“La gente necesita ver a un Gobierno claramente alineado con los intereses populares”

Héctor Illueca, vicepresidente de la Generalitat valenciana por Podem, defiende un frente amplio "que de horizonte de seguridad y de país".

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

Militante de largo aliento, Héctor Illueca (Valencia, 1975), es Vicepresidente segundo de la Generalitat valenciana, en la que desempeña el cargo de conseller de Vivienda. Inspector de trabajo, fue antes director general de Inspección de Trabajo y Seguridad Social con Yolanda Díaz. Desde ese cargo destacó por sus campañas contra el fraude laboral contra grandes compañías como Amazon, empleadoras de falsos autónomos. Miembro de Podem aboga por un gran acuerdo de las izquierdas en torno a un nuevo proyecto de país, el “programa, programa, programa” de su amigo Julio Anguita. Del político cordobés estuvo hablando recientemente en Xixón invitado por la Sociedad Cultural Gijonesa junto a Manolo Monereo.

Se cumplen siete años de gobiernos progresistas en el País Valenciá, tres de ellos con participación de Podem. ¿Cómo valora esta experiencia?

Positiva en muchos sentidos. Creo que en la Comunidad Valenciana hemos logrado construir un gobierno de verdad, útil a los intereses de las clases populares. Es un gobierno con diferentes sensibilidades, pero que se basa en un diálogo constante. Hay lealtad y confianza entre las partes, y cuando las posiciones son diferentes nos enteramos de las divergencias en las reuniones, y no en los medios.

¿Qué enseñanzas podría sacar el Gobierno de España de la experiencia valenciana?

No me gustaría ir por ahí dando lecciones. Fui director general de Inspección de Trabajo con Yolanda Díaz y aprendí mucho de una cultura de coalición que no existía en España. Es obvio que entre PSOE y Unidas Podemos hay diferencias, pero la clave es abordarlas con voluntad de comprensión y de síntesis. Hay que ir creando esa cultura de gobiernos de coalición, que en muchos países europeos existen desde hace décadas.

Héctor Illueca en la Escuela de Comercio de Xixón. Foto: David Aguilar Sánchez

Habla de síntesis y comprensión, pero es muy duro con un sector del PSOE. Le acusa de compartir parte del proyecto de PP y Vox

Constanto hechos. El veto a la comisión de investigación del espionaje de Pegasus, la actitud con el el Rey Emérito… No es una coincidencia. En España existe un riesgo de involución democrática, de que vayamos a un modelo de país autoritario, neoliberal y centralista, y hay una parte del Estado y del PSOE que comparte con los poderes económicos el rechazo a que personas que venimos de las plazas y los movimientos sociales estemos ahora mismo en posiciones de Gobierno. Pensemos que en España se tuvieron que repetir tres veces las elecciones porque hubo una clara maniobra para impedir el Gobierno PSOE-UP que se dibujaba después de los resultados de 2015. Fue un secuestro de la voluntad popular en toda regla.

¿Es teoría de la conspiración hablar del Estado profundo?

Hay aparatos del Estado funcionando autónomamente. Nadie puede negar a día de hoy las conexiones entre periodistas y policías corruptos, políticos y sectores del Estado.

El Gobierno saca buena nota en sus políticas, pero la derecha sigue creciendo en las encuestas

Se están haciendo reformas y medidas interesantes, acordes con los intereses generales. La Reforma Laboral por ejemplo se ha demostrado muy útil. Ha sido valiente y está teniendo resultados espectaculares en muy poco tiempo. No era ninguna radicalidad. Simplemente recuperar el espíritu del Estatuto de los Trabajadores, que deja claro que la contratación temporal debe ser la excepción, y no la norma, y generar un marco de relaciones laborales un poquito más equilibrado entre empresarios y trabajadores. Con la inspección de trabajo ha pasado algo parecido. Por primera vez en muchos años se dan los recursos materiales y humanos para que pueda hacer su labor y controlar el fraude. Se está haciendo un esfuerzo enorme en ese sentido.

“Hay aparatos del Estado funcionando autónomamente”

Ya, pero repito la pregunta, ¿por qué sigue creciendo la derecha?

De momento hablamos de encuestas. El examen final, que son las urnas, decidirá qué pasa. Tenemos reformas muy bien valoradas por la ciudadanía, pues intensifiquemos ese camino. La izquierda debe dar a las clases populares un horizonte de seguridad en un momento muy difícil como el que se nos viene. La gente necesita ver a un Gobierno claramente alineado con los intereses populares.

El frente amplio arranca con mal pie en Andalucía

Bienvenido sea el debate de verdad, sobre temas políticos, y no la pelea por el reparto del poder y las prebendas. Hay que hacer autocrítica porque la ciudadanía no entiende estas peleas. Toca reivindicar en medio de tanto ruido la centralidad de la política, del programa, del liderazgo colectivo y la estrategia. Toca acercanos a las inquietudes de la gente y construir una gran alianza que de horizonte al país.

La llamada a votar para frenar a Vox cada vez funciona menos

El recurso al ¡Qué viene el lobo! se termina agotando si no somos capaces de construir una alternativa frente a tanto sufrimiento producido por el neoliberalismo. Necesitamos discurso y organización para penetrar en los autónomos, en las clases medias y populares… Hay que ponerse a la faena.

Foto: David Aguilar Sánchez

¿Qué hacemos con la SAREB, el “Banco Malo”?

Las viviendas de la SAREB deben ser transferidas a las autonomías para crear un parque público de alquiler. Desde la Generalitat estamos buscando aliados para esa tarea y he encontrado algo más que receptividad en los gobiernos de Asturias, Navarra, País Vasco y Aragón. Vamos a seguir hablando con más autonomía y esperamos que el Gobierno de España esté a la altura y devuelva a la gente lo que le fue arrebatado y por lo que ya ha pagado en el rescate bancario.

Su consejería además de vivienda se apellida de “arquitectura bioclimática”. ¿Qué está haciendo el País Valencià en ese sentido?

El 50% de nuestro parque de vivienda es anterior a 1980. Desde la Generalitat hay una apuesta estructural por la rehabilitación de vivienda con criterios de eficiencia energética. Hay una partida de 87 millones de euros que va reactivar la economía, generar empleo, mejorar el bienestar de la gente y acelerar la transición ecológica.

Ucrania, tres meses de guerra

La UE debería estar pensando en qué tenemos que hacer para alcanzar la paz y no en echar más gasolina al fuego. Reconocer los intereses en conflicto y lograr un gran acuerdo de paz, seguridad y garantías mutuas que respete tanto la soberanía de Ucrania como los intereses de Rusia. En eso debería estar la UE, porque la guerra va a tener efectos devastadores en las economías europeas. Estamos en un momento de escalada y no sabemos hasta qué punto puede llevarnos el conflicto. Las consecuencias son imprevisibles.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí