Vecinos y ecologistas se apuntan un tanto en la batalla contra la multinacional Hanson

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

“Lo normal es que un Ayuntamiento de la cara por los vecinos” dice Marcos Álvarez, uno de los portavoces del movimiento vecinal contra la instalación de una planta de asfalto en Priorio. Lo que para Marcos parece evidente no lo ha sido tanto para el bipartito, PP-Cs, que inicialmente había decidido inhibirse en la batalla legal por impedir la fábrica de asfalto en esta localidad del valle de Las Caldas, uno de los pulmones verdes de la capital asturiana. Ha costado movilización en la calle y presión política que el gobierno local recurra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Asturies. Sentencia que autoriza a la multinacional Hanson a instalar esta industria altamente contaminante en la cantera de Priorio. “No salió de ellos. Demostraron estar en todo momento más del lado de a empresa que de los vecinos de Oviedo” critica Álvarez, uno de los impulsores de la ruidosa cacerolada del pasado martes. Después de muchas palabras incumplidas, sospecha de la convicción del bipartito a la hora de plantear el recurso.

Roberto García Carril, presidente de la Plataforma Vecinal contra las Plantas de Asfalto y de Hormigón por un Oviedo Saludable muestra su satisfacción porque “haya triunfado la razón”. García Carril está esperanzado con que el recurso vaya adelante y suponga el principio del fin de la amenaza contra la que llevan varios años movilizándose. Desde la plataforma que lidera van a recurrir y consideraban extraño que el Ayuntamiento les dejase solos frente a la multinacional.

Satisfacción también en Ecoloxistes n´Aición. Su portavoz Beatriz González considera que el cambio de postura del Ayuntamiento se debe exclusivamente a la presión social, y pide “no bajar la guardia”. En un sentido parecido se ha pronunciado Ignacio Fernández del Páramo, de Somos Uviéu, ex concejal de urbanismo, y que ha criticado que su sucesor, Nacho Cuesta, “quería, a base de mentiras, dar licencia de tapadillo a sus patronos de la multinacional Hanson, pero la movilización vecinal ha conseguido evitar que el valle de Las Caldas sea destruído”.

Actualidad

2 Comentarios

  1. Ya es sorprendente que no pregunteis la opinión de la Coordinadora Ecoloxista que es el unico grupo ecologista que alego contra la planta de asfalto todos estos años de tramitación. Cada vez son mas sectarios en este medio.

    • Está muy mal visto el ecologismo, y las instituciones siguen trabajando para que eso no cambie, no sería conveniente para muchos intereses económicos que se actuase con diligencia y se hiciesen cumplir las leyes democráticas. Y muchos medios de comunicación siguen alimentando esta estrategia, no van a morder los periodistas la mano de los políticos que les dan de comer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here