Esto nun ye una canción

Leticia Baselgas (Xixón, 1984) es la nueva invitada a la sección #Hastaeldiafragma, un diálogo entre texto y fotografía para indagar en las huellas que ha dejado la pandemia en nuestras vidas

Recomendados

Redacción Nortes
Redacción Norteshttps://www.nortes.me
Te contamos lo ocurrido centradas en la periferia.

Hace un año, durante las semanas de confinamiento, la música Leticia Baselgas escribía estas líneas para acompañar esta imagen de Iván G. Fernández, fotógrafo de Nortes y promotor de la sección #Hastaeldiafragma. Un año después, retomamos este diálogo entre texto y fotografía para seguir indagando en las huellas que ha dejado la pandemia en nuestras vidas.

Lo que escribo debería ser una canción con pentagrames esgastaos y notes torcíes pero esto nun ye una canción. Les pallabres tendríen que ser llamentos que falaran d’un país piquiñin, d’un llugar fríu o de persones que caminen un vienres cualesquier dempués d’almorzar y que s’atopen allegremente pa falar del tiempu.

 La mio voz cantaría a dos amantes que, nel atapecer del día, acaben separándose por culpa los celos. Asina sí. Tamién habría conceptos esgastaos pol usu, señaldá, piedra o mofu, que repitiríense mecánicamente. A la fin too debería ser paisaxe, canción d’amor, y ñacer o morrer onde les miseries más vieyes: nun cuerpu.

Falaría de nueches ensin norte y d’homes que durmen ensin patria pa espertar ensin males de conciencia. Les armoníes sentiríense nel sitiu más contamináu de Xixón, dende’l mio cuartín escuru, o dende les cais de siempre onde díbemos pasear naguando soledá y salitre.

El mio testu tenía que tener nome de muyer y glayaría la lletanía de los amores imposibles; a la postre, tresformaríese nuna balada de motel. Les notes deberíen mancar y, como dicía el poeta, la primavera, el branu, la seronda y l’inviernu entraríen nel coral indiscriminadamente. Imaxinaría cómo sedría l’últimu bar de la nueche y cómo l’alcohol diba ayudar a los protagonistes a escapar y a metese n’alboraes de repunancia auto-programada. Too diba pasar a cámara llenta como nuna película de Wong Kar-Wai. Prestaríame escribir dende la barra d’un chigre de barriu -esi sitiu onde la xente va a tocase clandestinamente-, y que fuera nuna ciudá mui lloñe d’esti país de ruines industriales, carbón y hulla. Ya marcha la lluz y parez que veo a los dos amantes allá alantrones: a unu desfaciéndose mui sele y al otru dando l’ultima vuelta a la esquina. Sicasí, la realidá nun ye una repetición de les mesmes coses y, si el tiempu ye creación, la memoria tamién. Dexo d’escribir cola murnia de nun saber contar esta hestoria d’amor y patria. ¡Qué pena que esto nun sea una canción!, ¡qué pena que esto nun llegue nin a deséu!

- Publicidad -spot_img

Actualidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here