Zapico y Tomé, después de Sumar

El Coordinador de IU de Asturias invita a la diputada a ser "coparticipe de todas las políticas" del gobierno asturiano

Recomendados

Víctor Guillot
Víctor Guillot
Víctor Guillot es periodista y adjunto a la dirección de Nortes. Ha trabajado en La Nueva España, Asturias 24, El Pueblo de Albacete y migijon.

El consejero de Ordenación del Territorio, Urbanismo, Vivienda y Derechos Sociales, Ovidio Zapico, ha invitado a la diputada del grupo mixto (ex-Podemos), Covadonga Tomé a ser “coparticipe de todas las políticas ” del gobierno de coalición progresista y reformista de Asturias, y no sólo de la redacción de la ley de vivienda regional. La oferta de Zapico fue formulada durante la sesión de control parlamentario a los consejeros del ejecutivo asturiano en el contexto de una de las materias que determinará el balance de gestión de esta legislatura: la vivienda. A juicio del coordinador de IU de Asturias, la recuperación del consejo autonómico de la vivienda se presenta como el “marco idóneo” para buscar un pacto social por una vivienda “digna, adecuada y asequible” abarcando el periodo 2025-2035. Es posible que se inaugure una nueva fase política que redefina la relación entre FSA, Convocatoria por Asturias y la diputada de izquierdas. Conclusión: se dan las condiciones para un espacio entre las izquierdas asturianas que transciende más allá de la buena sintonía.

Covadonga Tomé. Foto: Alisa Guerrero

Mientras las derechas se reconfiguran en España, tras concluir las elecciones europeas, las izquierdas tratan de medir su peso institucional en el congreso de los diputados y los parlamentos autonómicos. En esta clave ha de interpretarse el buen entendimiento entre Zapico y Tomé, expresado esta mañana en la Junta. Se abre una buena oportunidad para fortalecer el flanco izquierdo del parlamento asturiano. Zapico invita a Tomé a ser “copartícipe” no del gobierno sino de las políticas del gobierno. No habla de incluir a la diputada en el ejecutivo, sino de fortalecer tres años de mandato. Zapico ha visto en Tomé a una diputada cómplice del horizonte político que se atisba más allá de Sumar, lo que vendría a afianzar las leyes del gobierno progresista y reformista pactadas entre la FSA y Convocatoria por Asturias que se aprueben a lo largo de esta legislatura.

El pasado domingo finalizó un ciclo electoral que comenzó con las locales y autonómicas del 28 de mayo, prosiguió con el adelanto de las generales del 23 de julio y se extendió a gallegas, vascas y catalanas. Si ERC apoya la investidura de Salvador Illa en Catalunya, se habrá dado un paso muy importante para garantizar que esta legislatura se sostenga hasta 2027, a falta de saber también si habrá presupuestos generales el año que viene. Tanto en el Estado como en las comunidades autónomas, se abre a partir de ahora un periodo de año y medio donde el ejecutivo central y los gobiernos regionales deberán poner en marcha toda la carga legislativa posible y, en el caso de Convocatoria por Asturias, fortalecer sus bases y sus estructuras. Un año y medio es un tesoro, decía Íñigo Errejón hace una semana a NORTES. Pues bien, parece que Zapico está tratando de blindarlo.

Convocatoria por Asturias. Foto: Enrique Gallart

Conviene estar atentos al buen entendimiento entre Zapico y Tomé. Transmite un mensaje. Convocatoria por Asturias, lejos de replegarse, en el inmediato momento post-Sumar, se abre a otros ángulos de la izquierda. No ha perdido la primera oportunidad que se le ha presentado en la Junta, abordando la política de vivienda, el mayor problema del ejecutivo de este país en estos momentos, y anunciando que el objetivo de su departamento es alcanzar la valoración de 450 expedientes semanales sobre las solicitudes de ayudas a la vivienda, y poder superar posteriormente esta cifra, con la incorporación de tres valoradores que se sumarán a los cinco actuales.

Covadonga Tomé ha celebrado la apuesta del Ejecutivo de “intervenir” el mercado, la inminencia de las nuevas adjudicaciones, la rehabilitación y que hable de otras formas de actuación, que espera “verlas convertidas en realidad lo antes posible” ante el “verdadero problema” de vivienda que afecta a Asturias, con “alrededor de quinientas personas sin techo, infravivienda y hacinamiento. Como el lector habrá podido percibir, la sintonía entre Zapico y Tomé se mide por la coreografía de sus palabras. Pero lo que el coordinador de IU le pide a la diputada ex-Podemos, es algo más que una celebración. Lo que le está insinuando es otra cosa: ¿Estará dispuesta a ser cómplice de un programa de gobierno para toda la legislatura? Estaremos atentos.

Actualidad