Una banca ética pegada al territorio para promocionar proyectos con impacto socioambiental

Coop57 se reunió con movimientos sociales del noroccidente para conocer de primera mano los proyectos que se estén llevando a cabo en la zona

Recomendados

Elena Plaza
Elena Plaza
Es periodista, formadora en cuestiones de género, contadora de historias y enredada entre ruralidades.

Pulsar las necesidades del territorio y presentarse a los diferentes movimientos sociales de la zona. Ése ha sido el objetivo de Coop57 en el noroccidente astur en la reunión que acaban de celebrar en El Cabiyón (Tapia).

Acompañados de algunas socias que ya llevan tiempo en esta cooperativa que forma parte desde 2019 de la Federación Europea de Banca Ética y Alternativa (FEBEA), quisieron conocer de primera mano proyectos que se estén llevando a cabo en la zona y explicar el funcionamiento de Coop57 y los servicios financieros éticos y solidarios que llevan ofreciendo desde 1995.

Así hasta El Atelier, ubicado en la misma finca, se acercaron plataformas como Oro No, Xente Oscos-Eo, El Telar, Eco Ultravioleta, socias ahorradoras y otras personas interesadas, algunas ya integradas en Coop57, que en el caso de Asturies hace tres años se convirtió en sección territorial, lo que les da entidad para decidir qué proyectos financiar, los cuales tienen que tener un interés socioambiental.

Marcos Morilla, uno de los representantes de la cooperativa que asistieron, explicó las diferentes formas de integrarse: como socia ahorradora, que en Asturies hay unas 70 y que guardan sus ahorros en Coop con el que se financian diferentes proyectos éticos; socia de servicios, aquellas entidades que podrían solicitar crédito, en torno a 20 en la región; y las socias de trabajo.

Morilla explicó que en todo el Estado hay más de 4.000 personas ahorradoras y más de 1.000 socias de servicios, y que en los 26 años que lleva funcionando Coop57 se han financiado proyectos por más de un millón de euros. Como ventaja señaló que los avales son mancomunados: el dinero que se necesita para sacar adelante un proyecto se reparte entre su base social, que avala de manera mancomunada, pero no con propiedades, como en la banca convencional.

También cuentan con una Fundación que canaliza, a fondo perdido, financiación para aquellos movimientos sociales que no van a generar ingresos, pero que sí cumplen ese papel con impacto socioambiental que permita crear red tejiendo territorios.

Actualidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here