciones leoninas

La transparencia y corrección del acuerdo económico también genera dudas en los partidos de la oposición. El portavoz socialista, Carlos Fernández Llaneza, ha criticado las condiciones “leoninas” de la recompra. En opinión del edil del PSOE, el contrato aceptado por el consistorio implica que no podrá siquiera reclamar por vicios ocultos, limita la responsabilidad del fondo y le exime del pago de la plusvalía.

Carlos Llaneza. Foto: Alisa Guerrero.
Alejandro Suárez. Foto: Alisa Guerrero.

Alejandro Suárez también ha criticado que “no hay tasación ni un informe público que avale la operación”. “La operación es una hoja en blanco” ha señalado el concejal de IU, que ha señalado que, pese a la voluntad de acuerdo de su formación, sin más información no pueden apoyarla.

Desde IU apuestan por destinar parte del Calatrava a un centro municipal integrado, histórica reivindicación del movimiento vecinal del barrio de El Cristo.

Actualidad