Agua y energía, los dos atractivos de las antiguas minas asturianas para reconvertirse en centros de supercomputación

El Principado presenta el proyecto del Pozu San Jorge como "punta de lanza" para atraer empresas tecnológicas a las cuencas mineras.

Recomendados

Redacción Nortes
Redacción Norteshttps://www.nortes.me
Te contamos lo ocurrido centradas en la periferia.

El Gobierno del Principado, junto con el Cluster Tic, ha puesto en marcha la agrupación público privada ‘Asturias Data Center’, una iniciativa en la que participan distintas empresas asturianas interesadas en la economía del dato y cuyo objetivo es captar para la comunidad inversiones y firmas tecnológicas. Entre las compañías que participaron en la constitución del hub se encuentran TSK, Seresco, Duro Felguera, Ricoh o Asac.

El director general de Innovación, Iván Aitor Lucas, ha participado este jueves en su constitución junto a representantes de una decena de compañías.

La iniciativa tiene su origen en el proyecto que el Principado desarrollará en el pozu San Jorge (Aller) para la instalación allí de un centro de computación. La antigua explotación minera se convertirá en un espacio de proceso y almacenamiento de datos para albergar la primera nube de datos propia del Principado. ¿Por qué en un pozo? Un centro de proceso de datos de este tipo consume unos 10.000 litros de agua al día para refrigerar las computadoras, y en el caso de San Jorge el complejo está conectado a un sistema de extracción de agua del interior de las galerías mediante bombeo automático, por lo que el futuro centro dispondrá de abastecimiento hídrico sin recurrir a la red de consumo. Respecto a la energía, el consumo estimado es de 30 kilovoltios al día. San Jorge cuenta con conexiones a dos líneas de alta tensión que garantizarían el suministro.

Además, la instalación minera dispone de una completa red de comunicaciones por fibra óptica, con un anillo interior de hasta ocho fibras ópticas en diversas dependencias. El pozo está en un enclave estratégico, cercano a una línea de fibra de la red Asturcón, con conexiones directas a los campus universitarios de Mieres y Gijón, al edificio de servicios múltiples del Principado (EASMU) y al centro de proceso de datos.

Un momento de la reunión.

Según el Gobierno asturiano, el interés generado durante la presentación de esta actuación en una antigua explotación minera en el Mobile World Congress de Barcelona motivó que distintas empresas mostrasen su interés en participar en el proyecto e, incluso, en buscar más emplazamientos para ubicar centros de datos en Asturies. El director de Innovación ha indicado que el centro que se instalará en el pozo minero allerano será la “punta de lanza”.

“Asturias tiene potencial y capacidad para atraer inversiones en torno al dato”, ha precisado tras explicar que dispone de instalaciones con agua y energía, como las antiguas minas.

Actualidad