Asturies necesita hablar de su “empleo de mierda”

El Principado es la séptima comunidad española con más precariedad global según un reciente estudio de CCOO y la Universidad de Alicante.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

Más del 50% de la población asalariada en España vive en la precariedad, y solo un 28% está a salvo de sufrirla en algún momento de su vida laboral. Estamos pues ante un fenómeno estructural, que viene de lejos, pero se ha agravado definitivamente con la reforma laboral del PP en 2012. La precariedad no afecta a todo el mundo por igual. Se ceba principalmente con jóvenes, migrantes, mujeres y personas con menos estudios. Son ellos y ellas a quienes les toca la peor parte en un país crecientemente desigual y en el que hasta ahora todas las crisis económicas han servido para minar los derechos de la clase trabajadora bajo el axioma de que siempre es necesario reducir la calidad del empleo para producir crecimiento económico.

“Asturies empata con País Valenciá en precariedad global”

La precariedad tampoco está igualmente repartida a nivel regional. Andalucía, Canarias, Extremadura, Ceuta y Melilla son los cuatro territorios que más precariedad laboral concentran en España. Son datos de un estudio de CCOO y el Instituto de Economía Internacional de la Universidad de Alicante presentados esta semana, y que no dejan precisamente en buen lugar a Asturies. El Principado está en la media española, pero situada entre las comunidades autónomas con lo que los autores del informe llaman más precariedad laboral global. Por encima de nuestras comunidades vecinas: Galicia, Cantabria y Castilla y León. El 101,5 asturiano, frente al 90,7 gallego, el 83,3 castellanoleonés y el 82,1 cántabro. Euskadi, Navarra y La Rioja con 70,1, 61,2 y 70,2, son respectivamente los tres territorios que mejor parados salen del estudio.

Riders de Glovo en Uviéu. Foto: Iván G. Fernández.

¿A qué llaman precariedad global los redactores del estudio? A la combinación de desempleo duradero o intermitente, contratos temporales, empleo con salarios bajos, sobrecualificación, jornadas extensivas, así como empleo a tiempo parcial forzado y no escogido por libre voluntad. Un cóctel de insatisfacción laboral que golpea sobre todo a regiones históricamente empobrecidas, como Andalucía, Canarias, Extremadura, Ceuta y Melila, pero en el que Asturies está en la parte alta de la tabla. Concretamente la séptima, todavía por debajo de Castilla La Mancha y Murcia, si bien empatada con el País Valenciá. La contracción del empleo público e industrial, dos de los sectores que generan más empleo de calidad, unido a la expansión de los servicios ligados al turismo, que concentran altas tasas de temporalidad, son dos posibles factores que explican este auge de la precariedad global asturiana.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí