Dalgo güel a podre en Dinamarca (y nun son les mios pataques)

Como n’Internet naide sostién la mirada, los disparos son indiscriminaos y, a poder ser, onde más duela, na dignidá sobre manera.

Recomendados

Beatriz Redondo Viado
Beatriz Redondo Viado
Periodista y profesora de secundaria.

Garré un viciu nuevu (soi mui de vicios, cuanto peores, meyor):  lleer los comentarios de los medios de comunicación en redes sociales . Pensé yo, dende la mio misantropía cuasi xenética, que yera una manera de tar nel mundu.

¿Son les redes sociales un mundu? ¿Son el mundu?

Y claro, si poca gana tenía de tar nel mundu, menos tengo. Que nun ye que pida la eutanasia a voces, llegará nel so momento;  priesa, lo que se diz priesa, nun hai. Pero sí se siente una un poco yá col pie n’otru mundu cuando llee los comentarios nes redes sociales. Hai seis o siete  fechos costatables:

A) La xente nun llee más allá del titular y dende ehí opina.

 B) La xente que llee’l titular, a veces entiende’l titular;  a veces nun entiende’l titular, y a veces entiende lo que quier  y céntrase nuna sola palabra del titular na que sofitar tolos sos prexuicios, ehí xuntinos y revueltos. (Como soi optimista, inclínome pola primera opción).

 C) La xente  que, más allá del titular, llee la noticia, aveza a usar tala fazaña como coartada intelectual-erudita-relleída  pa refrendar, a favor o en contra, les sos  propies frustraciones.  Tamién pa desfacer prexuicios dende la so opinión informada, y eso sí que ye una fazaña.

D) Como n’Internet naide sostién la mirada, los disparos son indiscriminaos  y, a poder ser, onde más duela, na dignidá sobre manera.

E) Qué triste tener que contrastar les frustaciones (personales) a cuenta de cualquiera con cualquiera. 

F) Anque parecía lo último, tovía hai un H) ¿tan sola ta la xente?

(Cuando digo la xente, efectivamente ye muncho dicir: xeneralizo impresiones  al gustu personal, cual si tuviera nuna rede social).

¿Son les redes sociales un mundu? ¿Son el mundu? Digo, porque cuando m’enfrento al mundu, cara a cara y wifi non mediante, nun me da coses mui diferentes. Guah.es imberbes qu’ensayen el saludu facista; mayores mayorones –supuestamente nel so puntu de maduración y saber- que responsablemente  asienten a la razón instrumental, la que val pa facer coses, qu’a saber pa qué valen eses coses.

Todo dende l’absoluta impunidá. Nes redes sociales y nel mundu presuntamente más real. Too da igual. El non ser de les redes sociales, cola so consiguiente violencia hacia un non ser teóricu  (anquen na práctica hai un ser al otru llau de la pantalla),  ¿treslládase al mundu real? ¿O ye al revés? Nada importa, namás son caracteres. ¿Son pensamientu? ¿Son intención? ¿Son pura latencia frustrada?  ¿Son acción en potencia?

Dalgo güel a podre en Dinamarca y nun son les mios pataques qu’esti añu, como l’otru, nun semé .  

Actualidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here