Activistas climáticos bloquean ArcelorMittal en una denuncia de los combustibles fósiles

Militantes de Rebelión o Extinción protestaron durante casi dos horas por el apoyo de los gobiernos a las multinacionales que calientan el planeta.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

Casi dos horas han estado bloqueados los accesos a las instalaciones de ArcelorMittal en Veriña, Xixón, durante una acción de desobediencia civil pacífica promovida por el colectivo Rebelión o Extinción. Encadenados en plena carretera los activistas climáticos denunciaron el apoyo económico del Estado a multinacionales que emplean combustibles fósiles como carbón, gas y petróleo en sus procesos productivos. El bloqueo, que motivó una larga cola de camiones a las puertas de la fábrica, se prolongó hasta la llegada de la policía que identificó a los manifestantes, pero sin llegar realizar detenciones. Se desconoce si habrá o no multas.

La acción estuvo acompañada de bengalas y activistas con pancartas con mensajes como: «Menos ayudas al capital, más justicia social», «Stop Subsidios Fósiles», «Arcelor-Mortal» y «Financiando la extinción».

Foto: David Aguilar Sánchez
Foto: David Aguilar Sánchez
Foto: David Aguilar Sánchez

Esta acción forma parte del conjunto de protestas que se están llevado a cabo a nivel europeo, y en las que se exige el fin de los subsidios a empresas de combustibles fósiles. Se trata de acciones desobedientes enmarcadas en la campaña Unidas por la Justicia Climática, una coalición de movimientos por la justicia climática entre los que se encuentra Rebelión o Extinción, Greenpeace y Fridays for Future.

Rebelión o Extinción, movimiento organizado desde 2018 a nivel internacional como Extinction Rebellion, ha hecho de las acciones espectaculares su principal método de lucha para llamar la atención de los medios y la opinión pública sobre la falta de medidas reales para frenar el calentamiento global. Funcionan de manera descentralizada, abrazan la no violencia, y aspiran a un movimiento asambleario y democrático que aborde a la vez la crisis medioambiental y la profunda desigualdad social del planeta.

Foto: David Aguilar Sánchez
Foto: David Aguilar Sánchez
Foto: David Aguilar Sánchez

La acción del grupo local de XR, sus siglas en inglés, llega en plena negociación de la descarbonización de la siderurgia asturiana, a la que se ha concedido una ayuda pública de 450 millones de euros para financiar su transición a la producción de acero limpio, sin usar el carbón en su producción. A pesar de las facilidades puestas por el Gobierno de España y la Comisión Europea a la descarbonización de ArcelorMittal, la multinacional sigue sin ejecutar la inversión, motivo que ha llevado a varios sindicatos y partidos a exigir la nacionalización de la acería, cuyo futuro puede depender de su evolución hacia una producción ajustada a los estándares medioambientales exigidos por Bruselas.

Desde Rebelión o Extinción denuncian que Arcelor-Mittal emitió sólo en 2020 5.097.167 toneladas de CO2, siendo al mismo tiempo “la empresa que más subsidios a los combustibles fósiles recibe por parte del Gobierno de España, con un total de 26,7 millones de euros en el año 2023”. Los activistas han puesto de relieve asimismo que “cada año se destinan al menos 405.100 millones de euros en subsidios a la industria fósil en la UE, lo que supone diez veces más dinero del que se invierte en políticas climáticas”.

Actualidad