Barbón reitera su compromiso con el proyecto que destruye parte de La Vega

Defiende como, "el mejor de los posibles", el protocolo que desvía la autopista, derriba los chalets y permite la construcción de 1.000 viviendas.

Recomendados

Redacción Nortes
Redacción Norteshttps://www.nortes.me
Te contamos lo ocurrido centradas en la periferia.

El Gobierno asturiano ratificará en enero o febrero del próximo año el protocolo alcanzado con el Ayuntamiento de Oviedo y el Ministerio de Defensa sobre la Fábrica de Armas de La Vega. El acuerdo, muy contestado a nivel social, y criticado por el candidato socialista a la alcaldía de la capital asturiana, prevé desviar la entrada de la autopista “Y” por la fábrica, y edificar unas mil viviendas, lo que supondría la destrucción de buena parte del conjunto.

“El protocolo que se va a firmar en enero o febrero es el mejor de los posibles”, ha señalado el presidente que, no obstante, ha advertido de que también podrá ser modificado en el futuro en el caso de que el candidato socialista a la alcaldía de Oviedo, Carlos Fernández Llaneza, contrario a este protocolo, llegue a gobernar.

Barbón ha hecho estas declaraciones en el pleno de la Junta General del Principado, en respuesta a una pregunta que le ha formulado el diputado de Podemos, Ricardo Menéndez Salmón, que se ha preguntado si un presidente socialista puede sentirse cómodo al pactar con un alcalde de derechas como el de Oviedo, Alfredo Canteli.

“Sí. Siempre me siento más cómodo en los pactos que en las confrontaciones” , ha sido la respuesta de Barbón tras dejar claro que él no ha pactado este protocolo con el Partido Popular, sino con un alcalde que ha sido elegido democráticamente.

Aunque él no haya elegido a Canteli, Barbón ha dicho que los números son los que son, que es el máximo representante de los ovetenses y que como presidente respeta a los alcaldes, sean del partido que sean, como también lo haría con uno de Podemos, en el caso de que los tuviera.

Cadena humana en defensa de La Vega. Foto: Alisa Guerrero.

Barbón ha asegurado que no se plantea ser sectario ni negociar solo de acuerdo a posiciones ideológicas o con quienes comparten su ideología, algo que en su opinión sí que hace Podemos: “Quieren ser sectarios con los gobiernos municipales de signo diferente y eso demuestra por qué no están preparados para gobernar Asturias”.

Tras afirmar que Vox y Podemos son los partidos que más antipatías generan entre los ciudadanos de la capital, ha recordado que tanto el anterior gobierno como el actual han querido siempre adquirir La Vega, que ésta no es patrimonio de los ovetenses, sino del Ministerio de Defensa desde 1860, y que al ser suelo público no se puede regalar.

Con estas premisas, ha afirmado que su Gobierno ha buscado facilitar el acuerdo y que con su intervención se consiguió reducir la edificabilidad en ese espacio en más de 1.300 viviendas y que un 30% de las que se levanten sean de protección.

Una de las infografías de Salvemos La Vega.

Previamente, Menéndez Salmón había criticado que ese acuerdo no contemplase el mantenimiento íntegro del patrimonio de La Vega y se había preguntado si ese “pacto entre el PSOE y el PP” es el más adecuado para los intereses de Oviedo.

El diputado morado, que reclamó también un papel más relevante para la Universidad de Oviedo, también se preguntó si no le causaba sonrojo que el protocolo previese la construcción de mil viviendas en La Vega cuando en los últimos 15 años se han edificado 500.

“Lo que estipula el protocolo de forma velada es que las inversiones públicas van a sustentar el negocio inmobiliario privado”, ha añadido Fernández Salmón, que se ha preguntado quién ha asesorado al Principado desde el punto de vista patrimonial y urbanístico.

En relación con este asunto, el pleno ha debatido además una moción de Foro que pedía al Gobierno suspender “de inmediato” cualquier negociación con el Ministerio de Defensa y el Ayuntamiento de Oviedo hasta constatar que no existía ningún agravio comparativo respecto al acuerdo alcanzado con la Universidad de A Coruña y reclamar del Gobierno central la devolución a la corporación ovetense del terreno adscrito al convenio de Santa María de la Vega, cedido en 1856. “Luego puede ser tarde, no podemos desaprovechar esta oportunidad”, ha advertido el portavoz, Adrián Pumares, quien ha pedido al pleno “poder aprovechar las oportunidades que la Fábrica de La Vega ofrece a Oviedo y a Asturias en materia cultural, industrial, tecnológica, de creación de empleo”.

Foro ha contado con el apoyo de Podemos, IU y Vox, que coinciden en ver una operación especulativa el protocolo pactado sobre La Vega, mientras que la han rechazado el Grupo Mixto y el PSOE junto a PP y Ciudadanos -socios de gobierno en el Ayuntamiento de Oviedo-, aunque estas dos formaciones han cuestionado que los socialistas cambien de criterio una vez firmado el acuerdo inicial ante las reticencias mostradas por el que será su candidato en las elecciones municipales de mayo.

La plataforma Salvemos La Vega ha convocado para el próximo 5 de noviembre una manifestación que partirá a las 12:30h de la puerta de la fábrica.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí