La FeLiX escribe su quinto capítulo

Librerías y editoriales alzaron esta mañana las persianas de medio centenar de casetas de la Feria del Libro de Xixón, que cumple cinco años

Recomendados

Paco Álvarez
Paco Álvarez
Periodista, escritor y traductor lliterariu d'italianu. Ye autor de les noveles "Lluvia d'agostu" (Hoja de Lata, 2016) y "Los xardinos de la lluna" (Trabe, 2020), coles que ganó en dos ocasiones el Premiu Xosefa Xovellanos.

Orbayaba sobre Xixón a media mañana, mientras las librerías y las editoriales alzaban las persianas de sus casetas de feria. En cualquier caso, la grisura del cielo realzaba el colorido de las cubiertas de los libros que desde hoy y hasta el domingo marcarán el paso de viandantes, lectoras y lectores a lo largo de la calle de Francisco Tomás y Valiente y del Paseo de Begoña. La propia alcaldesa, Ana González, echó mano de una frase preparada para desafiar el pronóstico de borrasca que preside estos días. “Parece que vamos a convivir con la lluvia. Pues venimos a la Feria, miramos, compramos un par de libros y a casa, a leer”, dijo a los medios de comunicación instantes después de empuñar las tijeras para cortar la cinta en la inauguración.

Los libreros y editoras que tanteó Nortes pasadas las once de la mañana mostraban una preocupación relativa ante las previsiones meteorológicas: nadie quiere días de anticiclón abrumador en los que la gente se vaya a pasar el día entero a la playa, pero a nadie le asusta un poco de agua. Las previsiones de ventas para estos cuatro días de feria son buenas, en general, aunque hay incertidumbre sobre si persistirá o no el ‘efecto post confinamiento’, que hizo que el año pasado creciera la venta de libros.

A todo esto, estamos hablando de la Feria del Libro de Xixón (FeLiX), que hoy ha empezado a escribir su quinto capítulo. La ciudad más poblada de Asturies vivió durante veinte años la anomalía de no contar con una feria del libro, la retomó hace ahora un quinquenio. En las tres primeras ediciones tiraron de ella, básicamente, las editoras y editores, los libreros y libreras, un grupo de bibliotecarias comprometidas de la red de bibliotecas de Xixón… En la edición anterior la feria se municipalizó, volvió al ámbito público toda la gestión. La Fundación Municipal de Cultura puso al frente del evento a Jaime Priede, langreano, licenciado en Filología Española, poeta, una persona reconocida y respetada en ámbitos literarios.

Rafael Gutiérrez Testón, presidente de la Asociación de Librerías del Principado de Asturias (ALPA) y uno de los impulsores de la refundación de la Feria del Libro de Xixón, asegura que “desde que está Jaime Priede, el crecimiento es evidente. La Feria tiene un recorrido y un criterio, este año está dedicada a la narrativa corta y destaca la cantidad de autores y autoras que vienen”. El portavoz del colectivo librero y propietario de la librería La Buena Letra añade que “disponemos de muy buenas casetas y de muy buenas instalaciones”. La única objeción que plantea es que “una feria de cuatro días se nos queda un poco corta”, pero ante la alternativa de pasar de cuatro días a diez (para aprovechar el tirón de dos fines de semana, como se hace en otras ciudades) cree que “una feria de diez días tal vez sea excesiva”. Con todo, Rafael Gutiérrez piensa que en esta quinta edición “las expectativas son buenísimas”.

Respecto a la inusual coincidencia de fechas que se da este año entre LibrOviedo y la FeLiX, afirma que “no creo que sea un problema, como tampoco creo que sea un problema que haya dos librerías en la misma calle de una ciudad. Sí es verdad que para la oferta de Asturias, con dos ciudades tan cercanas, quizás podríamos haber enlazado casi quince días de ferias del libro uniendo los diez de Oviedo con los cuatro de Gijón, pero son totalmente compatibles ambas ferias”.

Rafael Gutiérrez, presidente de la Asociación de Librerías. FOTO: Luis Sevilla

Jaime Priede señala que para esta edición de la FeLiX “hemos buscado, sobre todo, que haya variedad. Nuestra idea es que todos los actos sean culturales, que los autores y autoras que vengan a Gijón lo hagan no sólo como escaparate mediático, sino para aportar algo”. Este año, añade, “hemos querido hacerle un hueco importante a las autoras, a escritoras que están aportando a la narrativa española actual una visión que solamente se puede aportar desde la perspectiva de mujer. No estamos hablando de literatura femenina, sino de otra cosa: de una perspectiva de mujer, de una voz narrativa que hasta ahora no se estaba dando y que aporta una visión sobre temas como la maternidad, la invisilidad social o la falta de referentes para contar esas perspectiva de mujer”.

Jaime Priede, director de la Feria del Libro de Xixón, tras la inauguración de la FeLiX. FOTO: Luis Sevilla

Ana González, alcaldesa y profesora de Lengua y Literatura en su etapa profesional anterior, afirma que la Feria del Libro de este año “significa un paso más hacia la recuperación de la vida, y pocas formas hay tan buenas de recuperar vida que con la literatura, que es buena compañía”. En su opinión, “esta quinta edición mejora mucho las anteriores, tanto por el número de casetas como por el programa de presentaciones de libros y por la presencia de escritores y escritoras, por los debates que va a haber y por las actividades complementarias que arropan a la feria”.

La Feria del Libro de Xixón cuenta en esta ocasión con 52 casetas, una docena más que en la edición anterior. Jaime Priede destaca la presencia por primera vez del Gremio de Editores de León y de sellos editoriales catalanes, lo cual es “beneficioso para el público, porque hay una variedad de libros y de autores que no habría de otra manera, y para la Feria, por toda la difusión que esas editoriales pueden hacer de la Feria fuera de Asturias”. Avanza que “la idea es seguir creciendo, podemos llegar a sesenta casetas. Lo intentaremos en próximas ediciones, sobre todo para traer editoriales de fuera que aporten más diversidad”.

Actualidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here