Barbón busca recuperar a IU como socio, pero dejando fuera a Podemos, que le pide “un trío”

El presidente ningunea a los morados, mientras Palacios apuesta por unos presupuestos progresistas sin Cs ni Foro, dispuestos a pactar con el PSOE.

Recomendados

Redacción Nortes
Redacción Norteshttps://www.nortes.me
Te contamos lo ocurrido centradas en la periferia.

El presidente del Principado, Adrián Barbón, ha escenificado este miércoles en el pleno de la Junta General un alejamiento de Podemos de cara a la negociación del presupuesto de 2023, que el jefe del Ejecutivo sigue viendo “muy difícil” que salga adelante por la cercanía electoral, mientras que tanto Ciudadanos como Foro se han ofrecido para sumarse a un posible acuerdo.

Por la futura negociación de las cuentas del último año de legislatura habían interrogado a Barbón tanto Podemos como IU en el turno de preguntas al presidente que, en sus respuestas, ha garantizado que “como siempre” buscará un acuerdo con la izquierda, y en particular con la coalición pese a que sus votos por sí solos no garantizan su aprobación, para un presupuesto “social y progresista”.

No obstante, ha reiterado que ve complicado aprobar el cuarto presupuesto de la legislatura -el del 2022 se aprobó con el apoyo de Cs e IU y la abstención de Podemos; el de 2021 con el de todos grupos salvo PP y Vox y el de 2020 solo con el de IU y la abstención de Foro y de una diputada de Ciudadanos- por “puro electoralismo” ante el hipotético “desgaste” que supone pactar con el Gobierno.

“Queremos pactar los presupuestos del próximo año sea electoral o no y asumir esa responsabilidad como hemos hecho siempre”, le ha replicado la portavoz de IU, Ángela Vallina, que ha ido más allá y se ha ofrecido a alcanzar acuerdos durante este verano que se reflejen en el debate del estado de la región de septiembre y marquen ya el paso de la siguiente legislatura.

Vallina ha hecho este planteamiento pese a admitir que ahora mismo se siente “alejada” de un gobierno que ha optado por lanzarse “a la conquista del centro” al pactar con Cs leyes como la de Calidad Ambiental y tras advertir a Barbón que quienes quieren llevarlo a ese espacio “lo hacen por otras razones” y emplazarle a buscar sus apoyos entre los seis diputados de Podemos e IU.

Por el contrario, para Barbón el desacuerdo sobre la ley de Calidad Ambiental no deja de ser “una diferencia puntual” pese a que IU intente “magnificarlo” generando “una tensión impostada” entre dos formaciones que mantienen un acuerdo de investidura desde que comenzó el actual mandato.

“Para moverme a mí…..no hay grúa de El Roxu que lo consiga”, ha advertido Barbón sobre ese supuesto intento de Cs y de algunos grupos empresariales de escorar a la derecha la política del Gobierno que, a su juicio, no busca el centro sino “la centralidad” que da el hecho de ser un Ejecutivo “cómodo para la sociedad” que escucha y acuerda tanto con sindicatos como con empresarios.

Al debate presupuestario se han sumado también, pese a haber centrado en otras cuestiones su turno de preguntas, tanto la portavoz de Ciudadanos, Susana Fernández, como el de Foro, Adrián Pumares, que le ha trasladado su voluntad de acuerdo y le ha emplazado a presentar las cuentas “en tiempo y forma”, un cambio de postura respecto al año pasado que Barbón le ha agradecido.

Más allá ha ido su homóloga de la formación naranja que, “aun a riesgo de exacerbar este ataque de celos adolescente de la extrema izquierda”, se ha ofrecido a pactar de nuevo los presupuestos de 2023 si hay puntos de encuentro suficientes “le pese a quien le pese”.

Con estos ofrecimientos, al portavoz de Podemos, Rafael Palacios, le ha quedado claro que Barbón “y su vicepresidente (Juan Cofiño) más” se sienten “cómodos” con la derecha mientras “desprecian” a los grupos de izquierda y le ha emplazado a devolver su mirada hacia ellos antes de que sea demasiado tarde y a retirarla de quienes, por ejemplo, rechazan la subida del salario mínimo.

“Búsquenos para hacer un presupuesto de transformación”, ha señalado Palacios a un presidente al que ve “celoso” de esa “relación amorosa tan guapa que está naciendo” entre IU y Podemos. “Somos modernos, creíamos que usted también lo era y nos gustan los tríos como hemos demostrado en Madrid. Sea usted un poco moderno y venga al trío”, ha propuesto el portavoz morado.

Barbón le ha replicado con la “mala noticia” de su compromiso “mónogamo” con la FSA-PSOE antes de lamentar que ese “enamoramiento” entre Podemos e IU no surgiera en 2019 cuando los morados intentaron que la coalición no formara parte de la Mesa de la Junta General del Principado y se opusieron a la reforma reglamentaria para que, pese a tener solo dos diputados en lugar de tres como se requería hasta entonces, pudiese formar grupo parlamentario al igual que Foro y Vox.

El jefe del Ejecutivo ha recordado que fue el PSOE quien dio “la cara” por IU en ese momento cuando ellos querían “masacrarla” y les ha planteado si quieren retomar la actitud que tuvieron en su primera legislatura en la Cámara asturiana cuando intentaron bloquear la investidura de Javier Fernández como presidente.

“¿De qué izquierda me están hablando?”, ha señalado el presidente tras asegurar que él es el primer interesado en que haya partidos fuertes a la izquierda del PSOE dado que una parte del electorado nunca votará a los socialistas y, si se va a la abstención, beneficia a la derecha.

En ese sentido, Barbón ha asegurado estar convencido de que IU “siempre” tendrá representación en Asturies dado que tiene “base social y municipal” mientras que ha mostrado sus dudas de que Podemos “por sí mismo” sea capaz de “sobrevivir” en la política asturiana al carecer de la segunda.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí