Denuncien un presuntu abusu policial na Lata de Zinc qu’acabó con dos detenciones

Responsables del llocal afirmen que dos persones resultaron reducíes y deteníes con violencia y sin causa xustificada pola Policía Nacional.

Recomendados

Redacción Nortes
Redacción Norteshttps://www.nortes.me
Te contamos lo ocurrido centradas en la periferia.

El colectivu que xestiona l’establecimientu Lata de Zinc n’Uviéu ta denunciando públicamente un presuntu abusu cometíu por dellos axentes de la Policía Nacional el pasáu sábadu 13 de marzu qu’acabó con dos de los sos clientes deteníos y condenaos en xuiciu rápidu, según los responsables del llocal, sin motivu aparente.

Según la versión de los mesmos, los axentes reduxeron “a porrazos” a ún de los sos clientes cuando se llevantaba a fumar de la mesa de la terraza na que taba. Otra persona qu’intentó mediar nesi momentu tamién resultó “reducida ya inmovilizada con técniques que creyemos que son desproporcionaes y de dudosa llegalidá, hasta’l puntu de finca-y la rodilla nel pescuezu”, señálen los xestores nuna nota de prensa.

La nota esplica que “nun momentu de la tarde, coles persones (ente les que había neñes) y la terraza cumpliendo la normativa vixente, apaez un despliegue policial de como mínimo 14 axentes de la Policía Nacional, dalgunos coles porres desenfundaes“. “Ente ellos”, añadieron, “hai axentes de la unidad especial UPR”. “Bloqueen les salides de la plaza, na cual hai un parque infantil que taba enllenu, y faen formación delante de la nuesa terraza. Nun dan nenguna esplicación de la intervención a les persones del llocal”.

Según la versión del establecimientu, unu de los policíes “direutamente diríxese a una persona que taba liándose un cigarru nuna mesa y ordéna-y colocase bien la mázcara. Esta persona esplica que se taba liando un cigarru y l’axente retruca, al nuesu paecer de forma violenta, que nun se pue fumar na mesa. Cuando se dispón a llevantase pa dir a fumar cola distancia de seguridá, varios axentes abaláncense sobre ella y redúcenla a porrazos“. “Otra persona”, prosigue la nota, “avérase pa mediar y tamién ye reducida e inmovilizada” nes condiciones anteriormente señalaes.

Estes dos persones, según la nota de prensa, “nun solo recibieron esto, si non que pasaron una nueche en calabozos y tras un xuiciu rápidu tienen que pagar una multa de 1200 euros por resistencia, costes d’abogacía y dos años d’antecedentes“. “Una tercera persona”, espliquen, ·”enfréntase a una posible multa ente 600 y 2000 euros”. Maticen amás qu’estos clientes “nun taben consumiendo nin teníen nenguna droga illegal y que dende’l nuesu puntu de vista, nun presentaron resistencia dalguna”.

La nota afirma que los axentes realizaron “identificaciones mese a por mesa, ente burrles, rises (dalgunes con llectura d’antecedentes en público) y amenaces de multas por causes inxustificaes”.

Actualidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here