Emanciparse: misión imposible para la juventud asturiana

Recomendados

Redacción Nortes
Redacción Norteshttps://www.nortes.me
Te contamos lo ocurrido centradas en la periferia.

El Conseyu de la Mocedá del Principáu d’Asturies (CMPA) ha presentado los datos para Asturias del Observatorio de Emancipación realizado por el Consejo de la Juventud de España.  Los datos analizados se corresponden con el segundo semestre de 2019.

Los datos de emancipación sitúan a Asturias por encima de la media estatal, con una tasa del 19,1% en menores de 30 años. No obstante, Álvaro Granda, presidente del CMPA considera que el dato “demuestra la cronificación de los problemas cronificados de emancipación juvenil en Asturias y en el conjunto del Estado cuando 8 de 10 jóvenes no pueden realizar un proyecto de vida independiente”.  Este análisis demuestra también una evolución atípica en Asturias, dado que este ligero aumento de la emancipación juvenil se ve relacionado con el aumento de la tasa de actividad (46,2%) y tasa de empleo (34,6%). No obstante, ambos indicadores continúan por debajo de la media estatal.

El 20% de la juventud asturiana de entre 30 y 34 años vive fuera de Asturias

Otro indicador preocupante es el aumento del riesgo de pobreza entre la población menor de 30 años y entre la población con edades comprendidas entre los 30 y 34. Este aumento de la pobreza afectaba a un porcentaje de población con contrato de trabajo. En opinión del presidente del organismo, este dao no hace sino demostrar que “la leve recuperación se asentó sobre cimientos de precariedad”.

En lo que se refiere al coste de la vivienda, una persona joven necesitaría destinar el 58% de su salario medio exclusivamente a pagar el alquiler.

En materia de emigración Asturias sigue sufriendo el éxodo juvenil. Un dato que demuestra la sangría demográfica de los últimos años es que casi el 20% de la juventud asturiana que ahora tiene entre 30 y 34 años reside fuera de Asturias.

Álvaro Granda, presidente del CMPA

Desde el CMPA destacan el vital interés que tiene este estudio realizado con datos previos al estallido de la crisis sanitaria, y que servirá como indicador para analizar el impacto y consecuencias de la misma en la población juvenil. Granda remarca que “tras meses poniendo el foco en la irresponsabilidad de los jóvenes, ahora tocará hablar de las gestiones políticas irresponsables que durante años han conducido a la juventud asturiana a esta situación”.

En opinión del presidente del organismo juvenil, es necesario avanzar hacia un pacto social y económico con la juventud asturiana, con el objetivo de fijar población y sentar las bases de la reconstrucción post-covid. “De lo contrario”, advierte Granda, “seremos una generación perdida entre dos crisis”.

- Publicidad -spot_img

Actualidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here