“Quienes más sufren la contaminación son las clases medias y las clases bajas”

Aurelio Martín defiende su gestión al frente de Medio Ambiente y no descarta repetir en 2023: "Tengo una conversación pendiente con la organización que será el próximo otoño".

Recomendados

Víctor Guillot
Víctor Guillot
Víctor Guillot es periodista y dirige el Centro de Interpretación del Cine en Asturias. Ha trabajado en La Nueva España, Asturias 24, El Pueblo de Albacete y el diario digital migijon. Colabora en la Cadena Ser. Su último libro, junto a Rubén Paniceres, se titula "Ceniza a las cenizas. David Bowie y la revolución visual de la cultura pop" (Ed. Rema y vive).

Aurelio Martín es Concejal Delegado de Medio Ambiente y Movilidad. El dirigente comunista y veterano hombre de IU ha ocupado a lo largo de su vida responsabilidades de gobierno asumiendo la consejería de Agricultura y Pesca con el gobierno de coalición de Vicente Álvarez Areces. Hoy es una de las referencias ineludibles para poder conocer los cambios urbanísiticos y sociales que se están dando en una ciudad cambiante, vertiginosa y siempre polémica. En visperas de lograr un Plan de Movilidad que cambiará la manera de entender y estar en la ciudad, se presta a una entrevista en profundidad donde analiza su relación con las otras fuerzas de la izquierda y repasa todos los proyectos que transformaran completamente Gijón.

Despues de la entrevista a Laura Tuero, portavoz del grupo municipal de Podemos, hay que reconocer que la relación política entre Podemos y su concejalía en el Ayuntamiento de Gijón define una dinámica bastante tensa. Y todo parece girar en torno a la escasa comunicación.

En el extinguido Foro de la Movilidad, a pesar de la pandemia, esta concejalía participó en 23 reuniones. No son pocas. En la mayor parte de ellas, participé yo y, si no fui yo, lo hizo el director de movilidad. Esta concejalía tiene comunicación permanente con el conjunto de los partidos políticos y de asociaciones, incluidas las vecinales. La hemos tenido de forma cotidiana en el foro y la vamos a tener ahora con el Plan de Movilidad. Pero si seguimos poniendo ejemplos, en el concurso de ideas de Poniente participó lo más activo de la ciudad desde el punto de vista político y social, con un jurado donde estaba la Federacion de Asociaciones de Vecinos, el movimiento sindical, los arquitectos, etc. Si pongo otro ejemplo como el muro, también hubo una participación enorme, donde también estaba el movimiento vecinal, los partidos políticos, la Unión de Comerciantes y la de Hosteleros. Si algo ha tenido esta concejalía en estos casi tres años ha sido una fuerte participación. Es más, hemos creado instrumentos nuevos para que hubiera participación. Por lo tanto, no creo que haya un problema en ese sentido con la Federación ni con ninguna entidad social. Siempre que hay un problema que afecta a una asociación de vecinos, hay participación y diálogo y esto se demuestra con hechos y reuniones. Otra cosa diferente es que fruto de ese diálogo haya más o menos consenso, pero canales de participación los hay y los hemos propiciado desde el primer minuto.

Entonces a qué obedecen esas denuncias si no de participación, al menos, de comunicación por parte de Cañete y Laura Tuero.

Todo esto es comunicación. Cuando te reunes en un foro de la movilidad 23 veces te estás comunicando. Hay quien dice que sólo vamos a informar y no es así. No recuerdo ninguna de esas reuniones que no durara más de dos horas. Si sólo fueramos a dar una información, se transmitiría de forma sucinta y en cinco minutos. Incluso, si se me permite la ironía,  podríamos darla a través de un correo electrónico. Por lo tanto, damos información y recibimos información. Damos opiniones y recibimos opiniones. Este proceso que me parece normal lo ha llevado esta concejalía de forma muy intensa. En segundo lugar, hay cosas que no se sostienen. Hay quien cree que habría que tener un plan de movilidad antes de tomar cualquier medida que afecte a la movilidad. Pero eso no atiende a dos consideraciones: la primera es que la pandemia nos obligó a modificar una parte de la movilidad de Gijón para generar espacios más seguros y con mayor distancia social. La segunda es que esta circunstancia abría una oportunidad para cambiar los hábitos y la cultura de la movilidad. De modo que sobre la base de estas dos situaciones, se abrió un debate durante la pandemia. Imagínate si llegó a existir un debate que la mayor parte de las ayudas que se han concedido en España y en el resto de Europa son ayudas a la movilidad. Europa nos pide unas ciudades verdes y digitales. Ése es el mandato que recibimos en plena pandemia y esa es básicamente la estrategia política para dar una respuesta ante el reto: una transformación digital y verde de nuestras sociedades con una cantidad de recursos como nunca antes habíamos imaginado.

