“La respuesta de este gobierno es siempre igual: Estamos trabajando en ello”

Cristina Pontón, edil de IU-Convocatoria por Oviedo/Uviéu hace balance de un año de mayoría absoluta del PP en la capital asturiana.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

Cristina Pontón (Oviedo, 1973), edil de IU-Convocatoria, regresó en 2023 al Ayuntamiento de la capital asturiana tras el paréntesis de 2019-2023, en el que la coalición de izquierdas no obtuvo representación institucional. Entre 2015 y 2019 fue concejala en el gobierno de izquierdas de la capital asturiana, y en la actualidad lo es de la oposición. Bregada en el sindicalismo, lideró desde CCCO la lucha de la plantilla de SEDES en 2014. Una ocupación en la Calle Uría con el apoyo de la Asamblea de Trabajadores en Lucha, de la que Pontón ejercía como coportavoz, permitió salvar la empresa semipública de construcción, con 60 empleados. Hoy desde IU se encarga de los temas sociales y de las problemáticas de barrios y pueblos del concejo.

Un año de mayoría absoluta del PP: ¿Un balance?

Se puede resumir en dos palabras: bloqueo y frustración. Todos los problemas pendientes siguen sin resolverse y la respuesta de este gobierno es siempre igual: “Estamos trabajando en ello”.

¿De qué problemas hablamos?

En los barrios y los pueblos son los de siempre: desbroces, baches, falta de alumbrado y de mantenimiento de las infraestructuras. Las prioridades del Gobierno están claras. En la calle Cervantes se vuelve a asfaltar una calle mientras en algunos pueblos la gente tiene problemas para salir en coche porque la maleza les come.

En Ventanielles, Fozaneldi y La Tenderina les dijeron que no había dinero para un parque al mismo tiempo que anunciaban cinco millones de euros para recomprar El Calatrava

Tenemos esperanzas en que pueda salir el Parque del Este. Es muy necesario para la zona.

De momento Nacho Cuesta ha dicho que es muy caro

No vemos una negativa tan férrea como en otros asuntos. A la SAREB les interesa y al Ayuntamiento también. Es otra patata caliente como Almacenes Industriales: un foco de incendios, insalubridad y todo tipo de problemas. Les conviene resolverlo, pero como todo en este gobierno va lento. En todo caso insisto, no es un asunto que veamos tan lejano como otros.

“La inversión en servicios sociales de Oviedo está muy por debajo de otros concejos asturianos”

Recientemente criticaban el recortazo a los servicios sociales

La inversión en servicios sociales de Oviedo está muy por debajo de otros concejos asturianos. Hay que ir a unos servicios descentralizados y proactivos, pero en lugar de eso se suprimen unidades de trabajo social con la excusa de concentrarlas. Ahora mismo los servicios sociales sólo están trabajando con los casos de necesidad extrema, pero hay muchas más problemáticas que no se están abordando: soledad no deseada, sobre todo de personas adultas y mayores, salud mental en adolescentes y niños…

¿Cómo serían unos servicios sociales proactivos?

Ir más allá de los usuarios de los centros sociales, que es lo que aquí se está haciendo. Avilés por ejemplo trabaja a partir del censo. Envían una carta y ofertan un servicio municipal.

Ya que sale el tema, hablemos de los centros sociales.

Se han quedado anticuados y se percibe un recorte muy fuerte en las actividades. No hay renovación, ni adaptación a los intereses de gran parte de los ovetenses. Hay además casos muy extremos de abandono como los de Tudela Veguín o Caces, que necesitan incluso arreglos porque están muy deteriorados. En Pumarín y Teatinos se reivindicaba comprar la Residencia de Oficiales del Milán y se ha dejado pasar. Habría sido lo propio que el Ayuntamiento comprara el edificio y pactaran los usos con los vecinos. Se podría haber ido a un centro municipal integrado con biblioteca y otros servicios. Tenemos un gobierno que no impulsa algo vital como es la participación. No se fomenta la participación ni el asociacionismo.

Cristina Pontón. Foto: David Aguilar Sánchez

Más bien parece el enemigo, como acabamos de ver en el Fontán

No tienen flexibilidad ni talante alguno. Si quieres renovar el Fontán tendrás que sentarte a negociar con los comerciantes. Ahora se han instalado en el “me enfado y no respiro”. Nadie te obliga a renunciar a los fondos europeos aunque no salga la planta para hostelería. Se pueden usar para modernizar el mercado sin perder la identidad ni ir a ese modelo de “ciudad franquicia” que decía el otro día Gaspar.

¿Corre el riesgo la izquierda de ser percibida como el bando del antiturismo en una ciudad que en gran parte vive del turismo?

La izquierda no es antiturística, lo que quiere es una regulación para que se pueda vivir en la ciudad. Una liberalización completa de la actividad turística nos lleva a casos como Ibiza donde un funcionario tiene problemas para pagarse una casa. Hay que regular la vivienda turística porque está influyendo mucho en la subida del precio de la vivienda. En IU estamos en eso, y creo que la mayoría de la sociedad también. No creo que la gente de derechas quiera que en la ciudad no se pueda vivir porque el precio del alquiler está disparado. La idea es hacer convivir el turismo con la vida de la gente.


¿Están satisfechos con este estilo de oposición? ¿Ven posibilidades de llegar a algún acuerdo con un PP con mayoría absoluta?

Estamos por la despolarización. Ya se atravesó una fase de polarización el mandato pasado y no parece que se consiguiera nada. No se solucionaba nada y además había un ambiente bélico permanente en el Ayuntamiento. Desde IU vamos a confrontar cuando toque confrontar, pero también tenemos claro que no tiene sentido pegarnos para no conseguir nada.

“Los alcaldes de barrio están empezando a frustrarse tanto como al resto de los vecinos que participan en los distrito”

El PP no parece con ninguna gana de pactar, los alcaldes de barrio se ponen justamente para puentear a los distritos y el movimiento vecinal.

Los alcaldes de barrio están empezando a frustrarse tanto como al resto de los vecinos que participan en los distritos. Muchos son gente que venía del asociacionismo, quería hacer cosas por su barrio y se encuentran con lo mismo, un gobierno que sólo sabe responder “Estamos trabajando en ello”.

Las fiestas de barrio también tienen problemas para salir adelante

Las fiestas de barrio son un reflejo del esfuerzo de las asociaciones por sacar adelante unos festejos populares. Se tienen que impulsar con recursos y facilidades. Hay que darle una vuelta al modelo festivo para simplificar la burocracia y facilitar que podamos seguir teniendo en cada pueblo y en cada barrio una fiesta popular.

Cristina Pontón. Foto: David Aguilar Sánchez

Llevan tiempo denunciando el abandono de la zona rural

Si, y no sólo los pueblos pequeños. Olloniego está muy abandonado. Hay un montón de reivindicaciones históricas sin resolver: canchas deportivas, gradas que se están cayendo, baches, desbroces… En Trubia faltan cosas básicas como desbroces. En Colloto tiene una reivindicación muy importante que es el transporte público. No hay una línea directa al HUCA o al IES de Ventanielles. Se aprobó una revisión en profundidad, pero sigue sin aplicarse. “Están trabajando en ello” como dicen constantemente.

También tenemos bastantes equipamientos vacíos o sin uso en la ciudad

Sí. El Palacio de los Niños, el mercado de La Corredoria, el recinto ferial de La Florida…. Sacaron a licitación un bar, pero ya asumiendo la desgracia de esa explanada asfaltada no sabemos a qué se va a dedicar. Por mucho que preguntes las respuestas nunca son claras y siempre te dicen lo mismo: “Estamos trabajando en ello”

Actualidad