El bipartito gijonés le tiende la alfombra roja a la sanidad privada

Quirón tendrá su hospital en terrenos municipales gracias al PSOE, a las derechas y a la ultraderecha. IU se pone de perfil y Podemos-Equo vota en contra

Recomendados

Paco Álvarez
Paco Álvarez
Periodista, escritor y traductor lliterariu d'italianu. Ye autor de les noveles "Lluvia d'agostu" (Hoja de Lata, 2016) y "Los xardinos de la lluna" (Trabe, 2020), coles que ganó en dos ocasiones el Premiu Xosefa Xovellanos.

La política institucional no es un territorio apto para personas vegetarianas, básicamente porque en ese territorio hay que tragar muchos sapos. Que se lo pregunten a Izquierda Unida de Xixón, que hace tres años decidió rentabilizar al máximo el único concejal que logró en las elecciones municipales de 2019 colocándolo en el equipo de gobierno. El PSOE se había quedado cerca de la mayoría absoluta en el consistorio gijonés, pero no alcanzaba esa suma con el solitario escaño de Aurelio Martín. No obstante, a los prebostes del socialismo gijonés les salía a cuenta integrar a IU. Izquierda Unida ofrecía una pátina de izquierdas frente a la izquierda montaraz que en el mandato anterior representaba Xixón Sí Puede y que en este mandato representa Podemos-Equo Xixón. IU estaba dispuesta también a compartir el desgaste que implica, inevitablemente, la labor de gobierno. El candidato de IU era Aurelio Martín, un clásico de la política asturiana, mientras que la candidata del PSOE era Ana González, una candidata de perfil bajo y una advenediza que sabía tanto sobre Xixón como lo que yo sé sobre ingeniería mecatrónica. A IU, que se había quedado en el chasis (ni el PCA ni IU habían cosechado nunca en Xixón unos resultados tan pobres) se le abrieron las puertas del cielo laico: con un solo concejal podría refrenar la natural deriva derechista del PSOE, debieron de pensar. A la vista de los acontecimientos, parece más bien lo contrario: que el PSOE, que tiene muchas tablas en los mamoneos de la política, ha refrenado el izquierdismo de IU.

Ayer el pleno municipal gijonés aprobó el turbio convenio que aprueba la construcción de un hospital privado en el barrio de Nuevu Xixón. Votaron a favor el PSOE, Foro Asturias, Ciudadanos, Vox y el concejal no adscrito Alberto López-Asenjo (un tránsfuga del PP, para entendernos). La falsa izquierda, la semiderecha, la derecha que no asume que lo es y la ultraderecha orgullosa de serlo a veces coinciden en este tipo de cosas, qué le vamos a hacer. Se opuso únicamente Podemos-Equo Xixón. Izquierda Unida, esa IU que históricamente ha defendido a ultranza los servicios públicos, se puso de perfil, se abstuvo. Qué pena. Y qué vergüenza.

Aurelio Martín vino a decir que la culpa era del anterior equipo de gobierno, de Foro. Vino a decir que eran hechos consumados: falso. El caso es que el bipartito gijonés formado por el PSOE y por IU, por acción en el primer caso y por omisión en el segundo, le tiende una alfombra roja a la sanidad privada. Y lo hace en el barrio de Nuevu Xixón, cuyo centro de salud (de salud pública, universal, gratuita) lleva años esperando una necesaria reforma, supeditada al parecer a la reforma del Hospital de Cabueñes. En su momento lo que hoy es el Centro de Salud de Nuevu Xixón-Perchera-La Braña fue el segundo ambulatorio de Xixón. La población de los barrios del sur de la ciudad, barrios de gente obrera, fuimos derivadas a él desde el ambulatorio de Puerta de la Villa, y allí recibimos la misma atención que recibían las gentes del centro de la ciudad. Aquello fue un gesto de progreso y de progresismo, una conquista de derechos también. Nos sentíamos orgullosas y orgullosos de aquel ambulatorio que hoy en día es un centro de Salud obsoleto.

Podría ser que empiecen a levantar en ese barrio, uno de nuestros barrios obreros del sur de Xixón, el nuevo hospital privado antes de que el Gobierno asturiano afronte la prometida reforma del centro de Salud. Podría ser que el Gobierno asturiano ya se haya comprometido con Quirónsalud, bajo manga, a derivar pacientes en lista de espera de la sanidad pública hacia esa multinacional alemana que se dedica a la salud como podría dedicarse a las apuestas online: el negocio manda. Podría ser que el PSOE, ese PSOE que cosecha sus votos en la izquierda para gobernar después pasándoles la mano por el hombro a los poderes económicos, se pase por el arco del triunfo las prioridades de la sanidad pública.

¿Pero qué pinta IU en esta ecuación? ¿Cómo puede ponerse de perfil IU en un asunto fundamental como es el derecho a la sanidad pública, gratuita y universal? A lo mejor Aurelio Martín o la dirección de IU de Xixón tienen respuestas a estas preguntas. Las espero ansiosamente.

Actualidad

2 COMENTARIOS

  1. ¿Tradición local poner alfombra “roja” desde los últimos gobiernos municipales ganados por la izquierda a la derechona de Somió para alcanzar una alcaldía que por si solos resultaría inabordable?. Nada nuevo desde Paz Felgueroso ( gozoso apellido)

  2. El gobierno asturiano afrontará la prometida reforma del centro de Salud, independientemente de si hay hospital privado o no.
    Cuando dicen que “el Gobierno asturiano ya se ha comprometido con Quirónsalud, bajo manga, a derivar pacientes en lista de espera de la sanidad pública hacia esa multinacional alemana”, a qué se refieren con lo de “bajo manga”, que insinúan, por qué no hablan claro y dicen y demuestran las cosas como debe ser y dejan de tergiversar todo.
    Cual es el problema de derivar pacientes de la pública a la privada, quien sale ganando???
    Por qué le echan la culpa a todo esto para criticar que el PSOE se pase por el arco del triunfo las prioridades de la sanidad pública. Qué tendrá que ver una cosa con la otra. El PSOE pasa de la pública igualmente.
    Por qué hablan de convenio “turbio”, y dale la burra… a seguir insinuando.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí