El director de la Fundación Cajastur comparecerá en la Junta por el cierre de una empresa en Langreo

Podemos respalda a la emprendedora langreana que se ha visto forzada a cerrar su negocio por las negligencias de la fundación bancaria, propietaria del local

Recomendados

Redacción Nortes
Redacción Norteshttps://www.nortes.me
Te contamos lo ocurrido centradas en la periferia.

Covadonga Tomé y Daniel Ripa acompañaron en Sama a la emprendedora de Vive Wellness, un negocio de gimnasia para madres y embarazadas, que fue llevado al cierre por las negligencias de la Fundación Cajastur. Desde allí, lamentaron la situación de abandono del antiguo Centro de Pensionistas de Sama y creen que podría haber otras actuaciones negligentes similares en Asturias de la Fundación Cajastur.

Para Covadonga Tomé, candidata autonómica, es “inconcebible que la caja de ahorros de todos y todas se dedique a hacer la vida imposible a las emprendedoras de nuestra tierra. Han sido años de suplicio para la propietaria de este negocio, con inundaciones y cierres de actividad constantes y con una negligencia absoluta por parte de la Fundación, donde hay representación pública, en solucionar sus necesidades”. La dirección de la Fundación, para Tomé, ha estado “en paradero desconocido a la hora de buscar soluciones para mantener una actividad única en Langreo”.

Mayte Montes, fundadora de Vive Wellness, reunida con Daniel Ripa y Covadonga Tomé. FOTO: Alisa Guerrero

Recuerda que “lo que comenzó como un cuento de hadas de poder tener un local para un negocio que había sido premiado por su innovación y labor social, como Emprendedora del Año en Langreo y con un centro de salud y gimnasio especializado en recuperación de suelo pélvico y gimnasia para embarazadas, ha terminado de la peor manera posible.

La emprendedora pasó estos años más tiempo cerrada que abierta: sufrió la ruptura de una bajante comunitaria, que inundó las salas del gimnasio durante dos meses en 2018, otros dos meses de inundaciones en 2019, y otra avería en 2022, que la ha llevado definitivamente a bajar la persiana porque la Fundación no quiso solucionar la avería ni arreglar las tuberías, sólo puso parches, lo que llevó al ayuntamiento a retirar el permiso de actividad por la insalubridad. La Fundación ni asumió las reparaciones ni el lucro cesante que sufrió por estar obligada al cierre y ahora encima demandan pagos ocultos fuera de lugar, además de negarse a realizar las indemnizaciones”.

La pediatra valdesana señala que “me produce profunda tristeza ver en qué se ha convertido la Obra Social de nuestra Caja y en qué situación se encuentra el antiguo Centro de Pensionistas de Sama. Haberlo visitado, en total abandono, me ha puesto los pelos de punta. Pedimos a la Fundación Cajastur que reconozca el daño causado y permita emprender a esta emprendedora una nueva vida, después de destrozársela durante años”. Tomé cree que “la Fundación Cajastur, desde el paso de Cajastur a manos privadas, ahora en Málaga, sólo ha visto deteriorarse su labor. Cerraron los centros de pensionistas, se acabó con su obra cultural -desconociendo dónde están las obras de arte- y sólo es reconocida por su falta de transparencia”.

Daniel Ripa, por su parte, ha registrado en la Junta la comparecencia en la Comisión de Hacienda de la representante de la Junta General en la Fundación Bancaria Cajastur, Dña. Adonina Tardón, del Director General de Fundación Cajastur, D. Carlos Siñeriz de Paz, y del presidente de la Fundación Bancaria, César Menéndez Claverol, en relación a la situación del alquiler del local de la Fundación Cajastur en Langreo al negocio de Vive Wellness. Desde su punto de vista, “las presuntas negligencias de la Fundación han abocado al cierre del negocio, que atendía a más de 100 madres y mujeres embarazadas, haciendo una labor única en el concejo”.

Ripa ha registrado otra pregunta dirigida a la Consejera de Hacienda sobre si considera que la Fundación Cajastur está dificultando el desarrollo económico dentro de las propiedades con las que cuenta en su patrimonio, tras obligar al cierre a la emprendedora de Langreo propietaria del negocio de Vive Wellness, que hacía gimnasia con mujeres embarazadas y madres, debido a la presunta negligencia en la reparación del local de su propiedad que ella tenía alquilado. Ripa busca también recopilar información sobre “otras actuaciones similares de la Fundación Cajastur en el territorio con otros emprendedores, ya que podríamos encontrarnos ante una práctica habitual de la Fundación”. En su opinión, hay que decir “¡Basta ya!” al expolio de la antigua Cajastur y al maltrato que están sufriendo los asturianos y asturianas ante una caja de ahorros que fue pública y cuya fundación sigue siendo propiedad de la Junta General y del Ayuntamiento de Gijón.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí