Conecta con nosotras

Actualidad

CSI anuncia que recurrirá a “todos los medios” para salvar el empleo en Vauste

La sección sindical apunta a una estafa de los propietarios, la familia Boluda, y critica el silencio del Principado.

Concentración de CSI. Foto: Iván G. Fernández.

“Lo dije delante de la Policía Nacional y me reafirmo: si para salvar el puesto de empleo del que dependen 130 familias hay que hacer arder Asturias, lo haremos”. Así lo ha dicho Nacho Fuster, líder de CSI y trabajador de Vauste, en la concentración que el sindicato organizo este viernes a las puertas de la dirección general de industria. Fuster criticó que la misma Rosana Prada, directora general de industria que “me llamó a mi teléfono personal para agradecer la donación de 28.000 euros que CSI hizo en lo peor de la pandemia en material sanitario, se niegue ahora a recibirnos cuando nos estamos jugando el futuro industrial de Asturias”. La Corriente se ha desmarcado de los otros sindicatos del comité, CCOO, UGT y USO, y rechaza el plan de viabilidad propuesto por la empresa, que pasa por más de 40 despidos, una drástica bajada de sueldos del 20% y un nuevo convenio flexible. En opinión de Fuster este plan lleva al cierre de la empresa y señala que los propietarios de Vauste, Antonio Boluda y su familia, ya se han quedado el suelo de la empresa, en lo que según este sindicalista podría ser una operación ilegal de alzamiento de bienes.

Redacción Nortes
Escrito por

Te contamos lo ocurrido centradas en la periferia.

1 Comentario

1 Comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

Las familias de La Corredoria proponen habilitar el mercado como espacio educativo

Actualidad

Las trabajadoras de residencias públicas ganan una primera sentencia contra el recorte de sus vacaciones

Actualidad

Va dir por ti, Yoli

Actualidad

Los pensionistas asturianos secundan las movilizaciones en ALSA

Actualidad

Asociación Cultural Nortes de Asturias © 2020 · Centradas en la periferia

Nortes en redes