¡Viva el Frente Popular! (¡Qué remedio!)

Frente a las falsas respuestas de la extrema derecha, las izquierdas deben hacer posible un nuevo horizonte de libertad, bienestar y seguridad para las mayorías sociales angustiadas por la crisis

Recomendados

Redacción Nortes
Redacción Norteshttps://www.nortes.me
Te contamos lo ocurrido centradas en la periferia.

Sobre los gobiernos frentepopulistas pesa una maldición. O los derriban los golpes de Estado o se derriban ellos a sí mismos a causa de sus divisiones internas. Pese a ello, los de abajo solo hemos avanzado en la mejora de nuestras condiciones de vida gracias a la unidad de las izquierdas por un lado, y a la presión extraparlamentaria de los movimientos populares por otro. Ahí están los ejemplos de las vacaciones pagadas arrancadas por los sindicatos franceses al Gobierno del Frente Popular en la primavera de 1936, de la reforma agraria de ese mismo año en España, conquistada a golpe de ocupación por las familias campesinas, y luego legalizada por la República, o en fechas más recientes, y de nuevo en Francia, de la Ley de las 35 horas semanales, el gran logro en el 2.000 del llamado gobierno de la izquierda plural.

Hoy Nortes estrena nueva web, un pequeño paso adelante en nuestra apuesta por consolidar en el medio plazo un medio independiente made in Asturies, y hemos escogido como fecha simbólica para hacerlo este 16 de febrero, aniversario de aquella gran victoria electoral de las izquierdas y de los movimientos populares en una Europa asolada por el fascismo y la reacción. 85 años más tarde, un gobierno de coalición vuelve a estar en el Gobierno de España, justo cuando la ultraderecha llama a las puertas en todo el mundo. Un escenario nada fácil, al que además se suman nuevas problemáticas como la pandemia global y la crisis ecológica del planeta.

Frente a las falsas respuestas que la extrema derecha ofrece a problemas reales como el desempleo, la precariedad, la crisis de los cuidados o el miedo a un futuro incierto, las izquierdas deben ofrecer y hacer posible un nuevo horizonte de libertad, bienestar y seguridad a las mayorías sociales angustiadas por esta crisis, que llega cuando aún no nos habíamos repuesto de la anterior y golpea sobre un Estado del Bienestar debilitado por una década de recortes.

El blindaje del sistema público de las pensiones, la derogación de la reforma laboral, la subida del Salario Mínimo Interprofesional o el establecimiento de un modelo fiscal más justo son algunas de las “patatas calientes” que este Gobierno de Frente Popular, como VOX lo califica despectivamente, tiene por delante. El papel de una ciudadanía consciente y organizada, y de unos medios de comunicación independientes, es clave para empujar esas reformas progresistas y vencer las resistencias que dentro y fuera del Gobierno se están lervantando contra ellas. Lo hemos visto con la ampliación de la moratoria a los desahucios durante la pandemia, la regulación laboral de los riders o el reciente anuncio de una reforma del Código Penal para evitar nuevas situaciones como el encarcelamiento del rapero Pablo Hasel. Ninguna de estas medidas habría sido posible sin la presión social.

Hoy celebramos los 85 años de aquel 16 de febrero de 1936, con la vista puesta en los retos de este presente y futuro extraños, pero apasionantes, que nos ha tocado vivir.

Actualidad

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here