La esposición itinerante del Niemeyer de Joan Brossa apuerta a Navia

Nel conceyu de Navia inaugúrase hoy, 21 d’avientu, esta nueva esposición producida pol centru cultural y patrocinada pola Caxa Rural d’Asturies. Inclui 26 obres de Brossa, donaes pol galerista Miguel Marcos, y esta ye la so segunda sé

Recomendados

Redacción Nortes
Redacción Norteshttps://www.nortes.me
Te contamos lo ocurrido centradas en la periferia.

Joan Brossa. El juego de lo cotidiano” ye la nueva esposición itinerante del Centru Niemeyer. Tres del so pasu per Tinéu, l’amuesa inaugúrase en Navia hoy, martes 21 d’avientu, a les 11:00 y va poder visitase hasta’l 23 de xineru. Con esta nueva esposición itinerante, el centru cultural busca fomentar el conocimientu de les tendencies y llinguaxes artísticos contemporáneos.

Les obres que componen esta nueva esposición formen la “Edición Sarenco” al completu, un conxuntu de 25 poemes visuales compuestos por serigrafíes, litografíes, calcografíes y collages sobre papel. Esti conxuntu artístico forma parte de la coleición propia del Centru Niemeyer gracies a la donación fecha pol galerista Miguel Marcos en 2019 por mor de la esposición “Joan Brossa & Alain Arias Misson. De la poesía a la palabra, de la palabra a la calle”, qu’acoyó la Cúpula ente febreru y mayu d’aquel añu.

Les obras de “Joan Brossa. El juego de lo cotidiano” reflexen l’absolutu dominiu que tenía de la poesía l’artista catalán. La so xenialidá trespasaba les llendes y fronteres ente les artes y coles creaciones amosaba que l’ámbitu de la poesía pue trescender el mundu de les lletres y algamar el de los oxetivos, como pasa coles pieces de la “Edición Sarenco”. Asina, Brossa sustitui les pallabres por imáxenes, garrando elementos cotidianos como unes tisories, un guante, un clip, un reló o un güevu, y scando d’ellos una “una visión artística, una espresión llírica y un mensax enllenu de simbolismu, al traviés del absurdu y del surrealismu, como crítica a una situación o como ironía afuracante hacia la sociedá”, según desplica Miguel Marcos, galerista y donante d’esta coleición a la Fundación Centru Niemeyer.

La esposición viaxa nuna maleta, que forma parte de l’amuesa y espónse xunto coles obres de la “Edición Sarenco”, que’l visitante va poder contemplar tamién. D’estilu retro, imitando a les feches en cuero a entamos del sieglu XX y con una imaxe de Brossa nel frente, esti elementu simboliza l’oxetivu d’esta esposición: descentralizar l’actividá xenerada nel Centru Niemeyer creando proyeutos culturales que puedan disfrutase en tol territoriu asturianu, contribuyendo d’esti mou a l’articulación del territoriu.

L’amuesa inclui un panel promocional de grandes dimensiones nel que los vistantes van poder garrar semeyes que, al compartiles nes redes sociales cola etiqueta  #NiemeyerJoanBrossa, van permiti-yos entrar de baldre a les esposiciones que’l centru cultural tenga disponibles nesos momentos. “Joan Brossa. El juego de lo cotidiano” va poder vese nel Espaciu Cultural El Llicéu de Navia (c/ Maestro Sama, s/n) dende mañana a les 11:00, momentu en que va inaugurase oficialmente, hasta’l 23 de xineru. L’horariu d’apertura va ser de llunes a vienres de 11:30 a 14:00 y, además, los martes y xueves de 17:00 a 19:00.

Joan Brossa (1919-1998) viose obligáu a dexar los estudios por mor de la guerra civil española, na que sirvió como soldáu nel exércitu republicanu. N’acabando la guerra, conoció al impresor Enric Tormo, quien lu introduxo nos círculos de la vanguardia artística, conociendo per aciu d’él al poeta J. V. Foix y al pintor Joan Miró. Autor singular y autodidacta, Brossa escribió les sos primeres poesíes nes trincheres. Abrióse a la esperimentación cola poesía hipnagóxica, basada n’imáxenes del estáu de vixilia. En 1948, xunto colos pintores Joan Ponç, Modest Cuixart y Antoni Tàpies, y al críticiu d’arte Arnau Puig, fundó’l grupu “Dau al Set”, qu’editó la revista homónima, prestixosa publicación vanguardista. La so obra poética y teatral, qu’exerció una considerable influencia sobre los grupos vanguardistes, incluyó numberoses collaboraciones con pintores, músicos y cineastes.

Esta esposición ye posible gracies a la xenerosa donación del galerista Miguel Marcos, el patrociniu de Caxa Rural d’Asturies y la collaboración de Galería Miguel Marcos y Fundació Joan Brossa.

Actualidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here