Dos bibliotecas de barrio para dos libreros que hacían ciudad

Vecinos, amigos y el gremio del libro apoyan el homenaje propuesto por Somos Oviedo para los desaparecidos Conchita Quirós y Alberto Polledo.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

2020 y 2021 no han sido buenos años para nadie. Tampoco para el gremio del libro carbayón que ha despedido a dos de sus más queridos miembros. En noviembre del año pasado fallecía Alberto Polledo y en febrero de este Conchita Quirós. Coincidiendo con el Día del Libro Ana Taboada, portavoz de Somos Oviedo/Uviéu, y Lluisa Nogueiro, de Podemos Oviedo/Uviéu han pedido que ambos libreros den nombre a dos bibliotecas de barrio, las de Vallobín y Ciudad Naranco respectivamente. Vecinos, amigos y gentes de la cultura ovetense apoyan una propuesta que en palabras del escritor Fernando Menéndez sería un buen homenaje para “dos libreros que formaron parte de las entrañas de la ciudad”. Para Menéndez, que durante muchos años ha impartido talleres de literatura precisamente en la Biblioteca de Ciudad Naranco, Quirós y Polledo fueron además de “libreros ejemplares”, un modelo de “amor a su ciudad”. También Daniel Álvarez Prendés, de la editorial asturiana Hoja de Lata ha saludado la propuesta. Para Prendes, que siempre agradecerá a Quirós su apuesta generosa para una editorial pequeña e independiente como la suya, la propietaria de Cervantes fue “el alma del gremio librero en Asturies”. En opinión del editor, “cualquier reconocimiento a Conchita por parte de Ayuntamiento y Principado se queda corto”. Prendes destaca el amor a la cultura y los libros de Quirós, y su rechazo a todas las ofertas que recibió para traspasar su centenario negocio a grandes multinacionales del sector. Mar Prieto, de la Asociación de Libreros de Oviedo, considera un motivo de alegría en el Día del Libro que se proponga a dos grandes libreros para dar nombre a bibliotecas de barrio: “Siempre trabajamos con las bibliotecas de los barrios. Librerías y bibliotecas no compiten, son amigas”.

Quirós, hija de librero, fue durante décadas el alma de la Librería Cervantes, una de las mejores librerías de España, fundada en 1921, y que bajo su dirección ha seguido modernizándose con el impulso de una filial específicamente dedicada al público infantil “El Buho Lector” y un espacio cultural, Foro Abierto, que programa actos y presentaciones casi a diario. Medalla de Plata del Principado de Asturies en 2007 y pregonera de las fiestas de San Mateo en 2018, su muerte fue noticia en medios nacionales. Por su parte, Polledo sumó a su condición de librero en la histórica Santa Teresa, una personalidad polifacética: escritor, montañero, ecologista, apasionado del Naranco y ciudadano implicada en múltiples causas sociales, sobre todo en defensa del patrimonio histórico y natural de Oviedo. Desde la Asociación Vecinal La Centralilla de Ciudad Naranco celebran que un defensor del monte y del Prerrománico pueda dar nombre a la biblioteca del barrio que está en su ladera. También su amigo y vicepresidente de la SOF, el arquitecto Felipe Díaz Miranda, apoya el reconocimiento para una persona “comprometida con la cultura y con Oviedo”. Persona querida en su ciudad por personas de muy diferentes ámbitos y formas de pensar, también la Asociación Vecinal Activa Ciudad Naranco ha apoyado el reconocimiento para Polledo por su compromiso con la vida cultural ovetense.

Actualidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here