Asturies sigue sin marca propia de leche ecológica pese a aumentar su producción casi un 40% en 2020

La mayor parte de los 51 ganaderos certificados trabajan con Lactalis o Celta, mientras la Central Lechera importa el producto de Austria.

Recomendados

David Artime
David Artime
Periodista y escritor. En 2009, ganó el premio de narrativa en lengua asturiana de la editorial Trabe con la novela "La Bufanda", en la que aborda el mundo de los ultras de fútbol.

Asturies no cuenta con ninguna marca propia de leche ecológica pese a que su producción sigue aumentando. En 2020 se ordeñaron 8.255 toneladas, un 38% más que en 2019, cuando la cifra fue de 5.964. La comunidad cuenta actualmente con 51 ganaderías con certificación oficial del Consejo de la Producción Agraria Ecológica (Copae).

Sin embargo, si hablamos de leche de consumo, ninguna de ellas produce para una empresa o cooperativa del país. En su mayor parte, abastecen a dos grandes industrias no asturianas, Lactalis (que comercializa con Puleva) y la gallega Leche Celta. También hay un porcentaje de la producción que se queda en la planta de la multinacional suiza Nestlé en Sebares (Piloña), aunque en este caso se trata de productos de nutrición infantil.

Se da la circunstancia de que desde 2018 la Central Lechera Asturiana sí comercializa, a través de su empresa Capsa, una marca de leche ecológica, Asana, pero con leche proveniente de Austria. Según destacó la propia Capsa en el momento del lanzamiento de este producto, se trata de cooperativas de los Alpes Austriacos que trabajan con razas alpinas que pastan en libertad y cuentan con el sello ECO de la Unión Europea.

Fotografía publicitaria de leche y productos lácteos Asana, marca comercializada por Capsa.

La ausencia de una marca propia de leche ecológica asturiana llama la atención en una comunidad que ostenta la segunda mayor producción de todo el país. En el año 2019 Asturies solo era superada por las más de 22.000 toneladas de Galicia, y seguida de cerca por las 4.500 de Cantabria, según datos del Ministerio de Agricultura. Las dos comunidades vecinas cuentan con marcas propias de leche ecológica. En Galicia, al margen de la gran industria de Leche Celta, destacan entre otras Casa Grande Xanceda (A Coruña), Arqueixal (Lugo) o Ecoleia (Ourense). En Cantabria, una empresa de larga tradición como El Buen Pastor ofrece una línea de leche ecológica entera y semidesnatada.

CRECIMIENTO DE LA PRODUCCIÓN DESDE 2010

Pese a suponer aún una parte ínfima de la producción lechera asturiana total, que en 2020 rondó las 600.000 toneladas, la evolución de la leche ecológica en la región marca una clara trayectoria ascendente. En 2010 se producían unas 1.200 toneladas en Asturies y apenas había una docena de explotaciones inscritas.

En este sentido, Jesús Méndez, vocal de ganadería de leche del Copae ha destacado en declaraciones a Nortes que Asturies es un “territorio óptimo” para la producción de leche ecológica, tanto por la calidad de sus pastos, como por la experiencia y profesionalidad de sus ganaderos.

Actualidad

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here