Encuentro internacional de ultraderechistas y neofascistas en el Hotel Reconquista

Davy Rodriguez, ex vicepresidente de las juventudes de Marine Le Pen, partidario de una deportación masiva de inmigrantes, es uno de los asistentes.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

Se plantea como una jornada académica sobre los 1.300 años de la batalla de Covadonga, pero todo apunta más bien a una pequeña “cumbre” de intelectuales y propagandistas del pensamiento ultra europeo. Tendrá lugar en los elegantes salones del Hotel Reconquista. Un cinco estrellas que contrasta como sede con el muy “social” discurso de los autoproclamados soberanistas, cuya contraposición entre los intereses de las clases populares nativas y las clases populares inmigrantes se ha convertido en una de sus señas de identidad. El establecimiento de lujo de la capital asturiana, en el que el alquiler básico de una sala de reuniones, sin equipamiento ni sonorización, ronda los 500 euros, acoge este viernes un acto organizado por un frente amplio que recoge las diferentes sensibilidades y matices de todo aquello que hay más allá de Vox, del ultraderechismo al neofacismo: la red Desperta, la Asociación Cultural Amanecer de España, el Institut Iliade, Revolutio, Cercle Aristote y Okha.

Café para los muy cafeteros. La jornada monográfica “Soberanía y Reconquista” promete un buen festival de las ideas del ultraderechismo europeo sobre el pasado, el presente y el futuro del Viejo Continente. No faltarán ni admiradores confesos de Vladimir Putin ni ex militantes de organizaciones neonazis como Bases Autónomas y el Movimiento Social Republicano. En el plantel de invitados figuran José Javier Esparza, Philippe Conrad, Eduardo Arroyo, Pierre-Yves Rougeyron, Alfonso Moura, Enrique Refoyo, Juan Antonio Aguilar y Davy Rodríguez. Este último, de nacionalidad francesa, procedente de una familia de exiliados españoles, y ex militante de izquierdas, fue expulsado en 2018 del ultraderechista Frente Nacional de Marine Le Pen, a raíz de sus insultos racistas al portero de una discoteca. Había llegado a ser vicepresidente de las juventudes del partido ultra. Hoy lo critica por su moderación, al igual que a Vox, y mantiene relaciones con grupos como España 2000, mientras en Francia ha criticado tanto a Le Pen como al más radical Éric Zemmour, y simpatiza mucho más con Nicolas Dupont-Aignan. Es un firme partidario de una deportación masiva de inmigrantes y contrario a las medidas antiCovid19 como la vacunación. “Los anti-covidistas salvarán Occidente” se titula precisamente uno de sus artículos.

La celebración de un evento de estas características en el Hotel Reconquista, así como la difusión de la convocatoria en medios asturianos bajo la apariencia de un “evento académico”, da cuenta de la creciente difusión y normalización de las ideas nacionalistas y racistas en la esfera pública.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí