“Oviedo, ciudad franquicia”: Así ve Llamazares el proyecto de gobierno de Canteli

IU considera que el Ayuntamiento ha abandonado la vivienda, la Universidad, la cultura o los barrios, para centrarse en turismo y hostelería.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

Gaspar Llamazares, portavoz de IU-Convocatoria por Oviedo/Uviéu, hizo este lunes valoración del primer año de este segundo mandato de Alfredo Canteli como alcalde de la capital asturiana, esta vez con mayoría absoluta. Rodeado de sus compañeros de partido Cristina Pontón y Alejandro Suárez, Llamazares definió como “Oviedo, ciudad franquicia”, al proyecto de gobierno del alcalde Alfredo Canteli, al que acusó de practicar un monocultivo del turismo y la hostelería. Fuera de estas dos actividades, “la actividad frenética de la que habla el alcalde no se ve por ninguna parte”. “Prima más bien la lentitud y la parálisis” apuntó.

El portavoz de IU criticó el abandono de la vivienda a las fuerzas del mercado, boicoteando la apuesta del Principado por regular los precios del alquiler y las VUT, así como el “retroceso cultural”, cuya nueva víctima es el festival familiar CAFCA, recortado en más de la mitad del presupuesto. “Es absurdo presentarnos a la Capitalidad Europea de la Cultura al mismo tiempo que se recorta actividad cultural” expuso el veterano político.

“La política social o los centros integrados de barrio brillan por su ausencia” criticó Llamazares, que calificó la política municipal de elitista y centralista, con un claro abandono de las periferias, y ausencia de participación ciudadana, regresando a la figura del alcalde de barrio. “Priman la improvisación y la imposición” denunció Llamazares, para el que no tiene sentido el enfrentamiento con la Universidad en una ciudad universitaria.

Para el portavoz de la coalición de izquierdas, Oviedo/Uviéu necesita sacar del cajón el PGO y desarrollar una política de vivienda pública, renaturalización, movilidad sostenible y servicios en los barrios. Lo contrario a la “ciudad de franquicias” totalmente volcada en el turismo y la hostelería.

Actualidad