Rechazo frontal a la supresión de cercanías planteada por el Ministerio

Sindicatos, ecologistas, oposición y Gobierno autonómico coinciden en la defensa de las líneas amenazadas en la futura Ley de Movilidad.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

Rechazo frontal a los planes del Ministerio de Infraestructuras y Transportes para recortar las líneas ferroviarias con menos uso en la futura Ley de Movilidad. Sindicatos, ecologistas y partidos han criticado un proyecto que obligaría a recortar servicios en las zonas rurales en favor del autobús. Según el Ministerio que dirige Raquel Sánchez, el tren resulta eficiente con una alta ocupación, pero un despilfarro si los vagones van vacíos o semivacíos. Por ello propone que las subvenciones públicas se destinen a financiar las alternativas.

La respuesta a una noticia que este lunes adelantaba El Comercio no se ha hecho esperar. Desde la plataforma Asturies pol Clima, que une a organizaciones sociales, ecologistas y sindicales, han planteado su absoluto rechazo a la supresión de cercanías.
Diego Sánchez, integrante de la plataforma, trabajador de ADIF y sindicalista de CGT, ha señalado que “la rentabilidad no puede ser un criterio imprescindible en los servicios públicos puesto que estos deben llegar al máximo número de personas posible a pesar de su coste como pasa con la sanidad o la educación”. Según el sindicalista y ferroviario, “el servicio que se pretenda dar con autobuses también sería deficitario y necesitaría de ayudas públicas para poder mantenerse”. Para Sánchez “no debería haber ninguna discusión entre autobús y tren, ambos deben ser la alternativa real y sostenible al vehículo particular”. En su opinión “lo que no se puede admitir es que esos dos medios de transporte se hagan la competencia y las frecuencias, horarios y recorridos se solapen entre ellos”.

Podemos, IU, Cs y Foro contra la supresión

Los partidos de la oposición han criticado asimismo el proyecto. Sofía Castañón, coordinadora de Podemos Asturies y diputada en el Congreso ha calificado el argumento de los vagones vacíos de “promesa autocumplida”: “todo el mundo sabe que la demanda no desaparece por arte de magia, sino como consecuencia de años de abandono y deterioro del servicio a mayor gloria del AVE”. Desde IU Asturies, su coordinador y portavoz Ovidio Zapico, ha anunciado que llevará el tema a la Junta, y critica que “no se está llevando a cabo una verdadera modernización de las cercanías asturianas”. Zapico también ha criticado que España no llegue al 5% de transporte de mercancías por tren, mientras en la UE se acerca al 20%.

Foto: Iván G. Fernández.

No solo se han escuchado las críticas de las izquierdas. Ciudadanos presentará una PNL en defensa de las cercanías. Para Adrián Pumares, portavoz de Foro, “el Gobierno no es creíble cuando habla de escudo verde y social, y a la vez ataca un medio de transporte sostenible como el ferrocarril”. El diputado forista denuncia que “Asturias no tiene AVE y tampoco se invierte en nuestra red de cercanías”.

Reacción del Gobierno asturiano

El consejero de Medio Rural y Cohesión Territorial, Alejandro Calvo, ha garantizado este lunes que el Gobierno asturiano defenderá “la singularidad” de la red de cercanías ferroviarias en la región. Calvo ha admitido que las cercanías asturianas se encuentran en una situación “de falta de competitividad absoluta” a consecuencia de la falta de inversiones en los últimos años. Para el consejero asturiano, es “lógico” que en un documento “técnico” se ponga de manifiesto que esa red resulte “inviable” tanto por la situación de sus infraestructuras como por el volumen de usuarios, pero ha advertido de que los gobiernos hacen política “para discriminar positivamente” a determinados territorios porque “las cosas no se hacen solo a través de una hoja de Excel”.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí