Conecta con nosotras

Pensamiento Post-corona

Covid19 y estado autonómico: cuando todo(s) lo(s) demás falla(n), nos queda Asturies

En una España federal, Asturies, con menos casos de coronavirus, podría haber adoptado un confinamiento autonómico más suave.

Lladines (Casu). Semeya: Iván G. Fernández.

¿Deben gobernar las autonomías una crisis sanitaria? Lo cierto es que cada vez que hay una desgracia, siempre viene la extrema derecha (u otras derechas menos extremas que le siguen a la zaga) volviendo a atacar la escasísima descentralización que tenemos en España. Lo hace la plataforma de Vox atacando la lengua en cuanto puede, lo empiezan a hacer ciertas personas clamando por una centralización que, supuestamente, va a resolver los problemas mejor que la actual descentralización autonómica. Claman también – claro, hay que ser coherentes – que esto debería ser resuelto a nivel europeo o, incluso, a nivel mundial.

Lo cierto es que la sanidad es una competencia de las comunidades autónomas; una “competencia transferida” porque por desgracia en España no hay “competencias autonómicas” dado que no estamos ante el Estado Federal en el que deberíamos estar – aunque algunos nos repitan una y mil veces la mentira de que estamos en un país súper descentralizado – por ello nada tendría de malo que haya 17 políticas distintas para tratar la pandemia. ¿Es malo? Pues depende, si la política autonómica en cuestión funciona bien y “aplana la curva” está claro que es buena; si no lo hace, está claro que es mala. Las políticas – y esto hay gente a la que cuesta explicárselo – no son mejores o peores, más o menos solidarias por tomarse a un nivel que a otro. De hecho, estamos viendo cómo las políticas que (no) se están tomando a nivel de la Unión Europea son todo menos solidarias y durante dos legislaturas de Mariano Rajoy hemos visto cómo se toman políticas “generales” (de ámbito estatal) que tampoco son solidarias en absoluto o progresistas. Sin embargo, vemos que en comunidades autónomas como en Asturies, donde las medidas no han sido diferentes que las del conjunto del estado – el decreto de estado de alarma es para todos – pero sí la política sanitaria y científica (por ejemplo, mientras que otras Comunidades Autónomas tienen que pedir tests a China, en Asturies hay un laboratorio propio) los resultados son mejores. En consecuencia, podemos afirmar que para Asturies las políticas autonómicas de sanidad han sido algo bueno. ¿Se imaginan cómo habrían sido las cosas si en lugar de gobiernos del PSOE (que con todas las críticas que podamos hacer a políticos como Javier Fernández o Areces, es innegable que a la sanidad la cuidaron más que el PP) los hubiésemos tenido de derechas como en la Comunidad de Madrid? Recordemos también que el Presidente Adrián Barbón pidió cerrar Asturies y cuarentena a la gente que venía de fuera. ¿Qué pasó? Que no tenía estos poderes, no se pudo hacer y, al tardar el gobierno central unos días más en aplicar estas medidas, se evitaron menos muertes de las que se podían haber evitado si nuestro Presidente hubiese tenido esta prerrogrativa.

El ejercicio de imaginación:
Ahora imaginemos que Asturies en lugar de una Comunidad Autónoma de segunda, fuese un Estado Federado de España. Imaginemos durante un segundo… ¿Qué habría sido diferente? Desde luego ya hay cosas diferentes – como la excelente política sanitaria que se tiene aquí en relación a comunidades como Madrid – pero podría haber sido mucho mejor. Podríamos haber cerrado el tráfico aéreo y terrestre antes de que hubiese casos en Asturies o cuando únicamente había uno o dos. Podríamos haber cerrado Asturies del resto del Estado y podríamos tener un “confinamiento autonómico”, que nos hubiese permitido salir a la calle y hacer vida normal salvo por el hecho de no poder ir a otras comunidades autónomas. ¿Qué habríamos conseguido? Destruir menos empleo, tener menos muertos – menos, no ninguno, que esto es imparable –, gobernarnos a nosotros mismos y que las decisiones que se hiciesen no fuesen “de brocha gorda” y pensadas en y para Madrid: recordemos, como ejemplo, lo detallado que fue Pedro Sánchez sobre sacar al perro y las nulas previsiones para la vida rural y los animales propios de una casería. Esperemos que salgamos de esta epidemia con un compromiso con lo público y con las Comunidades Autónomas, que son el ámbito más democrático de toma de decisiones y el que debería reforzarse en un futuro.

Nicolás Bardio
Escrito por

Es politólogo, escritor y creador de juegos de rol.

Comentarios
Advertisement

Lo más leído

“OTEA no nos representa, aquí autónomos y trabajadores vamos de la mano”

Actualidad

Celia Viada rescata los negativos de la fotógrafa republicana Benjamina Miyar

Cultura

Vauste: sesenta despidos y una fábrica partida en dos

Actualidad

Un tuit de Bayona ofreciendo contratos estables indigna a las enfermeras de Cabueñes

Actualidad

Asociación Cultural Nortes de Asturias © 2020 · Centradas en la periferia

Nortes en redes