“Europa nos pide unas ciudades verdes y digitales”

Pero se ha transimitido una idea equivocada. Da la impresión de que algunas de esas ayudas han sido improvisadas.

Es posible, pero parecería sumamente contradictorio que, aun sin tener el plan de movilidad, desaprovecháramos esas oportunidades.  Nosotros hemos hecho lo mismo que la mayoría de las ciudades. ¿Realmente alguien puede decir de forma seria y consecuente que debemos renunciar a las oportunidades para tomar medidas destinadas a la mejora de la movilidad? E inmediatamente después formulo más preguntas retorícas: ¿acaso Oviedo o Avilés tienen aprobados sus planes de movilidad? ¿Cuántas ciudades tienen hoy aprobado un nuevo plan de movilidad?

En la Junta del Principado algún partido le ha reprochado al consejo de Gobierno que no tenga aprobada una reordenación del territorio y la respuesta ha sido que no es viable hasta que se aprueben los planes de movilidad. No sé hasta qué punto la respuesta es un reproche.

Pueden reclamárselo a todos los municipios de Asturias. El viceconsejero ha dicho en medios de comunicación y a mi también, personalmente, que el plan más avanzado es el de Gijón. Particularmente, con los carriles buses que son de enorme preocupación en el Principado. Nosotros no podemos aspirar a tener a ayudas y subvenciones que no estén preestablecidas desde hace cinco años. Sin embargo, se han diseñado nuevas ayudas básicamente con el Plan de Recuperación y Resilencia de la UE a las que sí podemos acceder sin tener aprobado el Plan. Por lo tanto, es normal que los gobiernos hagan propuestas para captar esas ayudas más allá de que tengan un plan de movilidad actualizado o no. El Plan de Movilidad es ahora un borrador que estará listo a finales de este mes y tendrá una incidencia enorme en la ciudad, cercana a la que pueda tener un plan de ordenación urbana. Probablemente es el segundo plan más importante que puede tener una ciudad y tiene que tener una cierta coherencia con el plan de ordenación. Con esto quiero decir que nadie lo hace de un mes para otro. El pasado mandato estuvimos cerca de tenerlo y al final los partidos no lograron aprobarlo.

Aurelio Martín. Foto Luis Sevilla

Y sin embargo, el descontento con su concejalía es serio y grave para la portavoz de Podemos y para el presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos.

Para la portavoz y sobre todo para la portavoz, porque yo no encuentro descontento con su partido, con el que he mantenido reuniones. Para la portavoz de Podemos, IU se ha convertido en una obsesión. Yo creo que en su estrategia política su principal adversario es IU, después el PSOE y, a continuación, la derecha. En esa cultura y en esas condiciones, es muy dificil construir. Hay que fijarse muy poco para ver dónde están los acentos de la crítica. Y es curioso porque con IU y desde la concejalía, Gijón está a la vanguarida de aquellos ayuntamientos que más cambios hacen en movililidad y medioambiente. A mi no me cabe duda. Gijón se puede comparar con cualquier otra ciudad de España. Estamos planteando las fachadas marítimas, la renaturalización del rio Piles, tenemos una ordenanza de movilidad que solo deben de tener 4 o 5 ciudades. Esa ordenananza ha sido aprobada por 2/3 de la corporación. ¿Me puede decir cuántas normas se aprueban por 2/3 de la representación de los Ayuntamientos o las cámaras legislativas en España? Me gustaría tener un ejemplo similiar a este. El consenso se ha superado por más votos. Las materias en el modelo, en el fondo, tienen un amplio consenso, aunque haya un chascarrillo continuo todos los días de una oposicón que me parece políticamente pobre, intentando meter el dedo en el ojo a la concejalía y sobre todo a IU. Qué quiere que le diga, que la crítica proceda de Laura Tuero es poco edificante y poco constructiva.

Como portavoz de Podemos, ha afirmado recurrentemente que no hay un modelo de ciudad.

¿Cómo se puede decir que no tenemos modelo de ciudad? Por supuesto que lo tenemos. Vaya si lo tiene esta concejalía. ¿Por qué la derecha está tan exaltada con el planteamiento de la ciudad?Porque hay un modelo. La derecha, cuando no hay un modelo, no se preocupa. Cuando entiende que hay cosas que no suponen un cambio o que no son preocupantes, no hace oposición. Cuando considera que el modelo es contrario al suyo, estonces sí la hace. Pero incluso en ese contexto, la ordenanza de movilidad, que es un pilar fundamental para el cambio de modelo de ciudad, insisto, goza de un consenso enorme. La movilidad no es un tema menor. Después de los presupuestos, es la norma más importante que ha aprobado este Ayuntamiento e, indudablemente, la que más respaldo ha tenido de todas las aprobadas hasta ahora. La portavoz tiene una especial fijación con Izquierda Unida y no formula una enmienda a un partido o una enmienda al gobierno. Está formulando una enmienda a la estrategia de su propio partido a nivel nacional. Porque su partido tiene una estrategia basada, fundamentalmente, en la colaboración en el ámbito de la izquierda situada políticamente a la izquierda del PSOE y, además, también con el PSOE,  con quien forma parte de una coalición de gobierno en España. Pero además de ser parte de un gobierno de España, su estrategia en Madrid pasa por reconstruir un espacio a la izquierda del PSOE. Entonces, dicho esto, lo que hace aquí Laura Tuero es profundamente contradictorio con todo eso. Pero no solo aquí. Si hablamos del grado de contradicción con el espacio político que pretende construir Yolanda Díaz, ya ni le cuento.

“la propuesta en el Museo del Ferrocarril tiene peores condiciones mediomabientales y económicas”

A eso quería llegar desde el principio. Resulta para el votante de izquierdas bastante desalentador observar que la nula complicidad entre ustedes termine por diluir una estrategia electoral o política común en un futuro dando lugar a que sus respectivas organizaciones se queden fuera del proyecto que pretende diseñar Yolanda Díaz. Y no lo digo sólo por la movilidad en Gijon o el Plan de Vías, pienso en la estrategia que han mantenido sendas organizaciones en otros asuntos como la política fiscal, tras el órdago de Foro y Adrián Pumeras en la “negociación” del Estatuto de autonomía.

La divergencia está más focalizada en las posiciones que mantienen algunas personas antes que en las posiciones de los partidos que han tenido, ciertamente, muy poco protagonismo, en toda esta etapa. Es que en el anterior convenio del Plan de vias, hubo un acuerdo entre las tres admnistraciones, y el primero que se sumó a ese acuerdo fue Podemos en Gijón. A mi me lo dijo en su día el entonces vicealcalde, el señor Fernando Couto: «Ya sabes que se ha cerrado un acuerdo entre las tres administraciones y tenemos un acuerdo con Podemos. Nuestra aspiración es que se sume el PSOE y también vosotros». Y se hizo un acuerdo a un mes de las elecciones. con toda la derecha, encabezada por Foro y el gobierno regional.

Foto: Luis Sevilla

Algo de lo que después, cuando se tumbó el convenio, reconoció que había sido probablemente un error.

¿Y qué margen  teníamos a un mes de las elecciones? ¿Acaso quedarse al margen de un acuerdo de esas caracteristicas y de esa importancia para Gijón era una opción? Yo creo que el PSOE local no tenía ningún margen de maniobra, porque el gobierno de Javier Fernández les había dado su aprobación. Nuestro planteamiento tampoco garantizaba la eliminación de la barrera ferroviaria entre el barrio de Moreda y el Polígono de Pumarin. Nosotros queríamos que se mimetizase el parque de Moreda con el Polígono de forma que favoreciera la movilidad activa. Pretendíamos la eliminación de la barrera y no solo levantar una estación. Quien primero se sumó a un acuerdo cerrado previamente entre las tres administraciones fue Podemos. A continuación, el gobierno local invitó a unirse a los demás partidos. La derecha se sumó porque el margen del PP a rechazarlo era escasisimo y el del PSOE era más escaso todavía. Nosotros insistimos en nuestra preocupación principal: no estaba claro que esa opción eliminase la barrera. 

¿Y entonces por qué continuaron con ella?

Couto hizo gestiones entonces para saber cómo iba a quedar la barrera ferroviaria entre el Poligono y Moreda. Lo que se firma en ese convenio, y lo apoyó Podemos también, es que la máxima edificabilidad del Plan sería la permitida por el PGOU. Quiero decir que no se puede pedir un día la máxima edificabilidad y otro día un parque. Hay que ser serios con los planes estratégicos. No podemos pedir cada año una cosa. Porque si lo hacemos damos esa impresión de tómbola que yo siempre critico.

Y tras las últimas elecciones se paraliza el convenio y se empieza otro nuevo.

Lo que ha hecho este gobierno de PSOE e IU es redefinir y redimensionar las torres porque, como bien sabes, las torres en algunos casos tenían  una altura que triplicaba los actuales edificios. También vimos viable desarrollar un paque lineal para darle una cohesión verde a todo. Pero todo esto se produce en una circunstancia en la que IU renuncia a su propuesta original. La propuesta idónea era la que había presentado el arquietecto Jorge Junquera que planteaba el soterramiento desde el barrio de La Calzada. Esa propuesta tenía mucho menos impacto ambiental y resultaba bastante más económica. Y no son los 60 millones de euros de menor coste que propone el nuevo Plan de Vías. La Calzada ofrecía un ahorro mucho mayor, unas cuantas decenas de millones de euros más porque  incluía una estacion de largo recorrido hecha en terrenos de Adif y una estación de autobuses que superaría los 60 andes.

“No se puede pedir un día la máxima edificabilidad y otro día un parque”

Pero nadie la defendió.

Lo hablé en su día con casi todos los partidos de izquierda y derecha y también con la Federación de Asociaciones de Vecinos y a todo el mundo le pareció una idea estupenda, pero nadie tuvo el valor de defenderla. La propuesta de La Calzada fue respaldada por una buena parte de los arquitectos. Al final, el modelo era el mismo que cuando alguien llega a la estación de Chamartín. Uno acudía a una estación de largo recorrido y después disponía de otras cinco estaciones de metro más que conectarían al viajero de este a oeste pasando por el centro de Gijon, de modo que quien llegase a Gijón podría tomar el metro y trasladarse hacia el resto de la ciudad. Un día hicimos unas isobaras de las estaciones de metro. Queríamos saber a cuánto tiempo distaba cada estación del resto de la población y el estudio demostró que más de la mitad de la población de Gijon estaba a menos de 15 minutos de una parada de metro. Era muy significativo, tratándose de la centralidad, porque era el Metrotren lo que la aportaba y no la estación de largo recorrido.

Pero la propuesta decayó

Bueno, insisto, lo intentamos, hablamos con todos los agentes involucrados pero había un miedo mediático. Gijón es muy crítica. ¿Cómo vendemos que tiene que ser en La Calzada? Durante años hemos estado discutiendo desgraciadamente sobre la ubicación de una estación y no sobre la movilidad de Gijón ni de su relación con el ferrocarril y la barrera ferroviaria. Dicho de otra manera, hemos perdido el tiempo en torno a la distancia de una Estación. Creo que es muy dificil que en la historia de España o de Europa haya un debate tan largo como ese. Bate records.

Pero más que discutir sobre la distancia, que por supuesto se ha discutido hasta la eternidad, lo que se ha puesto en tela de juicio es la manera en la que se disolvió el convenio que se firmó en el mandato de Carmen Moriyón. No parece que haya habido mucha pedagogía después.

Es evidente que la propuesta en el Museo del Ferrocarril tiene peores condiciones mediomabientales, económicas, de coste. Si hay un sitio que genera una gran incertidumbre en el subsuelo es precisamente ese. Sólo sabremos lo que hay en el subsuelo si alguna vez lo abrimos. Sabemos lo que es la arena, sabemos lo que es la playa de Poniente. Cuando alguien se mete ahí abajo, a 21 metros de profundidad, puede encontrar cualquier cosa. Es una zona donde los sobrecostes están garantizados, como en cualquier obra de determinada envergadura que se haya hecho en el subsuelo de nuestra comunidad autonoma. El mayor problema que hemos evitado al desechar la alternativa del Museo del Ferrocarril no es mediomabiental ni económico; el mayor problema deriva de la incertidumbre que nace con los posibles sobrecostes. La mejor propuesta, insisto, fue La Calzada. Es verdad que en esa batalla, todo el mundo nos dijo que era una buena propuesta, pero yo e IU la dimos por perdida. Entiéndeme, yo no soy un llanero solitario, no soy un quijote. Dimos esa batalla por perdida y a partir de entonces hemos intentado ser parte de una solución que fuese lo más razonable posible.

Y sacrificada esa propuesta, ¿dónde encuentra IU el balance positivo con el nuevo convenio?

Lo que hace este gobierno con un nuevo Plan de Vías es dejar las condiciones técnicas para que se supere el tridente. Ese es un tema básico para hacer ciudad, para coser la ciudad. No podemos negar que con la propuesta de La Calzada el asunto se habría solucionado desde el minuto uno y eso se lo comenté a Ana González, la alcadesa, que fue receptiva. Pero el objetivo final después de renunciar a nuestro proyecto era generar las condiciones técnicas para que el tridente se superara. Y yo me alegro de que se plantee en el nuevo plan. Creo que el anterior gobierno de Foro sintió cierto miedo escénico con nuestra propuesta. Fue un error no mantener la propuesta firmada por Junquera, porque desde el punto de vista urbanistico, de la sostenibilidad, medioambiental, de superar la barrera ferroviaria, de ahorro económico, medioambiental, era la mejor. ¿El unico problema era que La calzada estaba muy lejos? Oiga no. 40 minutos andando desde el Ayuntamiento. En cualquier ciudad media o grande eso dista mucho de ser lejos. No está en Oviedo.

Aurelio Martín. Foto: Luis Sevilla.

En otro orden de cosas, insisto, las disonancias entre Podemos e IU permanecen en otros ámbitos y la incertidumbre previa a un proyecto común liderado por Yolanda Díaz es mucho mayor.

No sé muy bien lo que piensa Podemos como partido. Solo digo que las disonancias son con algunas personas de Podemos, y me refiero a Laura Tuero. Por lo demás, tampoco sé en qué ámbitos.

En el ámbito autonómico y, específicamente, en la política fiscal a la luz del Estatuto.

A Sofía Castañón habría que darle tiempo. Es un hecho que acaba de llegar. Habría que darle seis meses, al menos. Pero es un hecho que propuso una reforma fiscal que no coincide con nosotros. Creemos que fue un error de planteamiento. El problema es que aquí hay un conjunto de hechos que definen una estrategia de personas y es claro y notorio que resulta muy diferente de la estrategia nacional del partido y con respecto a Yolanda muchísimo más diferente todavía. Si estamos hablando de crear un espacio político amplio, lo primer que no puedes hacer es confrontar con IU. Todo lo contrario. Es con quien tienes que crear canales de comunicación, información, debates sobre el proyecto. La izquierda se construye sobre proyectos y sobre modelos y no sobre la última cosa que ha salido publicada el último día. Sin embargo, aquí se está todos los días con el chascarrillo, con una estrategia de desgaste que me parece absurda porque no contempla la situación politica general de la ciudad ni del país. Y la situación política  de la ciudad y del país es un derecha que avanza al galope. La crisis del PP, a quien más va a rentabilizar electoralmente, será a Vox, o sea, que van a ser dos huevos duros más que con el PP. No tener en cuenta esa coyuntara y hacer estrategias políticas de desgaste de las fuerzas de la izquierda es inmaduro e irresponsable. Yo tengo muchísimas diferencias con el PSOE pero las intento gestionar de otra manera, de modo que no signifique un desgaste ni para el PSOE ni para IU, consciente de que el PSOE es una apuesta diferente que va a jugar por un espacio político y que ese espacio, además es, y lo seguirá siendo, un espacio histórico muy reconocido socialmente.

Está claro que siempre ha sido leal al gobierno local en el que está.

Porque mi obsesión no es eliminar al PSOE. Mi obsesión es buscar espacios para construir un modelo diferente de ciudad y de sociedad con el PSOE. Y claro que habrá un toma y daca entre nosotros porque somos partidos diferentes con modelos diferentes. Pero si yo partiera de la base de querer quemar al otro, lo que estaría haciendo el conjunto de la izquierda sería pegarse un enorme tiro en el pie y abrir una autopista a la derecha. Si alguno no entiende este planteamiento, llegará el día en que caerá de la higuera cuando se encuentre con la derecha en el gobierno. Esa es la clave. Los proyectos de izquierda se construyen con mestizaje, con diálogo, con modelo, con propuesta y con un programa.

