Barbón promete ayudas a la escolarización en 0 a 3, pero elude hablar de gratuidad

Las familias con ingresos menores de 45.000 euros y sin plaza en la pública tendrán una subvención de 1.500 euros anuales.

Recomendados

Redacción Nortes
Redacción Norteshttps://www.nortes.me
Te contamos lo ocurrido centradas en la periferia.

El Gobierno de Asturies está elaborado un proyecto presupuestario que incluirá una nueva prestación para el cuidado de niños de 0 a 3 años, elevará las ayudas directas a la natalidad, “reforzará” las deducciones fiscales existentes y ampliará la cobertura de la garantía energética.

Así lo ha avanzado este lunes el presidente del Principado, Adrián Barbón, durante su discurso en la primera sesión del último debate de orientación política de la legislatura, donde ha asegurado que trabajará para acordar las cuentas de 2023 emprendiendo un diálogo con todos los grupos políticos, salvo Vox.

El jefe del Ejecutivo asturiano ha anunciado que los próximos presupuestos contarán, por primera vez, con una ayuda de 1.500 euros anuales para el cuidado de niños de 0 a 3 años siempre que no existan centros públicos en el concejo o, de haberlos, no se haya podido acceder a una de sus plazas.

“Nos planteamos crear 1.314 nuevas plazas hasta diciembre de 2024, un 31% más de las existentes”

El presidente del Principado ha eludido hablar de gratuitad de la red, tal y como le piden desde Podemos Asturies e IU, pero también PP y Foro. La ayuda podrá ser solicitada por todas las familias cuya renta no sobrepase los 45.000 euros, ha señalado Barbón, que ha anunciado su intención de usar los fondos europeos para mejorar la red pública: “nos planteamos crear 1.314 nuevas plazas hasta diciembre de 2024, un 31% más de las existentes”.

Además, la Consejería de Hacienda trabaja para incluir en el proyecto un aumento de las ayudas directas a la natalidad -de las que este año se han otorgado más de 800- con el mismo tope de renta de 45.000 euros.

Barbón ha indicado que el propósito es que el importe, ahora fijado en 1.000 euros, crezca de forma “sustancial”, de modo que se elevará a 1.200 euros por nacimiento del primer hijo, a 1.700 euros por segundo hijo y sucesivos, y a 2.200 euros, con independencia del orden de nacimiento, si se trata de residentes en concejos rurales en riesgo de despoblación. Esto es, ha explicado, todos aquellos con menos de 20.000 habitantes que hayan perdido al menos un 10% de habitantes desde el año 2000, un criterio que abarca a 53 de los 78 ayuntamientos.

En su intervención, el presidente de Asturias también ha prometido reforzar las deducciones fiscales ya existentes, incrementando los topes de renta para adecuarlos al crecimiento de la inflación y redondeando al alza los importes de la mayor parte de deducciones.

Por otro lado, ha recalcado que el Ejecutivo trabaja para reducir la tributación económica sobre el suelo rústico y las explotaciones agrarias.

El proyecto presupuestario para 2023 contemplará, además, la ampliación de la cobertura de la garantía energética, de modo que beneficie a 30.000 familias más, aplicando también esta ayuda al tramo de rentas de 16.000 a 25.000 euros.

Actualmente, la cuantía asciende a 200 euros y se aumentará a 300 para las familias con niños, niñas y/o personas dependientes a su cargo, un esfuerzo presupuestario que Barbón ha elevado a 6,5 millones, “una cantidad que multiplica por cuatro la aportación autonómica a la lucha contra la pobreza energética”.

Por otro lado, ha avanzado que el proyecto presupuestario incluirá un aumento de un 50 por ciento de las ayudas destinadas a la compra de libros de texto, tanto en la enseñanza pública como la concertada, para lo que se dedicará un importe que superará los 3 millones.

“Hemos tomado medidas para afrontar el reto demográfico todos los años. Jamás se habrán dispuesto tantos recursos para favorecer la natalidad, apoyar al medio rural, fijar población y ayudar a las familias”, ha añadido.

Barbón, que ha recurrido al uso del asturiano en algunas partes de su discurso, ha asegurado que los presupuestos cobran especial importancia este ejercicio para continuar con las reformas iniciadas en unos tiempos “difíciles” que precisan “respuestas más fuertes y audaces”.

“Partiremos abiertos al consenso, dispuestos a hacer concesiones, sin atrincherarnos en líneas rojas, sin maximalismos que impidan el acuerdo. Aunque estemos en vísperas de campaña, no pretendemos un simulacro, sino alcanzar un pacto a favor de Asturias. Que nadie se confunda: vamos a negociar en serio”, ha concluido.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí