“Las transferencias ferroviarias pueden ser el paso previo a la privatización”

José Luis Ordóñez, de la Coordinadora en Defensa del Tren, considera más importante que la titularidad la inversión pública.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

Lleva años siendo el rostro visible del movimiento social en defensa del tren, José Luis Ordoñez, geólogo y especialista en política ferroviaria, es el portavoz de la Coordinadora Estatal en Defensa del Ferrocarril Público y Social. Afincado en Segovia, esta semana estuvo en Asturies para hablar de la crisis ferroviaria invitado por Asturies pol Clima. Participó en un acto en Xixón y en una concentración en Uviéu, y defendió en ambos los ceses adoptados en el Ministerio de Transporte.

Para Ordóñez la crisis de los trenes para Asturies y Cantabria no es un caso aislado o “un fiasco”, sino un síntoma revelador de “un fracaso de la política ferroviaria”. Para el activista, España ha concentrado sus esfuerzos en la alta velocidad, “desatendiendo las cercanías, que son los trenes que realmente vertebran el territorio”. El coordinador considera que en un escenario de cambio climático las cercanías y el tren en general deben jugar un papel todavía más importante en la lucha contra el calentamiento global, al ser el medio de transporte más eficiente y que menos territorio consume.

José Luis Ordoñez en la concentración a las puertas de la Junta. Foto: Iván G. Fernández

Preguntado por la polémica sobre la transferencia o no de las competencias ferroviarias a las autonomías, Ordoñez ha matizado el entusiasmo de quienes ven ellas la solución a los problemas del tren. “Sin medios y materiales nuevos no se puede dar un servicio de calidad aunque se gestione desde la comunidad” ha advertido el portavoz, que considera que aunque el Euskotren sea un buen ejemplo de lo que se debe hacer, en comunidades como Madrid o Andalucía “las transferencias pueden ser el paso previo a la privatización”. Su posición coincide con la de los sindicatos, que temen la pérdida de poder de los trabajadores para defender el servicio público en caso de que se vuelva a dividir Renfe por autonomías. Frente a ello defienden una gestión autonómica pero manteniendo la unidad de la empresa pública.

Para Ordoñez lo urgente a día de hoy es asegurar las inversiones públicas para renovar trenes e infraestructuras y contratar nuevos maquinistas.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

https://www.nortes.me/wp-content/uploads/2023/03/300x486.gif