Canteli con los “okupas” de Gascona

Estos amigos de lo ajeno visten ropa cara y van a buenos restaurantes: seguramente pasarían desapercibidos para la mirada securitaria de Cristina Coto, de VOX.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

Hay okupas en Gascona. Más concrétamente en el paso que conecta el Bulevar de la Sidra con Indalecio Prieto, detrás del nuevo complejo residencial de El Vasco. No responden al perfil habitual. Estos okupas visten ropa cara y van a buenos restaurantes. Seguramente pasarían desapercibidos para la mirada securitaria de Cristina Coto, de VOX, que día tras día pide mano dura contra esa supuesta oleada de okupaciones que asola la capital asturiana. Molestan a vecinos y hosteleros, pero al gobierno de Alfredo Canteli no parecen preocuparle en exceso. Más bien lo contrario. Todo apunta a que tanto el alcalde, como su concejal de urbanismo, Ignacio Cuesta, están de su parte. Aviso: contra ellos no valen ni las alarmas de Securitas Direct ni los matones de Desokupa.

“Estos okupas visten ropa cara y van a buenos restaurantes”

¿De quién hablamos? De Prycasa, la constructora que con la complicidad del gobierno local de PP y Cs se ha quedado impúnemente un trozo de vía pública para alzar en él un bloque de pisos de lujo. Tal y como informa hoy Nortes en una exclusiva de nuestro compañero Bernardo Álvarez, el departamento de patrimonio informó a la concejalía que en efecto el paso que conecta Gascona e Indalecio Prieto es de titularidad pública. Es lo que llevan meses denunciando los vecinos de la zona y los socialistas ovetenses, cuyo recurso por cierto, acaba de ser admitido a trámite por el Tribunal Superior de Justicia de Asturias. Mientras tanto, el silencio reina en la casa consistorial resulta. El siempre locuaz Alfredo Canteli prefiere en este caso no hablar. Su plan para sacar a la capital asturiana del declive sigue siendo pisos, pisos y más pisos. ¿Para quién en una ciudad que sigue perdiendo población año tras año? Es una buena pregunta a la espera de respuesta por parte de unas derechas sin más plan para Oviedo que poner alfonbra roja a los empresarios de la construcción. Alfombra roja que a veces, como en este caso, se coloca sobre suelo público. En Nortes seguiremos informando, pese a quien pese.

Actualidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here