Juventud y coronavirus: un mensaje diferente

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y forma parte del consejo de redacción de Nortes.

¿Se puede mezclar juventud y prevención del coronavirus sin hacer una campaña con ataúdes y mensajes que presenten a los jóvenes como una banda de energúmenos que solo piensan en fiesta sin control? El Conseyu de la Mocedá del Principáu d’Asturies cree que no solo es posible, sino que además es mucho más eficaz. Por eso han lanzado esta campaña en la que recurren al humor para explicar que la prevención de la pandemia necesita tanto de medidas eficaces, como de responsabilidad individual.

Álvaro Granda, presidente del CMPA, señala que la campaña surgió a comienzos del verano, con el desarrollo de las fases de la desescalada y la nueva normalidad, “observamos que la juventud empieza a ser el foco de unas críticas sobre actitudes irresponsables casi de un carácter totalizador, se asociaba juventud a irresponsabilidad”. Para Granda “las campañas que se lanzaban desde las instituciones no fueron adecuadas, no supieron conectar con el público más joven y en vez de acompañar y ayudar lo estigmatizaron y señalaron”. El presidente del consejo que agrupa a las entidades juveniles asturianas apunta que desde el CMPA “quisimos contestar con una campaña en positivo, con humor dentro de la gravedad de la situación, ridiculizando situaciones cotidianas que eran la norma general de incumplimientos de jóvenes y de no tan jóvenes en la región con menos población juvenil de Europa”. Para ello diseñaron unos ejes temáticos que la ilustradora Ana Jiménez, autora del personaje Mecrominah, se encargó de dar forma en las viñetas.

Ahora retoman la campaña con dos nuevas viñetas de cara al final de año, “porque nos preocupan los datos sanitarios, nos preocupan las reuniones en Navidad y nos preocupa los mensajes contradictorios por un lado de prevención y restricción que piden los expertos sanitarios mientras desde los parlamentos se nos mandan mensajes confusos que acaban generando falta de credibilidad y lamentamos que nuevamente las campañas de comunicación no sean didácticas, así que usamos de nuevo un humor ácido para pedir sentido común, que si hay que sacrificar unas fiestas para poder volver a recuperar la normalidad antes merece la pena el sacrificio y para reivindicar menos crispación y más trabajo en red, contando y escuchando a los y las jóvenes especialmente en el desarrollo de campañas o medidas que nos afectan” subrraya Granda.

- Publicidad -spot_img

Actualidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here