El compromiso del Ministerio de Transportes con el Plan de Vías fue de 33.000 euros. No sólo Podemos, también entre la izquierda del PSSOE y de IU se interpretó como una indiferencia del Estado hacia el proyecto provocando bastante alarmismo.

El probelma no es la cantidad que aparezca en el presupuesto. Cuando pones esa cantidad, en el fondo es porque no se tiene un proyecto lo suficientemente desarrollado como para conseguir más dinero.

Pero es que esa cifra desmentía la viabilidad del Plan y provocaba una gran contradición politica.

El proyecto no está lo suficientemente desarrollado como para ponerle una cantidad presupuestaria amplia que pueda ser ejectuada. Cuando estamos en los gobiernos ese es problema. Si tú le dices a alguien: usted me va a dibujar 10 millones de euros en el PGE y llega otro y pregunta ¿para qué se los voy a dibujar si no va a ejecutar siquiera uno? ¿no cree que esos nueve millones sin ejecutar son primordiales para cubrir otras más necesidades? ¿qué senstido tiene dibujar en una pizarra números que sabemos que no se van a ejecutar porque sabemos que el estudio informativo ni el proyecto constructivo están hechos? ¿Para qué le vamos a poner números a eso? Estoy hablando desde el punto de vista de la eficiencia presupuestaria. Cuando estás en los gobiernos es de lo que se discute.  Una cantidad insuficiente en un presupuesto no demuestra una voluntad política, sino lo inmaduro que está un proyecto. Y, al mismo tiempo, es igualmente criticable.  Pero lo realmente reprochable es que una enmienda no solucione el problema, si no tienes los deberes hechos. Insisto. No es un problema de cantidad, que también. El problema de los 33.000 euros es que los deberes anteriores para que figuren otras superiores no están hechos. Al final, pintar partidas presupuestarias que no se van a ejecutar también supone un fraude a la ciudadanía. Decir que yo voy a pintar para el Muro 15 millones a sabiendas de que no los voy ejecutar porque no tengo el proyecto constructivo realizado supone engañar a los vecinos.

Resulta muy convincente pero no resta importancia al hecho de que no parece que esté en la agenda del gobierno de Pedro Sánchez.

Coincido contigo. El Plan de Vías no ha estado en la agenda política del Estado y creo que tenemos un gran desafío para que el plan figure entre sus prioridades. No hemos estado en la agenda política ahora pero tampoco en la agenda de la derecha cuando gobernó y sin embargo, sí aprobaba cantidades superiores que nunca ejecutó.

“El Plan de Vías no ha estado en la agenda política del Estado”

¿Cree que la ciudad ha perdido peso político en la política española?

Es verdad que hemos tenido una velocidad muy diferente en el desarrollo eocnomíco y social de las últimas decadas. Casi desde que hay democracia. No tengo nada claro que Gijón haya perdido peso, lo que sí creo es que otros partidos, otros territorios, sí lo han ganado. Y esta circunstancia me preocupa por la agenda y los pactos del gobierno que definen esa agenda. Determinados acuerdos políticos no conllevan determinadas prioridades en la financiación.  Es consustancial a la política. Al final, los acuerdos politicos son pactos presupuestsarios que incluyen mejoras para los partidos que defienden determinadas posiciones y determinados territorios. Es dificil creer que no sea así. No tengo ningun dato contundente pero sí reconozco que tengo alguna preocupación.  No me gusta que las alianzas que sostienen al Gobierno de España signifiquen priorizar recursos en donde siempre se han priorizado. El ejempo de Cataluña es palmario. Gobernara quien gobernara, esa prevalencia provocó el desarrollo de un triángulo o un eje que es Barcelona, Madrid Sevilla. Coges esa parte y es evidentemente que España ha ido a velocidades diferentes, no solo en terminos de Ave sino en terminos de desarrollo económico territorial.  Me ha preocupado que el noroeste siempre haya sido una asignatura pendiente de los gobiernos de España y que este nuevo gobierno en el que participa Unidos podemos no pueda llegar a corregirlo. No digo que no lo esté haciendo, pero que no cambie esa inercia o que no logre cambiarla me preocupa, no por ser asturiano sino poque creo en la cohesión social y territorial del país. Dicho de otra manera, me preocupa no solo por Asturias, también por Galicia, Cantabria y Castilla y Leon.

Un ejemplo ha sido la velocidad con la que se hay desarrollado el corredor del Atlántico y la que ha tenido el corredor del Mediterráneo.

Ahora se incoropora como elemento estratégico el Corredor del Atlántico. Bien. Lisboa, Leon Palencia. Pero se ha incorporado ahora.

Me gustaría que hiciera una reflexión sobre el resultado electoral que ha tenido lugar en Castilla y León. Tengo la impresión de que los Fondos de recuperacion y resiliencia con los que se ha regado a la comunidad no ha impedido que Vox sume otros doce procuradores.

La vida política está más enfocada sobre el relato que la vida pragmática de la política. Fíjate lo que ha pasado en Madrid. El presidente de un partido denuncia que hay un posible caso de corrupción con su presidenta. Ella misma reconoce que hay una factura que pagó a su hermano en plena crisis sanitaria. El resultado es que 4000 personas se manifiestaron a favor de la posible corrupta y ninguna en Sol contra ella. Igual a la izquierda debería habersele ocurrido manifestarse en Sol y proclamar el fin de la corrupción. Impresionante, ¿verdad?. En Génova 13 la gente gritaba ¡viva la presunta corrupta! y en la Puerta del Sol no había nadie exigiendo cuentas, explicaciones. Es terible. Pero eso es todo un símbolo de una sociedad que vive en un relato al margen de lo que es la práctica politica social y económica.  Y eso explica todo un tiempo que conecta con todo lo anterior. Al final, lo importante no es la realidad sino lo que tu hagas creer que es la realidad para los demás. Es terrible. Pero eso pasa en las ciudades.

Hablemos de Lo real y la realidad. Con los Fondos Next Generation la izquierda de esta ciudad no acaba de percibir que esos fondos tengan un cartacter social.

Yo creo que el reparto de la riqueza siempre ha sido consustancial a la izquierda. Si hay algo que practica este Ayuntamiento desde hace muchos años son las politicas sociales. Es verdad que ahora hay que dar un salto más allá de eso. Es verdad que la izquierda tiene un enorme compromiso y un enorme objetivo con la lucha contra el cambio climático que es, también, una lucha contra la desigualdad social. Quien más paga las consecuencias del cambio climático son los pobres. Lo dije un día: la contaminación tiene distrito postal y en Gijón también. Igual que también lo tiene la pobreza. Quienes más sufren la contaminación son las clases medias y las clases bajas. La lucha contra la contaminación es una lucha más justa para la mayoría social. No sólo para las minorías o para las élites. Quienes más sufren la crisis climática, quienes más padecen sus conseucencias con enfermedades también tienen código postal. Los mayores indices de asma están en la zona oeste. El reparto de la riqueza está ahí, la fiscalidad progresiva está ahí y, evidentemente, tiene que ser parte del discurso de la izquierda, pero la izquierda tiene que avanzar también ante una lucha contra la crisis climática. Es necesario que las ciudades cuiden al planeta y a las personas y tiene que ser una ciudad  con cambios muy profundos y contradictorios. La gente que tiene conciencia de clase o conciencia de izquierdas no puede ponerse de perfil. 

Algunos socios de su gobierno le han atribuido la figura de un beduino dentro del gobierno. ¿Se siente corresponsable con la acción general de este gobierno?

Somos corresponsables de todo y con todo en este gobienro. Las acciones de cada concejalía, y lo dejó claro también la alcaldesa, son de todo el gobierno, independientemente de la opinión que tenga de algunas de ellas. Nos corresponsabilizamos de todo.

Aurelio Martín. Foto: Luis Sevilla.

A veces, una mayoría de votantes tiene la sensación de que este gobierno actúa a golpe de titular. Pienso en la polémica taurina.

Cuando un gobierno no da titulares parece que no está haciendo nada. ¿Puede haber un gobierno sin titulares? Un titular es la expresión de la acción de gobierno. En ocasiones, parece que el gobierno tiene que informar a la oposición antes de decir algo. Pues mire, no. Los gobiernos tienen una agenda, toman sus decisiones y las ponen en valor. Otra cosa es que después informen si deben consensuar y demás. Sería absurdo aprobar algo en la Junta de Gobierno y tener la obligación de preguntarle antes a la oposición para ver si lo ven bien. Y si no lo consensuamos pues no se aprueba con lo cual la Junta de Gobierno nunca gobernaría nada. Los consensos se venden muy caros aquí porque no hay voluntad de consensos, hay voluntad de ocupar el poder. No hay una voluntad de construir modelos y ver qué modelos no están en la bipolarización política. Lo que hay que hacer en una  calle no puede ser parte de la bipolarización política, probablemente deba ser parte del sentido común. Y por lo tanto, insisto, estamos en una situación que no favorece nada ese consenso del que tu hablas. La capacidad de crítica de la oposición es inversamente proporcional a su capacidad de proposición politica. La oposición no es capaz de hacer una sóla propuesta politica, pero es capaz de criticarlo todo. Quejarse porque hace sol y porque llueve. La cultura política se disuelve a través de las redes sociales y los periódicos. Desgraciadamente, los gobiernos responden más a la dialéctica de las redes sociales que a la dialéctica de las legislacionesy los proyectos. Es desolador. Es el populismo y se ha practicado desde la derecha y desde la izquierda.

Acaba de anunciarse la candidatura de Gijón a la capitalidad europea de la cultura. Sin embargo, Gijoó sigue trabajando su modelo cultural, administrativo y en otros ámbitos desde planteamientos de los 90.

La reforma se está haciendo. Es una reforma profunda.

A lo que voy es a que cuesta visualizar qué modelo ciudad tendremos de aquí a cino o diez años. Los planes de desarrollo local sucesivos no han valído para gran cosa pero sí tenían un mérito y es que  eran capaces de visaulizar la ciudad de los próximos años.

Yo creo que antes de que termine el mandato podremos visualizar la ciudad que queremos en 5 años.

Reconoce que ese probelma existe.

Es verdad que en términos de comunicación resulta muy dificil de explicar cómo será la ciudad hasta que no tengamos una parte del puzzle construido. Solo así puedes presentarlo encima de la mesa. Una de las ventajas que va a tener este gobierno es que antes de que se acabe este mandato se podrá visualizar todo lo que estamos haciendo ahora. Tenemos la reforma del Muro, con la presentación de un anteproyecto que tendrá lugar, teóricamente, antes de que acabe marzo. También tenemos el Plan de Vías y el Plan de Movilidad. Será un cambio radical de la ciudad y será polémico. Ya lo adelanto, porque habrá nuevas peatonalizaciones, nuevos carriles bici, nuevos aparcamientos, nuevas ordenaciones del trafico en barrios importantes. Será un antes y un después. Y con todo esto se visualizará una nueva ciudad, con un nuevo modelo. Te puedo reconocer que todo esto no está armado y tampoco bien explicado pero hay que tener en cuenta que tenemos un proceso de descarbonización en marcha en Arcelor, un proceso en marcha con el Parque Científico Tecnológico, el desarrollo de El Musel encaminado hacia una descarbonización con la llegada del hidrógeno. Y en materia de comunicaciones habrá una variante de Pajares y un Metrotrén, con una nueva estación que reordenará todo Gijon. A eso hemos de sumar que antes del 2025-26 estará el vial de Jove, un acceso definitivo al puerto. No puedes tener un gran puerto sin tener un gran acceso al puerto. Lo que tenemos ahora es una via urbana. También está en marcha el proceso de renaturalización de espacios verdes y del rio Piles que será espectacular. Te acepto que nadie ha tenido la suficiente capacidad de interrelacionarlo todo, de darle un envoltorio, un nombre. Eso se lo dije a la Alcaldesa. Al conjunto de cambios hay que darle un nombre, pero hay muchas cosas en marcha que, como todo, se verá pasados cuatro años. La gran obra de Areces se vio cuando ya dejaba la alcaldía.

¿Piensa presentarse como candidato a las próximas municipales?

De momento me mantengo en un mantra permanente: tengo una conversación pendiente con la organización que será para el próximo otoño.

¿Con Ana Castaño como nueva coordinadora, la organización debe cobrar mayor protagonismo?

Con Ana se ha dado un salto cualitativo y se va a notar para bien. Es cierto que hemos pasado por una pequeña travesía del desierto. Ana tiene muchas cualidades. Ha conseguido que todas las pluralidades hayan convergido en la misma dirección dotando a IU de fortaleza orgánica. Sería un error que IU viviera de lo bien o mal que lo haga la concejalía. El partido tiene que mirar más allá de la institución. La institución es importante pero no es lo único. El perfil de Ana permitirá y ayudará a que IU se visibilice más. Yo soy una persona de partido. Creo que se infravaloran los partidos y yo les doy mucha importancia aunque su devenir, fruto de los personalismos, es muy complicado. Los partidos están en una debilidad enrome.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí