Cambia Avilés pide un acuerdo para impulsar la recuperación de la muralla medieval

La confluencia propone al Ayuntamiento que negocie con los propietarios de inmuebles para que el proyecto no se eternice.

Recomendados

Redacción Nortes
Redacción Norteshttps://www.nortes.me
Te contamos lo ocurrido centradas en la periferia.

Cambia Avilés ha pedido este lunes llegar a un acuerdo con los propietarios afectados por el plan de recuperación de un tramo de la antigua muralla medieval, a fin de evitar procesos judiciales que pondrían en peligro esta importante operación urbanística.

La portavoz del grupo mayoritario en la oposición, Sara Retuerto, y su compañero de grupo Agustín Medina han convocado una rueda de prensa en la calle de La Muralla, en el lugar donde está prevista la recuperación de un paño de la antigua fortificación, para expresar su preocupación por el desarrollo de este proyecto.

El estudio de detalle del plan cosechó varias alegaciones de propietarios de los inmuebles afectados por este proyecto, que ha obligado al reinicio de todo el proceso.

Medina ha expresado su temor de que, como consecuencia de esas alegaciones, el proyecto termine judicializándose, poniendo en peligro la actuación, por lo ha exigido a gobierno local que llegue a un acuerdo con las partes para evitar escollos y salvar, además, las subvenciones concedidas para la ejecución del plan.

El plan para la recuperación de un tramo de la antigua muralla medieval está a la espera del correspondiente dictamen de la Comisión del Patrimonio Histórico-Artístico del Principado, para poder resolver después las alegaciones presentadas por los propietarios de los inmuebles afectados.

La aprobación definitiva de este estudio de detalle es condición previa necesaria para la posterior ejecución de cualquiera de las actuaciones planteadas para el ámbito del enclave de Las Alas-La Muralla.

La actuación afectará a un área de 4.239 metros cuadrados repartidos en dos ámbitos situados en las calles de La Muralla y Las Alas. En el primero de los ámbitos, situado en el tramo final de la calle de La Muralla, se verán afectadas cinco construcciones que serán derribadas con el objetivo de crear una franja de terreno diáfana que permita visualizar el paño de la muralla en este punto, ampliando la acera y habilitando una zona ajardinada.

También se habilitará un equipamiento para permitir la conexión peatonal entre la calle de La Muralla y el área que rodea el ábside de la antigua iglesia de los Padres Franciscanos y la capilla de los Alas, salvando la diferencia de altura.

Para el ámbito configurado en torno a la calle de Los Alas y parte de la de El Muelle, se propone una reordenación teniendo en cuenta el trazado de la muralla medieval con la generación de un espacio para contemplar los restos de la histórica fortificación. 

Actualidad