De Tini a Floro: el aroma de los independientes en el PSOE gijonés

Bastantes de los que derrocaron en 1987 a Palacio son los mismos que han impulsado la caída de Ana González.

Recomendados

Vicente Bernaldo de Quirós
Vicente Bernaldo de Quirós
Es periodista jubilado.

Muchos ciudadanos estiman una reedición de la depuración de José Manuel Palacio como candidato socialista a la alcaldía de Gijón y su recambio por Vicente Álvarez Areces la operación mediante firmas para desalojar de su cargo de alcaldesa a Ana González con el argumento de que está mal vista por los gijoneses y es necesario un recambio para que el PSOE no pierda su posición como mayoría minoritaria en el ayuntamiento de Gijón.

Al igual que ocurriera con el golpe palaciego de la Universidad Laboral que en 1987 aupó a la cabecera de lista socialista a Álvarez Areces, entonces un independiente procedente del PCE, el perfil del nuevo candidato de la Comisión Ejecutiva de Gijón es una persona no afiliada, con muy buena fama entre los sectores sociales de la ciudad y con el pedigrí que le da haber sido el impulsor del Proyecto Hombre y de su vinculación con las organizaciones caritativas y progresistas del municipio.

“Bastantes de los que apoyaron el derrocamiento de Palacio en la asamblea de 1987 son los mismos que impulsaron la caída de Ana González”

El aura de los independientes ha tenido mucho que ver en la elección de Luis Manuel Flórez, conocido popularmente como Floro, para ser el número uno de la lista del PSOE para los comicios municipales del último domingo del próximo mes de mayo. Medalla de Plata de Gijón, a propuesta de Ciudadanos y hombre de gran prestigio en la ciudad por su trabajo de rehabilitación de toxicómanos, tiene que ganarse aún el puesto frente a la militante socialista Ana Puerto en unas primarias el próximo 9 de octubre.

Lo mismo que sucediera con Areces, la designación de Luis Manuel Flórez como candidato del aparato de la Agrupación Socialista de Gijón ha sido suficientemente polémico como para generar una reacción de malestar entre buena parte de la militancia. Y no precisamente por el aspirante, sino por la forma con la que ha gestionado el asunto la dirección del partido en Gijón apoyada por los militantes más veteranos. Se da la circunstancia de que bastantes de los que apoyaron el derrocamiento de Palacio en la asamblea de 1987 son los mismos que impulsaron la caída de Ana González.

Que Floro es un buen candidato no lo duda nadie ni en el partido ni en la ciudad. Incluso podría tener el apoyo de otras fuerzas políticas, tanto de derechas como de izquierdas. Solo que padece el pecado original de haber aterrizado en un mal momento, cuando las aguas socialistas bajan bastante bravas por la campaña para que Ana González no se presente a la reelección, como parecía seguro en función de las propias normas establecidas en el PSOE a la hora de la convocatoria de primarias. Por eso se generó a última hora la candidatura de Ana Puerto, muy afin a la corriente de la alcaldesa.

Si gana Floro las primarias, que es bastante probable, se desconoce si tendrá el visto bueno de la dirección del partido para elegir as su equipo de confianza o le impondrán concejales afines a la Ejecutiva, como han subrayado algunos militantes proclives a cualquiera de las dos propuestas. La independencia de Luis Manuel Flórez es un aval, pero no le ayudan mucho sus declaraciones este fin de semana en La Nueva España donde no desliza muchas ideas nuevas para aportar a la renovación del grupo municipal en lo que a propuestas se refiere y patina en su visión sobre los toros, pero, donde comete un gravísimo error es cuando al hablar de su rival en las primarias sostiene que tiene una visión sobre los servicios sociales “más elitista” que la de él. Poco humilde para un sacerdote, aunque secularizado.

Luis Manuel Flórez “Floro”

Pero, ¿porqué los socialistas gijoneses se han disparado en el pie con el intento desestabilizador de impedir un segundo mandato de su alcaldesa, con la posibilidad de que pierdan votos y concejales el día de las elecciones para el Consistorio? Lo cierto es que los argumentos dados por la dirección de la Agrupación y por los ‘camisas viejas’ que los han respaldado son poco sólidos  para un proceso de tal envergadura, independientemente de cualquier otra razón psicológica, cuyo diagnostico tiene difícil concreción en el análisis de la política.

Tanto el primer secretario de Gijón como los impulsores de las primarias para expulsar a Ana González achacan a su carácter poco empático que disgusta a la ciudadanía y hace que la marca PSOE sea menos valorada a la hora de emitir un voto. Pero, aparte de que ya se conocía de antes el talante de la alcaldesa, parece absurdo que la principal condición de un aspirante es que sea simpático, porque nadie elige a una autoridad para que le cuente bien los chistes, sino para que gestione bien sus atribuciones.

Ana González junto a su equipo. Foto: Juan González/EFE

Otra razón podría ser las disensiones sobre la política municipal realizada por el ayuntamiento, por si Ana González se escorara a la derecha o demasiado a la izquierda. Pero peatonalizar el Muro de San Lorenzo y la franja costera, como hicieron la mayoría de ciudades europeas y españolas de litoral, no solo parece razonablemente progresista, sino que incluso son aplaudidas por gentes de orden y de derechas, que creen que regular el tráfico de vehículos es un elemento fundamental para luchar contra la contaminación y el medio ambiente.

Más cuestiones como son la aprobación de un reglamento de laicidad para separar las funciones de los cargos públicos de las personas en los actos religiosos o dejar de asistir a la bendición de las aguas el 29 de junio, día de San Pedro, patrón de la ciudad, son actos muy consecuentes con las posiciones de la izquierda laica y aconfesional. O la decisión de no prorrogar el contrato a la empresa explotadora de las corridas de toros en El Bibio, dadas la peligrosa condición de mantenimiento en que se encuentra la plaza y dejando aparte la reacción feminista de la alcaldesa al nombre de los toros, es un elemento que aglutina a muchos sectores progresista de la ciudad y, especialmente, a los jóvenes, que repudian la llamada fiesta nacional.

“A Ana González la crucificaron en su partido desde el primer momento”

En algunos sectores de progreso se tiene la convicción de que la verdadera reacción contra la alcaldesa es un ataque de cuernos de los dirigentes del partido por el hecho de que Izquierda Unida, con un solo concejal haya sabido capitalizar los hechos y acciones del Gobierno, sobre todo en cuestiones de movilidad y medio ambiente, que son las áreas que le fueron designadas en el marco del acuerdo de Gobierno entre PSOE e IU en 2019. Que Aurelio Martín, el representante de la izquierda (“el alcaldin comunista”, como le reprochaban los amanuenses de la Ejecutiva) haya sabido sacar protagonismo de sus competencias que le fueron encomendadas ha airado a unos cuantos.

La impresión es que a Ana González la crucificaron en su partido desde el primer momento, sobre todo, tras la victoria en las elecciones internas para dirigir la Agrupación  gijonesa de Iván Fernández Ardura que se impuso al actual secretario, Monchu García, por pocos votos, y con el respaldo de los sanchistas y del presidente del Principado, Adrián Barbón hace cuatro años.

Iván Fernádez Ardura, secretario de los socialistas gijoneses. Foto: C.Noval.

Comenzaron las críticas a Ana González con el hecho de que hubiera nacido en Oviedo, un delito de lesa majestad para los playos más recalcitrantes y los antioviedistas de toda la vida, pero también un ejemplo de actitud xenofóbica propia de quien valora más el derecho de nacer en la ciudad que otros valores destacables. A partir de ahí la erosión hacia la alcaldesa fue como una especie de gota china que contó siempre con el visto bueno implícito de la oposición de derechas.

Gane quien gane las primarias del 9 de octubre, este proceso pasará factura a los socialistas gijoneses en las urnas, de una manera o de otra. Y si la derrota y la pérdida del sillón consistorial es contundente, algunos tendrán que rendir cuentas al conjunto del partido, tanto los que dirigieron la Agrupación, de una forma más parcial que la deseada, como los que impulsaron una “caza de brujas” solamente por meros intereses personales. Eso sí con todas las disculpas patrióticas y partidarias posibles.

Actualidad

3 COMENTARIOS

  1. Entiendo que ese comentario es contestación al mio . Corrupto yo ? . Soy una persona física que gestiona únicamente sus ingresos privados . Es alucinante de donde saca vd lo de corrupto . Lo de pequeño, demuestra hasta que punto es peregrina su opinión . Puf, además, incansable ? . Adios .

  2. Vamos que los pequeños corruptos que no lo sois más porque no podéis queréis, para estar contentos, que los políticos los sean al menos cuando os interesa. Su comentario no desacredita a Ana González sino todo lo contrario: Demuestra que es digna de respeto por no dejarse arrastrar al fango de los corruptos como usted.

  3. Ya tién cien pares que comparen a Jose Manuel Palacio con Ana González .
    Esta señora ha sido lo peor que ha dirigido el ayuntamiento de Gijón de la etapa democrática con diferencia . Ella, y el Martin . Y lo comenta alguien que, con su voto, hace que esté ahí Martin .
    El tráfico en Gijón es un manual de todo lo que no se debe hacer en “ordenación ” . Yo, que trabajo en el centro, pago viñeta, alcantarillado, agua , .., no puedo aparcar mi coche, que es imprescindible para mi trabajo, en “superficie”. Si puedo transitar, y, para aparcar, a pagar a un parking privado . No existe una sóla excepción . Sigo .
    Desde que entró esta señora, no se da el agua si lo solicitan propietarios de fincas consideradas “no edificables ” . Propietarios, siempre modestos y provenientes de entornos obreros, que compran con esfuerzo un “prain ” dónde esparcer un poco los fines de semana . NO ESPECULADORES . Dónde poner una güertina que contribuya a su esparcimiento y a la economía familiar . No se pueden permitir otro tipo de finca . Hay muchos casos de estas fincas con agua de la EMA , previo pago de la burrada que piden por el enganche . Pues bién, desde que entró esta señora, NO se conceden enganches a este tipo de fincas .
    ¿Hablamos de declaraciones a medios de comunicación que son todo un manual de lo que es la prepotencia y la soberbia ? .
    Repito, comparar el proceso a esta señora con el de en su día a José Manuel Palacio, es una ignominia , pues los hace aparecer en planos análogos . José Manuel Palacio fué un excelente alcalde de Gijón. Esta señora, lo peor .

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí