El 78% de los residuos asturianos sigue sin llegar separado a COGERSA

Las cifras, malas para los ecologistas, y "optimistas" para el Gobierno, están muy lejos de lo que marca la Ley para 2035: al menos un 65%.

Recomendados

Redacción Nortes
Redacción Norteshttps://www.nortes.me
Te contamos lo ocurrido centradas en la periferia.

COGERSA gestionó el año pasado 101.976 toneladas de desperdicios clasificados y depositados por la ciudadanía en los contenedores de recogida separada o en la red de puntos limpios, cantidad que equivale al 22,6 por ciento del total de residuos municipales tratados y supone una mejora del 0,8 por ciento respecto al ejercicio anterior.

Este incremento es el resultado, fundamentalmente, de una subida del 9,26% en los biorresiduos y en los envases de vidrio del contenedor verde.

En los contenedores amarillos y azules se registró un descenso del 1,5% y del 4,20%, respectivamente, en la comunidad.

En total, los ayuntamientos reciclaron 16.286 toneladas de envases ligeros, 23.953 de papel y cartón, 18.249 de vidrio, 9.819 de materia orgánica, 9.270 de restos vegetales, 15.292 de muebles y 9.017 de otros desechos.

Estos datos se han hecho públicos este martes en la reunión de la comisión delegada de la entidad supramunicipal, presidida por el vicepresidente y consejero de Administración Autonómica, Medio Ambiente y Cambio Climático, Juan Cofiño.

En la recogida selectiva, 12 de los 78 concejos se sitúan por encima de la media de Asturies, con Yernes y Tameza y Xixón a la cabeza, con un 32,49% y un 30,53%, respectivamente.

Les siguen Coaña (29,85%), Carreño (28,57%), Oviedo/Uviéu (27,88%), Castropol (27,64%), Llanera (27,14%), Tapia de Casariego (26,27%), Llangréu (24,94%), San Martín de Oscos (24,19%), El Franco (23,79%) y Santa Eulalia de Oscos (23,16%).

Por primera vez, la estadística se ha elaborado siguiendo los parámetros establecidos la Ley de Residuos y Suelos Contaminados para una Economía Circular, que entró en vigor en abril de 2022 y descarta incluir en el cómputo los residuos de construcción y demolición.

En dicha norma se establecen unos objetivos que orientan el marco de trabajo y de cooperación del consorcio y los ayuntamientos, ya que en 2035 el porcentaje de residuos municipales reciclados debe alcanzar el 65%.

Vertedero de Cogersa. Foto: Cogersa.

De este porcentaje, al menos el 50% en peso debe corresponderse con residuos separados en origen.

El vicepresidente ha afirmado que el esfuerzo que se está realizando en la organización y financiación de nuevos servicios de recogida separada y reciclaje “permite ser optimistas y decir que Asturias está en disposición de cumplir con los objetivos que marca la normativa europea”.

En este sentido, Cofiño se ha referido a la nueva planta de clasificación de basura bruta (fracción resto) de Cogersa, que entrará en funcionamiento este año y permitirá aumentar significativamente las tasas de reciclaje.

Así, se prevé la recuperación de unas 76.000 toneladas de maderas, plásticos, férricos y otros, por el procedimiento mecánico-biológico de la instalación, cantidad que se sumará a las que separan la ciudadanía y las empresas. 

Críticas de Ecoloxistes n´Aición

Desde Ecoloxistes n´Aición se consideran malas cifras que revelan un estancamiento de la política de gestión de residuos. Para Paco Ramos los fallos están principalmente en la separación de residuos orgánicos, ya que el cubo marrón apenas está desarrollado en la comunidad, y en la “ingente cantidad de plásticos que seguimos produciendo”. En opinión del portavoz de la entidad ecologista, “el Gobierno asturiano necesita tomarse en serio el reciclaje y dejar de apostar por la incineración encubierta, como intentó en La Pereda y ahora está tratando de hacer con la planta de pirólisis del Musel”.

Para Ramos las cifras revelan que “estamos muy lejos de cumplir los objetivos que marca la Ley de Residuos y Economía Circular”.

Actualidad