Dolor y rabia por el asesinato de Erika

Decenas de personas se suman a las concentraciones de repulsa por el crimen machista que ha costado la vida a la adolescente ovetense.

Recomendados

Redacción Nortes
Redacción Norteshttps://www.nortes.me
Te contamos lo ocurrido centradas en la periferia.

Decenas de vecinos de Oviedo/Uviéu, integrantes de la corporación local y trabajadores municipales y diputados del parlamento asturiano participaron este miércoles en una concentración de repulsa por el asesinato de la joven Erika, una adolescente de 14 años, vecinal del barrio de Vallobín. Entre los asistentes, también un buen número de estudiantes del colegio religioso en el que la madre de la víctima trabaja como portera.

El acto de repulsa contó con la prsencia del jefe del Ejecutivo asturiano, Adrián Barbón, el alcalde Alfredo Canteli y la delegada del Gobierno en Asturies, Delia Losa. Canteli pidió “que caiga sobre el autor todo el peso de la ley”, y envió un “abrazo muy fuerte” para la familia y amigos, así como para los ovetenses que lo están sufriendo como “algo muy cercano”.

En declaraciones a los medios el presidente del Principado, Adrián Barbón, expresó su condena al “vil asesinato” de Erika y pidió que sobre el culpable caiga “todo el peso de la ley”. El presidente del Principado recordó que la investigación está “en curso” y no le corresponde a él juzgar los hechos, pero sí condenar el asesinato de una joven a manos de “un miserable”. Un hombre de 31 años, vecino de la víctima, ha sido detenido como presunto autor del apuñalamiento. La delegada del Gobierno, Delia Losa, ha afirmado que los investigadores ya cuentan con “pruebas suficientes” para resolver un crimen “tan abominable”.

Concentración de repulsa frente al Ayuntamiento de Oviedo/Uviéu. Foto: Iván G. Fernández.

Por la tarde se celebró una segunda concentración en la plaza de La Escandalera convocada por el movimiento feminista Mujeres de La Escandalera que se manifiesta tras cada asesinato machista. Las organizadoras recordaron que el machismo “es un problema estructural” y reclamaron “más medios” y “menos palabras” para combatir la violencia machista, así como “un cambio en la justicia”. También denunciaron a los sectores ultraderechistas que “niegan la existencia de violencia machista” y los acusaron de contribuir a generar un clima de impunidad que alienta las vejaciones, el maltrato y los asesinatos.

Concentración en La Escandalera. Foto: Alisa Guerrero.
Concentración en La Escandalera. Foto: Alisa Guerrero.
Concentración en La Escandalera. Foto: Alisa Guerrero.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí